Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bustamante alimenta su culebrón amoroso en ‘Bailando con las estrellas’

El cantante intenta recuperar su carrera profesional en el programa de La 1 a la vez que juega con su relación con una bailarina rusa

David Bustamante
David Bustamante y Yana Olina. GTRES

David Bustamante ha convertido su participación en el programa Bailando con las estrellas de La 1 en todo un culebrón amoroso. Casualidad o no, el destino le ha emparejado con la bailarina Yana Olina y ellos alimentan el morbo simulando que se esconden de la prensa cuando van por la calle pero haciendo declaraciones en el programa. Su presencia en la pantalla se convierte en el minuto de oro de un programa, que por otra parte está pasando por la parrilla televisiva sin pena ni gloria.

Al son de una de Feliz, una de las canciones más famosas del cantante la pareja bailó en la última entrega del programa. "Hemos vuelto al sitio que tocaba, ella es una profesional", dijo Bustamante. "Estoy muy contenta por cómo lo ha resuelto y me ha seguido. Tenemos muy buen feeling", añadió Yana. Se referían a un problema con unos globos durante la coreografía. Yana Olina es una bailarina de origen ruso de 30 años, actual bicampeona de España en la categoría absoluta de diez bailes, semifinalista de Europa y del Mundo en 2018, entrenadora titulada, juez nacional y directora de competiciones.

Yana Olina y Bustamante se abrazan tras su actuación.
Yana Olina y Bustamante se abrazan tras su actuación. GTRESONLINE

El jurado les valoró bien aunque Joaquín Cortés, uno de sus miembros, reconoció que había echado en falta la pasión del primer día. "El martes pasado os vi más pasionales. Estabais en un momento tango lleno de miradas, pasión, había fuego...", dijo el bailarín. Bustamante tomó entonces la palabra para rebatirle. "Es que era un tango y Feliz, como la he escrito yo, sé lo que quiere decir. No es el amor desde la pasión, es desde lo dulce, desde el amor verdadero... de querer a una persona, cogerla de la mano y mirarla a los ojos simplemente", explicó.

Y pese a que dice no querer hablar del asunto, Bustamante siguió engordando el culebrón. "La semana pasada fue un sueño, no pude empezar mejor. Me sentí feliz, abstraído... por un momento no había nadie", comentó en un vídeo previo a su baile. "Esta semana está siendo dura porque me gustan los bailes de peso y en el jive hay que flotar como las mariposas y no se me da igual de bien", aseguró. Y volvió a insistir en el buen equipo que hace con Yana. "Es genial, cada dos por tres tenemos que parar de ensayar de la risa. Creo que hacemos una pareja espectacular. Hemos llegado a un punto en el que trabajamos muy duro, pero lo pasamos muy bien", contó.

Tras su separación de Paula Echevaria con quien ha estado 13 años, Bustamante intenta recomponer su maltrecha carrera profesional y también su vida personal.