Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presa icono palestina, el parlamentario ultra y Twitter

La red social bloquea a un diputado israelí por parlamentario por desear “un balazo en la rodilla” a Ahed Tamimi

El diputado ultranacionalista israelí Bezalel Smotrich.
El diputado ultranacionalista israelí Bezalel Smotrich.

De poco sirve quejarse. Es sabido que en el mundo paralelo de las redes sociales todos estamos expuestos al escarnio. Aunque aún quedan algunas líneas rojas, incluso para quienes gozan de inmunidad parlamentaria. Lo ha comprobado el diputado ultranacionalista israelí Bezalel Smotrich, a quien los responsables de Twitter han bloqueado su cuenta temporalmente por haber deseado que recibiera “un balazo” la adolescente palestina Ahed Tamimi, condenada a ocho meses de cárcel por haber abofeteado a un soldado en la puerta de su casa en Cisjordania y convertida en un icono para su pueblo.

Smotrich, de 38 años, es vicepresidente de la Knéset (Parlamento) por el partido nacionalista religioso Hogar Judío, integrado en la coalición que sostiene al Gobierno de Benjamín Netanyahu. Habitual polemista en la redes sociales, se hizo célebre hace dos años al rechazar que las mujeres judías —su esposa estaba dando a luz entonces al sexto hijo del matrimonio— y las árabes israelíes compartieran habitación en los hospitales públicos.

En un tuit difundido el pasado fin de semana, el diputado sostuvo que, en lugar de cumplir la pena de cárcel, Tamimi, de 17 años, “debería haber recibido un balazo, al menos en la rótula de la rodilla (...) así permanecería en arresto domiciliario para el resto de su vida”.

El lunes, el polémico parlamentario recibió un mensaje interno de Twitter en el que se le informaba de que había violado las normas de conducta establecidas y de que su cuenta iba a quedar bloqueada durante 12 horas. Entre los contenidos prohibidos figura expresar deseos de que se atente contra la integridad física de alguien. Cuando Smotrich reanudó al día siguiente su actividad en esta red, el tuit sobre Ahed Tamimi ya había desaparecido.

El diputado de Hogar Judío —partido que concentra el voto de los 600.000 colonos israelíes en Cisjordania y Jerusalén este, bajo ocupación militar desde 1967— no interrumpió, sin embargo, sus mensajes a través de Facebook, donde calificó a la joven palestina encarcelada de “terrorista que amenaza la seguridad de los ciudadanos”.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.