Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reflexión anónima sobre ‘niñatos malcriados’ que triunfa en las redes

Un texto colgado en el tablón de anuncios de un centro de salud de Pontevedra se hace viral. El autor los decribe como "niñatos de 10 años con móviles de 600 pavos"

¿Estamos criando niños malcriados?
¿Estamos criando niños malcriados?

Una reflexión anónima sobre cómo puede influir negativamente en la educación de los hijos una sociedad como la actual, que bombardea ya a los preadolescentes con contenidos materialistas y de consumo, que parecen primar por encima de los valores éticos, morales y humanísticos, se ha hecho viral en las redes sociales. La fuente de transmisión ha sido una usuaria del ambulatorio del barrio de Seixo, en Marín (Pontevedra), Erun Pazos. Una mañana, mientras esperaba ser atendida por su médico de cabecera y echaba una ojeada al tablón de anuncios del centro, se fijó en una misiva que llamó su atención y luego colgó en su Facebook.

“Dale a tus hijos amor, cariño, educación, respeto y sabiduría, lo demás lo conseguirán por sí mismos”, concluye el comentario anónimo que revolucionó las redes sociales en pocas horas. El texto en cuestión ha abierto un profundo y viejo debate sobre dónde deben marcar los límites los padres para no dar a los hijos todo lo que piden y evitar así que sobrevaloren lo material de la vida por encima de todo.

El comentario viral arranca con una descripción muy crítica de cómo evoluciona el perfil de los jóvenes consumidores de hoy en día, desde las edades más tempranas hasta la mayoría de edad: “Niñatos de 10 años con móviles de 600 pavos, crías de 15 con extensiones de pelo de 500 euros, imberbes de 18 con cochazos de 24.000 euros, gafas de sol de 300 pavos, pantalones de 200 euros, zapatillas de 150 euros, estudiantes que se pagan unos viajes al extranjero por 1.500 pavos a países donde sus padres no irán jamás en la vida”.

Así invita a la reflexión el texto compartido por esta usuaria de Facebook, aunque, al parecer, fue un trabajador del propio ambulatorio del Sergas (Servicio Gallego de Salud) el que lo clavó en el corcho de los anuncios y que habría rescatado de Internet, según indicaron fuentes del centro médico sorprendidos por la repercusión que este gesto ha tenido.

El “anónimo” sigue criticando duramente la educación que reciben los jóvenes frente a una sociedad materialista y de consumo desmedido. “Y mientras los padres o sin trabajo, o con trabajo, con sueldos de mierda, con la misma ropa año tras año, sin ir de vacaciones y con coches de hace 20 años... A mí no me vale eso de le doy a mi hijo todo lo que yo no he tenido. A mi me vale lo de cuando seas padre comerás huevos”.

Termina la misiva con otra reflexión dirigida a los progenitores, dando las claves de una “buena educación” que evoca los valores del pasado que los jóvenes están perdiendo por el camino: “Les damos la libertad de decidir que no tuvimos, les damos estudios que no tuvimos, vacaciones que no tuvimos y muchas más cosas que nosotros solo pudimos soñar. Esa es la buena educación. Lo demás es malcriarlos... y deformar la realidad de sus vidas, ya que vivirán más acomodados de niños que de adultos”.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información