Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Google, no soporto a mi pareja” y todo lo que buscas mientras el otro duerme

Las consultas que afectan a las relaciones de pareja aumentan por las noches

Google es el nuevo terapeuta.
Google es el nuevo terapeuta.

Que te pongan los cuernos debe ser algo bastante difícil de superar, imagino que más que ponerlos. Lo que está claro es que los problemas de pareja existen desde que existe el amor, o más bien el desamor. Lo primero y el sexo son esas cosas que casi todo el mundo busca en la vida y, desde hace dos décadas, en Google. Sí, en los últimos años el buscador de buscadores se ha convertido en el nuevo encargado de dirigir las terapias de pareja online. Porque desde que nuestra mano es un móvil, no hay amigo que lo sustituya —sobre todo a las dos de la madrugada—.

La búsqueda por voz y los asistentes móviles como Siri han hecho que con solo decir unas palabras mágicas alguien nos ofrezca alguna respuesta. Algunos estudios afirman que en 2020 la mitad de la población utilizará esta posibilidad más allá de la broma y el “hola Siri, ¿tienes pareja?”. El caso es que la intimidad de nuestras consultas, y un poco de egocentrismo, no paran de crecer, aumentando en ellas la presencia del “mi” o el “yo”. Es decir, cada vez tenemos más confianza con Google y nuestros comentarios en su barra de búsqueda bien podrían escucharse en otra barra, la de un bar.

En esta época donde lo millennial triunfa, buscar se ha postulado como una actividad primaria que se ha extendido a todo ser humano con smartphone. Desde que nos despertamos hasta que nos acostamos, buscamos hasta la saciedad. Es en esa rutina donde trasladamos nuestro caos mental a las pantallas y le pedimos “consejos para la vida” y algunos “consejos de amor”. Aquí, en este punto, es donde Cupido contrata a Google. Y a través de sus herramientas de palabras clave descubrimos lo que busca la gente sobre sus relaciones de amor —en todas sus esferas—.

Las consultas que hacemos muestran la cruda realidad de las parejas: por un lado, el deseo y la conquista —o reconquista—, y por otro lado, la indiferencia y el desamor. Las dudas crecen cuando se trata de una relación y eso se demuestra en la cantidad de veces que le decimos a Google “necesito ayuda”, incluso “tu ayuda”, porque ahora el tercero en discordia es él —y comparte cama contigo—. Y es que entre un “mi pareja me engaña” y un “cómo ver el WhatsApp de mi pareja”, hay unas cuantas noches sin dormir. Está comprobado —lo dice la gráfica de Google Trends—, cuando más se busca sobre la persona con la que duermes es por la noche, en la cama.

Así, con nocturnidad y alevosía, es como además de encontrar los mensajes de amor y las felicitaciones más bonitas del mundo en el buscador, sacamos toda la verdad que llevamos dentro: "mi pareja me engaña", "cómo dejar a mi pareja", "no soy feliz con mi pareja", "no soporto a mi pareja", "mi matrimonio no funciona" o "mi pareja me habla mal". Quién iba a imaginar que Google iba a saber exactamente en qué punto empieza a desmoronarse una relación. Un momento en el que confesamos eso que no nos gusta: "mi pareja no me desea", "mi pareja no quiere tener hijos" o "mi pareja me ignora".  Incluso aquello que imaginamos: "soñar que mi pareja es infiel" y "cómo saber si mi pareja es gay".

Google no solo está ahí como paño de lágrimas, también cuenta con otro papel principal: compartir con el mundo todo lo que sabe. Por eso, también le preguntamos cosas para salir adelante: "cómo hacer el amor con mi pareja", "cómo recuperar a mi pareja", "mensajes de buenos días para mi novia largos" o "imágenes de reconciliación". A veces, directamente le pedimos que nos diga cómo es la persona perfecta para nosotros con un pretencioso "mi pareja ideal". En este sentido, lo sencillo triunfa: "mi novia me ha dejado", "salvar mi matrimonio", "superar infidelidad" y, por favor, "frases de apoyo".

No solo buscamos lo malo, también nos empeñamos en poner en manos de Google la creatividad. Por eso, le pedimos que nos dé ideas para sorprender a nuestra pareja y que nos diga cosas básicas como: "apodos cariñosos", "frases cortas y bonitas", "tarjetas de amor", "frases de buenas noches", "preguntas para mi novio", "cartas" e incluso "bromas". En fin, que en tiempos de Google, cualquier blog o vídeo de YouTube puede estar detrás de esa gran vez que te pidieron matrimonio "por sorpresa". Sí, Google lo sabe todo sobre tu relación.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información