Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obstruccionismo ruso

Moscú no permite el acceso de inspectores de armas químicas a Duma

Un soldado ruso patrulla por Duma, a las afueras de Damasco.rn rn
Un soldado ruso patrulla por Duma, a las afueras de Damasco. AFP

Desde que se produjo el ataque con armas químicas en la ciudad siria de Duma el pasado 7 de abril, Moscú ha estado negando la implicación del régimen sirio en la acción que causó decenas de muertos, entre ellos numerosas mujeres y niños. De hecho, medios rusos han ido más lejos y han estado repitiendo sistemáticamente la tesis de que se trata de un montaje de la oposición que combate la dictadura de Bachar el Asad. Han asegurado, por ejemplo, que los niños que aparecían con convulsiones en realidad temblaban de frío porque los tenían desnudos.

Siguiendo esta línea de argumentación, resulta sorprendente que ahora tanto Rusia como Siria hayan negado el acceso a Duma a los inspectores enviados a Siria por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Alegan “asuntos de seguridad que todavía hay que resolver”. Los inspectores llegaron a Damasco el sábado y desde entonces están listos para comenzar inmediatamente su labor.

En su momento, la UE exigió inspectores sobre el terreno que aclararan los hechos antes de pronunciarse sobre posibles sanciones o acciones militares. Y con posterioridad al bombardeo de objetivos en Siria, realizado en la madrugada del pasado sábado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, los ministros de Exteriores de los 28 han preferido, en aras del consenso, “entender” antes que respaldar sin fisuras la operación militar aliada.

La UE tiene razón al señalar que las acciones militares, para ser eficaces, deben ir acompañadas de iniciativas diplomáticas. Rusia, que apoya a El Asad, se ha comprometido en varias ocasiones a lograr el desmantelamiento de los arsenales químicos sirios. Pero el dictador sirio ha hecho caso omiso. Europa debe presionar a Rusia, incluso con sanciones, para que Siria permita el acceso a los inspectores a Duma y para que desmantele definitivamente los arsenales de armas químicas utilizadas por las tropas de Damasco.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.