Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué te morirás antes que tu vecino de abajo, y otras intrigas del día a día que responde la ciencia

Una generación de científicos 'youtubers' acumula seguidores gracias a hacer divertido algo aparentemente complicado. Te vamos a convencer con estos once dilemas

ciencia
¿Por qué un robot salva antes la vida de un hombre de 83 años que de un niño de tres? La ciencia lo responde. En la imagen, Robin Williams, a la izquierda caracterizado de robot, y Sam Neill en la película 'El hombre bicentenario' (2000).

¿Ponerte una vacuna te resultaba más entretenido que una clase de física y química? ¿La tabla periódica te parecía un instrumento diseñado para la tortura? Eso es porque cuando estudiabas no existía YouTube ni, probablemente, José Luis Crespo. Este joven manchego de 24 años que ha logrado que la física sea la PlayStation de las asignaturas escolares gracias a su canal de YouTube Quantum Fracture. "Cualquier cosa que se te ocurra, que veas o te pase, ahí hay material [y por material se refiere a mucha ciencia]. Me apasiona la física porque te permite llegar al porqué más profundo de las cosas", explica Crespo, que ha sabido trasladar este entusiasmo a unos vídeos que están a punto de llegar al millón de seguidores.

¿La clave? Un desparpajo a la hora de hablar de ciencia, ecuaciones y números infinitos que logra que sintamos casi la misma emoción que nos invade cuando vemos un nuevo capítulo de Juego de tronos. Eso y promesas tan atractivas como que los viajes en el tiempo no están tan lejos de convertirse en una realidad. "Es inevitable que acabemos viajando al futuro", asegura este licenciado en física que ha hecho de su marca en YouTube su principal fuente de ingresos. "No vivo de YouTube, pero si de ser youtuber", señala. Y esto, ¿qué quiere decir? "Básicamente, que gracias a formar parte de YouTube acudo a eventos comerciales, colaboro con marcas y con plataformas como Flooxer...".

A pesar de que en 2011, cuando Crespo llegó a YouTube o YouTube llegó a Crespo, apenas había canales divulgativos de ciencia en España, actualmente la oferta ha crecido. Unicoos, el canal donde David Calle (Madrid, 1972) ha ayudado a millones de alumnos a aprobar sus exámenes de física y química o matemáticas, es otro de los grandes éxitos científicos de Internet. Calle abrió el canal en 2012 con la intención de ayudar a aquellos alumnos que iban más atrasados en clase. Hoy supera el millón de suscriptores, Forbes le considera una de las personas más creativas del mundo, el año pasado quedó finalista en el Global Teacher Price (concurso que elije al mejor profesor del mundo) y acaba de publicar el libro Cuánto pesan las nubes.

Javier Santaolalla (Islas Canarias, 1982) es otro ejemplo patrio de que en YouTube se pueden hacer más cosas además de hablar de videojuegos o moda y belleza y triunfar en el intento. Ingeniero de Telecomunicaciones y doctor en física, Santaolalla se enganchó a esta temática cuando descubrió que podía responder a preguntas de ciencia ficción. "Estudiando física sentía que estaba haciendo algo importante. Por eso decidí compartirlo con el resto del mundo a través de mi canal de YouTube Date un Voltio", afirma el canario.

Juntos han dado respuesta con bases científicas a cuestiones tales como: ¿por qué tu vecino de abajo va a vivir más que tú? o ¿por qué un robot salva antes la vida de un hombre de 83 años que de un niño de tres?

Comenzamos...

¿Por qué seremos capaces de viajar a Marte, pero nunca construiremos un muro de hielo como el que protege los Siete Reino de Los Caminantes Blancos en 'Juego de tronos'?

El físico Martin Truffer, de la Universidad de Alaska Fairbanks, se percató de que replicar el famoso muro de hielo de Juego de tronos fuera de un mundo de fantasía es imposible. Veamos por qué. El muro de Juego de tronos cuenta con 244 metros de altura y está construido de puro hielo, materia que, como todo el mundo sabe, tiene una tendencia natural a deformarse. En el libro Cuánto pesan las nubes, David Calle explica que Fairbanks llegó a la conclusión de que está construcción, debido precisamente a la tendencia del hielo a deformarse, necesitaría una base 40 veces más ancha que su altura para soportar su propio peso. Lo que se traduce en 8,5 kilómetros de base. “Pero aun asumiendo que esto fuera posible, el ángulo de las paredes del muro podría escalarse fácilmente y Los Caminantes Blancos habrían llegado a Invernalia sin mayores complicaciones”, asegura Calle.

A pesar de que aún suena a película de ciencia ficción, que los humanos visiten Marte es más factible que construir un muro de hielo como el de la serie de la HBO. Elon Musk ha dado el pistoletazo de salida a su carrera espacial y ya trabaja en el Big Fucking Rocket (BFR), el vehículo que, según él, llevará a los humanos al planeta rojo. Si todo sale como el fundador de Tesla espera, el BFR volará por primera vez en 2019. Además de transportarnos a Marte, en un futuro podría realizar trayectos como Nueva York-Shanghai en solo 30 minutos.

¿Por qué tu vecino de abajo va a vivir más que tú?

“La Teoría General de la Relatividad (1915) de Einstein explica el Universo a gran escala ligando las fuerzas gravitacionales a la geometría del espacio-tiempo”, explica David Calle en su libro. ¿Te suena a chino? Lógico. Pero lo vas a entender enseguida. “Una de las consecuencias de esta teoría es que los relojes van más lentos cuando viajan a gran velocidad y cuando están en un campo gravitatorio más fuerte. Es decir, irán más lento en un sótano que en un ático, ya que el campo gravitatorio de la Tierra disminuye según nos alejamos de su centro”, continúa el ingeniero en telecomunicaciones. Efectivamente, si vives en un bajo estás de suerte, ya que el tiempo se ralentiza cuanto más abajo te encuentras.

¿Por qué un robot salva antes la vida de un hombre de 83 años que de un niño de tres?

Tal y como muestran películas como Yo, Robot (inspirada en las obras de Asimov), el desarrollo de la inteligencia artificial ha traído consigo grandes dilemas morales. En la cinta, protagonizada por Will Smith, un robot decide salvarle la vida a él en vez de a una niña de doce años involucrada en el mismo accidente. Por qué. La niña tiene heridas más graves (un 11 % de probabilidades de sobrevivir) que las de Smith (un 45 % de probabilidades). Como el robot no tiene inteligencia emocional, se decanta por salvar a Smith, que es el que está menos grave. "Los humanos somos un 85 % de inteligencia emocional, algo que los robots, por el momento, no tienen. Esta carencia provoca que diariamente se plateen dilemas parecidos en el diseño de todo tipo de algoritmos de inteligencia artificial", señala David Calle. ¿Qué haría un algoritmo si debe elegir entre salvar a dos ancianos o a un niño pequeño? ¿y si tuviese que elegir entre el 80 % de probabilidades de éxito de salvar a un motorista contra el 30 % de un autobús escolar? "Probablemente, este tipo de planteamientos éticos sean la razón por la que la inteligencia artificial no está plenamente integrada en nuestras vidas", opina Calle.

¿Por qué Cristiano Ronaldo se inspiró en Alexander Fleming (descubridor de la penicilina) para marcar la chilena contra la Juventus?

El gol que marcó Cristiano Ronaldo contra la Juventus provocó que incluso la afición del equipo italiano le ovacionara. Pero, ¿qué relación tiene la chilena con el microbiólogo británico Alexander Fleming, que descubrió la sustancia capaz de vencer a muchos de los microorganismos que atacan al cuerpo humano? Esta: una casualidad que te tiene pillar trabajando. "Al igual que Fleming, Cristiano Ronaldo ha logrado un hito (esta vez en la historia del deporte) gracias al azar. El método científico no es algo rígido y muchas veces los descubrimientos se producen por casualidad. Los científicos, como seres humanos que son, también tienen golpes de suerte y descubren cosas de chiripa", explica David Calle.

En 1928, por ejemplo, Fleming descubrió la penicilina tras volver de tres semanas de vacaciones. En el laboratorio había olvidado unas placas de cultivo donde había crecido un hongo que no tenía que estar ahí. Este hongo resultó ser lo que el microbiólogo llamo "penicilina" y abrió la era de los antibióticos cambiando la historia de la medicina. "Es cierto que el conocimiento previo y el arduo trabajo de los científicos les permite darse cuenta de detalles y aprovechar casualidades que a otros les habrían pasado inadvertidos. El caso de Ronaldo, aplicado al deporte, es similar. Su destreza con el balón y su espectacular preparación física le han permitido marcar un gol improbable. Un tanto cargado de enormes dosis de casualidad, pero solo apto para individuos altamente preparados", argumenta David Calle. 

¿Por qué adivinar el número de lotería premiado es posible?

"El premio de la lotería sale de un bombo lleno de bolas numeradas. La mera elección del número es un mecanismo físico: las bolas ruedan dentro del bombo a una velocidad determinada que produce una fricción entre ellas. Si hubiera alguien en la sala donde se produce el sorteo antes de que saliera el último dígito del bombo (contamos con que los otros números ya han salido y los conocemos, solo habría que adivinar el último) podría valerse de principios de física muy básica para predecir qué bola saldrá. Para ello sería necesario que tuviera un equipamiento especial, como un instrumento de radar muy preciso para calcular la velocidad a la que se mueven las bolas, un ordenador donde hacer simulaciones o una cámara que grabara el proceso para seguir con detalle el movimiento de cada bola, por ejemplo", explica José Luis Crespo, youtuber, cuyo canal Quantum Fractute está a punto de llegar al millón de seguidores. No, descubrir cuál será el número premiado no es apto para todos los públicos. Pero tampoco es imposible. "Además, sería recomendable tener a una persona en una tienda de lotería para que comprara el décimo rápidamente antes de que el último número salga del bombo", matiza Crespo.

¿Cómo es posible hacer invisible un objeto sin trucos de magia?

"El de la invisibilidad probablemente es el súper poder que estamos más cerca de alcanzar. Para hacer invisible un objeto no hace falta ser un mago, solo hay que lograr que la luz no llegue a tocarlo. Esto es porque los objetos no emiten luz, los vemos porque hacen rebotar en ellos la luz de una bombilla o del sol. En este proceso absorben una parte de la luz que reflejan. Los cuerpos invisibles son transparentes y la luz los atraviesa. Por lo tanto, la forma de hacerlos invisibles es haciendo que la luz los rodee. Aunque esto suena más sencillo de lo que es en realidad. La invisibilidad trae de cabeza a muchos científicos, que tienen que usar propiedades ópticas muy extrañas para conseguirla", explica Javier Santaolalla. ¿La buena noticia? No es una quimera, ya se ha conseguido hacer objetos invisibles. ¿La mala? Solamente se ha conseguido con un tipo muy especial de luz: la radiación de microondas. "Para conseguir capas de invisibilidad como la de Harry Potter hay que esperar un poco. Pero todo se andará", puntualiza Santaolalla.

¿Por qué peso menos en Ecuador que en España?

Perder peso sin esfuerzo y sin hacer ningún tipo de dieta es posible. No, no te estamos vendiendo ninguna moto. Javier Santaolalla explica este fenómeno: "Según la ecuación de la gravitación de Newton, cuanto más lejos estamos de los polos menor es la atracción terrestre y, por lo tanto, menor es el peso. Por eso, en Ecuador, donde la atracción terrestre tiene un valor de 9,73 metros por segundo [en los polos es de 9,83 metros por segundo], verás que la báscula marca menos peso". Allí somos un 0,5 % más ligeros.

¿Y por qué peso menos en un ascensor que está bajando?

La Teoría de la Relatividad de Einstein demostró que lo que llamamos gravedad, es decir, lo que pesa una báscula, no es sino el efecto de la desaceleración ante el movimiento natural de caída libre acelerada que se produce en un espacio tiempo curvado por la presencia de la masa de la Tierra. ¿Perdón? "Esto, resumido, quiere decir que en caída libre, donde no hay desaceleración, el cuerpo humano pesa cero", matiza Santaolalla. Y se puede probar de forma sencilla. "No tienes más que subirte a un ascensor con una báscula y bajar. Verás que durante el descenso pesas menos. Será durante poco tiempo, pero, oye, estás perdiendo peso", comenta el doctor en física. Aviso: no pruebes con ascensor que sube al ático porque te puedes llevar un disgusto.

Hablemos de 'Titanic: ¿por qué Rose (Kate Winslet) no podía compartir la tabla con Jack (Leonardo DiCaprio)?

"La respuesta está en la flotabilidad, no es una cuestión de espacio, sino de peso. La madera flota porque es menos densa que el agua. El peso de la madera es menor que el empuje del agua hacia arriba y esto impide que se sumerja. Ahora bien, si se hace presión en la madera su peso aumentará haciendo que se hunda". Sí, tal y como Internet lleva demostrando 20 años, había espacio para que Jack y Rose se agarraran a la puerta de madera que flotaba en el océano, pero la superficie no era suficiente como para aguantar el peso de dos personas.

¿Por qué la fila que eliges es la que avanza más lento?

Igual te suena poco científico, pero este fenómeno tiene una explicación y a esta explicación se llega usando la ciencia. "Si algo puede salir mal, saldrá mal. Aunque parece una frase sacada de un manual de pesimismo, es una de las famosas leyes de Murphy que predicen lo peor que puede pasar en cada situación. Puede sonar a mal de ojo, pero lo cierto es que la ciencia está detrás de muchos episodios donde las cosas no salen bien. Y no, no es mala suerte. Es física", argumenta Santaolalla.

Cuando nuestra fila avanza rápido no reparamos en la gente que no avanza. Sin embargo, cuando somos nosotros lo que estamos en una fila que apenas avanza solo pensamos en la mala suerte que tenemos. "Solo cuando las cosas salen mal reparas en ellas. Cuando salen bien seguro que estás pensando en otras cosas y no las analizas...", afirma el youtuber. "¿No es más probable que estés en la fila donde hay más gente precisamente por eso, porque hay más gente? Es simplemente estadística. En la fila más larga hay más gente, por lo tanto, es probable que en esa fila estés tú", explica Santaolalla.

¿Por qué podríamos levantar un autobús de dos pisos si tuviéramos poderes arácnidos?

Una araña puede levantar 170 veces su peso. Si el ser humano tuviera esta capacidad de la araña y pudiera alzar 170 veces su peso, levantaría con facilidad un autobús de dos plantas como los que circulan por el centro de Londres. Una araña puede recorrer 70 veces por segundo lo que mide su cuerpo. De poder correr 70 veces lo que mide su cuerpo, Usain Bolt –el hombre más rápido del mundo– correría 10 veces más rápido de lo que lo hace. Esto es, habría tardado solo un segundo en completar los 100 metros. Pero como Bolt no es una araña sino un ser humano (eso sí, muy especial) su récord es de 9,58 segundos. Una araña, además, puede saltar 50 veces su longitud. “De poder saltar 50 veces su longitud, el ser humano podría saltar un campo de fútbol", añade David Calle.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información