Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Huawei P Smart, un móvil para las masas

Este dispositivo, con pantalla de 5,65 pulgadas y doble cámara trasera, está diseñado para convertirse en el próximo superventas de la marca

El nuevo terminal de Huawei toma el relevo de los exitosos P8 Lite y P8 Lite 2017 de la firma.

En la actualidad pagamos de media 237 euros por un smartphone nuevo; una cifra razonable que permite acceder a un terminal de gama media con unas prestaciones más que suficientes para la gran mayoría de los usuarios. Y entre los teléfonos con este precio —entre 200 y 300 euros—la competencia es cada vez mayor. De ahí que la diferenciación sea esencial. Partiendo de esta premisa, Huawei ha creado el P Smart, que toma el relevo de los exitosos P8 Lite y P8 Lite 2017 (los más vendidos en España por la firma), y al que ha dotado de dos características propias de los modelos más caros: una pantalla con formato 18:9 y doble cámara trasera.

Análisis y valoración

Huawei P Smart, un móvil para las masas

El Huawei P Smart es un móvil bonito, con un cuerpo de aluminio bien acabado y bordes redondeados. En la mano se siente muy cómodo y sorprende lo ligero que es, aunque sin funda resulta un poco resbaladizo.

En el frontal casi todo lo ocupa la pantalla. Y es que se suma a la moda de las pantallas infinitas: es cierto que no reduce tanto los marcos como los terminales de referencia pero, para un teléfono de este precio, el resultado es muy positivo. Esta superficie de visualización es el doble de alta que de larga consiguiendo que, pese a sus 5,65 pulgadas, el móvil tenga unas dimensiones contenidas. Además, la calidad con la que se muestran las imágenes hace que la situemos en el podio de las mejores pantallas de móviles de gama media: posee resolución Full HD+, buenos ángulos de visualización gracias a su panel IPS, una temperatura de color adecuada y un brillo correcto, entre otros.

En su carcasa trasera destacan dos elementos. El primero es un sensor de huellas situado en la zona central que funciona muy bien. Tanto como el integrado en los modelos de gama alta del fabricante y que, como ellos, también admite gestos para responder llamadas, hacer fotos, detener la alarma…

Desenfocado

Ficha técnica

Pantalla: 5,65 pulgadas, Full HD+ 2.160x1.080 píxeles de resolución (499 ppp), formato 18:9

Procesador: Kirin 659 16nm Octa core, 2.36GHzx4 + 1.7GHzx4

Memoria RAM: 3 GB

Almacenamiento: 32 GB / Ranura para microSD hasta 256 GB

Cámara: Trasera con doble sensor: 13MP + 2MP. Frontal de 8 megapíxeles

Batería: 3000 mAh

Sistema operativo: Android O + EMUI 8.0

Tamaño: 150,1 x 72,05 x 7,45 mm

Peso: 143 g

Conectividad: Wi-Fi, LTE, Bluetooth

Sensores: GPS/AGPS/Glonass, sensor dactilar, sensor de gravedad, brújula, sensor de luz ambiental, sensor de proximidad

Otros: microUSB, NFC

El otro componente destacado es la cámara. En ella se combinan dos sensores, uno de 13 megapíxeles y otro de solo 2 que asiste al primero para conseguir retratos con el fondo desenfocado (el conocido efecto bokeh). Las fotografías diurnas han sido una agradable sorpresa, ya que con la iluminación adecuada presentan buena nitidez, un equilibrado balance dinámico y una fiel representación de los colores. Como esperábamos, la situación cambia de manera radical cuando oscurece, momento en el que formas y colores empiezan a desaparecer a la vez que se multiplica el ruido.

En cuanto a las realizadas con efecto bokeh, no están muy conseguidas debido a que el efecto es demasiado artificial y abundan los errores en zonas complicadas como el pelo. Sin embargo, los selfies con este efecto, que se realizan a través del software, no están nada mal siempre y cuando haya buena luz.

Sin saltos

En el día a día no hemos experimentado problemas de fluidez con el Huawei P Smart, llegando incluso a jugar a títulos no muy exigentes sin contratiempos. En su configuración encontramos un procesador Kirin 659 de 8 núcleos con 3 GB de RAM que cumplen razonablemente bien. Sin embargo, la navegación por apps y contenidos no es tan positiva. El motivo es que, pese a que integra la última versión del sistema operativo Android, personaliza el interfaz con la capa EMUI 8.0. Ya lo hemos comentado en ocasiones anteriores al analizar dispositivos de Huawei: este software no es muy estable, requiere cierto tiempo de adaptación y, además, incluye multitud de aplicaciones preinstaladas cuya utilidad podemos catalogar de dudosa en la mayoría de los casos.

La competencia

Honor 7X. Reúne las últimas modas: amplia pantalla en formato panorámico, lector de huellas en la parte trasera, doble cámara para hacer fotos con efecto bokeh

Nokia 6 2018. Además de una pantalla de 5,5 pulgadas Full HD, un procesador Snapdragon 630 y 4 GB de memoria RAM, incluye características como la carga rápida.

Moto G5S Plus. Diseñado en una sola pieza de metal, integra dos cámaras traseras con 13 megapíxeles cada una y una frontal con gran angular y flash LED.

Xiaomi Mi A1. Uno de los teléfonos más exitosos de los últimos meses. Además de para desenfocar el fondo de las fotografías, emplea su doble sensor para conseguir un zoom óptico 2X.

Por el contrario, sí está dotado de una característica que nos gusta, y mucho. Esta es la función de pantalla partida, que permite utilizar dos aplicaciones a la vez; algo realmente interesante en una superficie de visualización como la suya, que se divide en dos cuadrados perfectos. Así, podemos responder a mensajes de correo electrónico a la vez que vemos un vídeo de YouTube, por ejemplo.

La autonomía, por último, está en la media y llega al final del día con soltura. Para los casos en los que se necesita un extra, cuenta con dos modos diferentes de ahorro de energía, uno de los cuales reduce los recursos al máximo (limita la velocidad y el rendimiento, las aplicaciones…) para conseguir una eficiencia total. Un último detalle: no hay rastro de puerto USB tipo C y la batería se recarga a través de un anticuado microUSB.

Lo esperado

El Huawei P Smart tiene el listón muy alto, precisamente por tomar el relevo de terminales que se han convertido en todo un referente de la marca china. Tras nuestras pruebas, podemos afirmar que ofrece todo lo que se espera de un smartphone en su rango de precio: un buen funcionamiento, autonomía para llegar al final del día y un manejo cómodo. Lo hace además aportando un par de detalles muy interesantes como una pantalla casi sin marcos y la posibilidad de hacer fotos con el fondo desenfocado, aunque el efecto no sea perfecto.

Conclusión

Lo mejor: Fotos diurnas, rendimiento y relación calidad/precio

Lo peor: Fotos nocturnas y carga a través de microUSB y no USB tipo C

Veredicto: Un digno sucesor de los exitosos P8 Lite y P8 Lite 2017. Brillan su cámara y las fotos que realiza durante el día, aunque las que realiza con efecto retrato son mejorables

COMPRA ONLINE

Huawei P Smart. Pantalla de 5,65 pulgada, Full HD+, 3 GB de memoria RAM, 32 GB de almacenamiento y doble cámara trasera de 13 y 2 megapíxeles.

Compra por 144€ en Amazon

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información