Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
dia mundial contra el cancer
Raquel, sometida actualmente a quimioterapia, se dispone a ponerse la peluca.
10 fotos

La mirada de un corresponsal de guerra al cáncer de mama

Cerca de 100.000 mujeres se enfrentaron en 2017 al cáncer de mama en España, según GLOBOCAN, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer. El fotoperiodista Manu Brabo, que ganó un Premio Pulitzer en 2013 y ha estado presente en diferentes conflictos internacionales, recoge la lucha contra esta enfermedad en 'Corresponsales de guerra en el cáncer de mama'. La exposición, que se puede visitar del 2 al 4 de febrero en Mood Malasaña (Madrid), muestra la batalla diaria de estas mujeres, sus dificultades y sus logros

  • Dia Mundial Cancer
    1Una investigadora prepara unas muestras en el laboratorio del servicio de oncología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. "Muchas pacientes con cáncer de mama se van a convertir en supervivientes gracias a los avances conseguidos con las nuevas terapias dirigidas y la implementación de los programas de diagnóstico precoz", señala Álvaro Rodríguez-Lescure, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Los datos son "muy esperanzadores", ya que el 90% de las pacientes superan los cinco años desde el diagnóstico y las cifras de mortalidad han experimentado un descenso progresivo desde 1991.
  • El Hospital Ramón y Cajal trata cada año a 450 nuevas pacientes de cáncer de mama. Así lo afirma la oncóloga Esther Holgado, que señala que el centro es "puntero en investigación". En él se realizan trabajos de laboratorio para responder a las preguntas que se hacen tanto doctores como pacientes. Además, se investigan nuevos fármacos para tratar la enfermedad y conseguir que las afectadas "vivan el mejor y el mayor tiempo posible". A diferencia de hace unos años, ahora los tratamientos "son personalizados y se trabaja con inmunoterapias".
    2El Hospital Ramón y Cajal trata cada año a 450 nuevas pacientes de cáncer de mama. Así lo afirma la oncóloga Esther Holgado, que señala que el centro es "puntero en investigación". En él se realizan trabajos de laboratorio para responder a las preguntas que se hacen tanto doctores como pacientes. Además, se investigan nuevos fármacos para tratar la enfermedad y conseguir que las afectadas "vivan el mejor y el mayor tiempo posible". A diferencia de hace unos años, ahora los tratamientos "son personalizados y se trabaja con inmunoterapias".
  • El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. Cada año se descubren 27.000 nuevos casos en España y, para 2025, se estima que esta cifra haya aumentado hasta 29.000. El tratamiento provoca cambios en el cuerpo como aumento o pérdida de peso, cicatrices y la pérdida de la mama. La fotografía muestra a un equipo quirúrgico antes de comenzar una mastectomía en un quirófano del Hospital Universitario de Torrejón en Madrid.
    3El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. Cada año se descubren 27.000 nuevos casos en España y, para 2025, se estima que esta cifra haya aumentado hasta 29.000. El tratamiento provoca cambios en el cuerpo como aumento o pérdida de peso, cicatrices y la pérdida de la mama. La fotografía muestra a un equipo quirúrgico antes de comenzar una mastectomía en un quirófano del Hospital Universitario de Torrejón en Madrid.
  • Un médico limpia el cuerpo de una paciente con yodo antes de comenzar una mastectomía en un quirófano del Hospital Universitario de Torrejón en Madrid. El vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Alvaro Rodríguez-Lescure, señala que, pese a que en los últimos 20 años los tratamientos han progresado, todavía mueren cada año 5.000 mujeres en España por esta enfermedad. "Vivimos en una época de dejación de funciones de la administración y, sin investigación, no hay futuro", sostiene. Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, empresa promotora del proyecto fotográfico, subraya que para mejorar las cifras, el apoyo económico es primordial, ya que "los oncólogos necesitan dinero para financiar sus investigaciones".
    4Un médico limpia el cuerpo de una paciente con yodo antes de comenzar una mastectomía en un quirófano del Hospital Universitario de Torrejón en Madrid. El vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Alvaro Rodríguez-Lescure, señala que, pese a que en los últimos 20 años los tratamientos han progresado, todavía mueren cada año 5.000 mujeres en España por esta enfermedad. "Vivimos en una época de dejación de funciones de la administración y, sin investigación, no hay futuro", sostiene. Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, empresa promotora del proyecto fotográfico, subraya que para mejorar las cifras, el apoyo económico es primordial, ya que "los oncólogos necesitan dinero para financiar sus investigaciones".
  • Piedad, con la vista en el horizonte desde el dique del pequeño puerto de Cabo de Palos en Murcia. La esperanza de vida que tenía cuando le diagnosticaron la metástasis era de dos años. Pero se niega a darse por vencida: "¿Qué pasa? ¿Tengo que firmar la sentencia de muerte? No lo sabemos", sostiene.
    5Piedad, con la vista en el horizonte desde el dique del pequeño puerto de Cabo de Palos en Murcia. La esperanza de vida que tenía cuando le diagnosticaron la metástasis era de dos años. Pero se niega a darse por vencida: "¿Qué pasa? ¿Tengo que firmar la sentencia de muerte? No lo sabemos", sostiene.
  • La madre de Piedad vigila a su hija dormida mientras recibe quimioterapia en el Hospital Universitario Reina Sofía, en Murcia. "Poner la cámara delante de una madre, un padre o un hermano que sufre es un paso duro", explica Manu Brabo. El fotoperiodista asegura que hay miradas que se clavan y le hacen plantearse un montón de cosas: "Cada mirada de estas es una piedra en la mochila".
    6La madre de Piedad vigila a su hija dormida mientras recibe quimioterapia en el Hospital Universitario Reina Sofía, en Murcia. "Poner la cámara delante de una madre, un padre o un hermano que sufre es un paso duro", explica Manu Brabo. El fotoperiodista asegura que hay miradas que se clavan y le hacen plantearse un montón de cosas: "Cada mirada de estas es una piedra en la mochila".
  • Raquel, sometida actualmente a quimioterapia, se dispone a ponerse la peluca en su casa en Murcia. Para muchas mujeres, este es el momento más duro del tratamiento. La oncóloga Esther Holgado explica que la terapia causa alopecia, lo que suele afectar psicológicamente a las pacientes: "Cuando se miran al espejo, no solo se recuerdan a sí mismas que tienen cáncer, sino que, cuando salgan a la calle, los demás también sabrán que lo tienen".
    7Raquel, sometida actualmente a quimioterapia, se dispone a ponerse la peluca en su casa en Murcia. Para muchas mujeres, este es el momento más duro del tratamiento. La oncóloga Esther Holgado explica que la terapia causa alopecia, lo que suele afectar psicológicamente a las pacientes: "Cuando se miran al espejo, no solo se recuerdan a sí mismas que tienen cáncer, sino que, cuando salgan a la calle, los demás también sabrán que lo tienen".
  • La vicepresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Toñi Gimón, defiende que esta enfermedad es una batalla "con cara femenina" que no se puede vivir en soledad. En la imagen, miembros de la Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama de Pontevedra (ADICAM) bailan durante una celebración navideña en su sede de Cangas do Morrazo, en Galicia. "A mí me hicieron sentir ganas de vivir, de pensar en otras cosas, no en la enfermedad, sino en el futuro", explica Olga, que ha superado el cáncer y es la actual presidenta de la asociación.
    8La vicepresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Toñi Gimón, defiende que esta enfermedad es una batalla "con cara femenina" que no se puede vivir en soledad. En la imagen, miembros de la Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama de Pontevedra (ADICAM) bailan durante una celebración navideña en su sede de Cangas do Morrazo, en Galicia. "A mí me hicieron sentir ganas de vivir, de pensar en otras cosas, no en la enfermedad, sino en el futuro", explica Olga, que ha superado el cáncer y es la actual presidenta de la asociación.
  • A Olga le diagnosticaron cáncer de mama hace una década. "Me quedé sin habla, fue un golpe muy fuerte. Que te digan cáncer es clavarte un puñal donde más te duele", explica esta mujer de 70 años con los ojos llorosos. Para ella, la parte más dura del tratamiento fue la quimioterapia, ya que tenía "náuseas y bajones día y noche". Después de múltiples revisiones, el año pasado recibió el alta y en la actualidad ejerce como presidenta de la Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama de Pontevedra. A todas las mujeres que acuden a la organización en busca de ayuda, les lanza un mensaje: "La clave está en decir sí a la vida, sí a luchar, sí a sobrevivir".
    9A Olga le diagnosticaron cáncer de mama hace una década. "Me quedé sin habla, fue un golpe muy fuerte. Que te digan cáncer es clavarte un puñal donde más te duele", explica esta mujer de 70 años con los ojos llorosos. Para ella, la parte más dura del tratamiento fue la quimioterapia, ya que tenía "náuseas y bajones día y noche". Después de múltiples revisiones, el año pasado recibió el alta y en la actualidad ejerce como presidenta de la Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama de Pontevedra. A todas las mujeres que acuden a la organización en busca de ayuda, les lanza un mensaje: "La clave está en decir sí a la vida, sí a luchar, sí a sobrevivir".
  • Álvaro tatúa un pezón a Beatriz, que ha superado un cáncer en cada pecho y dos intervenciones quirúrgicas. Cuando su hija se enteró de que tenía cáncer de mama, le preguntó que si iba a morir: "Le dije que no y ella me respondió que luchara fuerte, que me necesitaba". La enfermedad le ha enseñado a valorar lo importante que es para otras personas. Al superarla, se siente "renovada" y tiene claro que ha cerrado una etapa de su vida: "No concibo que no vaya a ir bien, porque la vida está en deuda conmigo y ahora siento que empieza a pagarme".
    10Álvaro tatúa un pezón a Beatriz, que ha superado un cáncer en cada pecho y dos intervenciones quirúrgicas. Cuando su hija se enteró de que tenía cáncer de mama, le preguntó que si iba a morir: "Le dije que no y ella me respondió que luchara fuerte, que me necesitaba". La enfermedad le ha enseñado a valorar lo importante que es para otras personas. Al superarla, se siente "renovada" y tiene claro que ha cerrado una etapa de su vida: "No concibo que no vaya a ir bien, porque la vida está en deuda conmigo y ahora siento que empieza a pagarme".