Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medicamentos para ricos

En 2001 se firmó la Declaración de Doha, que anteponía la salud de las personas a los beneficios económicos. Hoy por hoy, la gente que no tiene dinero suficiente para comprar los fármacos que necesita no tiene otro destino que padecer la enfermedad, ya que muchas empresas farmacéuticas solo buscan obtener beneficios, sin importarles la vida de aquellos que no disponen del capital necesario. Parece que debemos pertenecer a cierto estatus social para acceder a la sanidad. Cuánto mejor sería la vida de muchas personas si las farmacéuticas facilitaran el acceso a sus medicamentos.— Alejandro Mateo Zarza. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.