Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salvador Sobral sale del hospital un mes después del trasplante de corazón

El cantante portugués podría reaparecer en el festival de Eurovisión, que se celebra en Lisboa en mayo

Salvador Sobral, en el último concierto antes de la operación, en octubre en Cascais.
Salvador Sobral, en el último concierto antes de la operación, en octubre en Cascais.

El cantante portugués Salvador Sobral, último ganador del festival de Eurovisión, ha sido dado de alta en el hospital de Santa Cruz, un mes después de someterse a un trasplante de corazón.

El centro sanitario, situado en las proximidades de la casa del cantante en Carnaxide, informó hoy viernes que el artista, de 28 años de edad, había sido dado de alta el día anterior. "Ha hecho una recuperación muy satisfactoria y sin complicaciones", señala el comunicado médico, desmintiendo así el cúmulo de rumores y falsedades publicadas desde hace meses en diversos medios sensacionalistas y sus replicantes. En el mismo comunicado, el hospital recuerda que pese a su recuperación se mantiene "la restricción de exposición ante un gran número de personas".

Sobral, tras ganar Eurovisión.
Sobral, tras ganar Eurovisión. CORDON PRESS

Salvador Sobral continuará la recuperación en su entorno familiar y, por tanto, se descarta cualquier reaparición pública en varios meses. Aunque recientemente se lanzó un disco con las grabaciones de su gira veraniega, Sobral no cantará ni promocionará su obra hasta el festival de Eurovisión o semanas antes.

Como país ganador de la anterior edición, Portugal prepara ya la organización del festival, que se celebrará entre el 7 y el 12 de mayo, con la gran final del sábado. Por ese fechas, se calcula que Sobral regresará a los auditorios, ya que según el equipo médico que le trasplantó el corazón, el artista "llevará una vida completamente normal".

Desde hacía años, el cantante que asombró a Europa con su interpretación de Amar por los dos, compuesta por su hermana Luísa, sufría una insuficiencia cardiaca que se iba agravando con el tiempo y limitando su vida cotidiana.

En septiembre canceló su exitosa gira de actuaciones por exigencia de los médicos y anunció, en su peculiar humor negro, que iba a dedicar su cuerpo a la ciencia. Después del concierto de despedida en Cascais, Sobral ingresó en el hospital a la espera de un corazón compatible con sus características físicas, espera que se demoró dos meses, hasta el pasado 8 de diciembre.

Desde su sorprendente triunfo en Eurovisión, la vida de Salvador Sobral dio un giro absoluto que su cuerpo no pudo asumir; de no ser contratado por nadie, más allá de algún bar dedicado a jazz sessions, a llenar semanalmente auditorios con miles de butacas. Su disco, publicado meses antes y sin venta alguna, pronto alcanzó el número uno en Portugal. Su canción triunfadora en Eurovisión entró en los Top 50 en 14 países y fue la más descargada en iTunes en 14 países, de Suecia a Ucrania, pasando por Holanda, Polonia, España o Bélgica.