Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa del marqués de Griñón desvela que firmó un acuerdo prematrimonial

Esther Doña quiere que quede claro que su relación con Carlos Falcó está basada en el "amor y no en temas materiales". Los hijos del aristócrata no acudieron a la boda

Carlos Falcó y Esther Doña.
Carlos Falcó y Esther Doña. GTRES

Desde que se hizo pública la relación de Carlos Falcó con Esther Doña esta siempre ha estado en el punto de mira. El matrimonio, sin embargo, ha desmentido cualquier cosa que pusiera en cuestión su unión y las grietas familiares que podría haber provocado. La ausencia de los hijos del marqués de Griñón en su boda- a excepción de Duarte- hizo que las noticias sobre las desaveniencias aumentaran. Esta semana Esther Doña, que está encantada de ser portada de revistas, se asoma a la revista ¡Hola! para dar explicaciones. "Firmé un acuerdo prematrimonial en el que queda claro que nuestra relación está basada en el amor y no en temas materiales", ha dicho.

Hace dos años, una cata de vinos en Málaga puso en su camino a Esther Doña, 42 años más joven que él, exmodelo, dos maridos anteriores y algún que otro negocio fracasado, y el galán que se enamoró de Jeannine Girod (madre de Manuel y Xandra); Isabel Preysler (madre de Tamara) y Fátima de la Cierva (madre de Duarte y Aldara), no se paró a pensar en edad ni condición.

Esther Doña y Carlos Falcó, con el hijo de este Duarte.
Esther Doña y Carlos Falcó, con el hijo de este Duarte. GTRESONLINE

Carlos Falcó, que siempre ha rehuido la exposición pública salvo cuando se ha tratado de hablar de su actividad empresarial, ha cambiado de registro desde que está con Doña. Ha aumentado su presencia en la vida social y comparte con ella portadas de revistas, aunque en este último reportaje aparece ella sola, en lo que podría interpretarse como un movimiento de la nueva marquesa por dejar las cosas claras e intentar ganarse el favor popular y familiar.

También Doña deja claro que el matrimonio no desean ser padres. "No vamos a tener niños, no por falta de ilusión, sino porque creo que sería una irresponsabilidad por nuestra parte", dice. Para luego admitir algo que siempre negó en público: "Quizá, al principio, había algo de recelo por nuestra relación... aunque supongo que es lo normal hasta que todo va encajando. Ahora está todo bien y estoy feliz porque sé lo importantes que son sus hijos para mi marido".