Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Y esto cuándo acaba?

Tengo 15 años. Soy un chico normal y, por naturaleza, más fuerte que una chica de mi edad. Aborrezco a todos aquellos que utilizan su fuerza física para hacer daño a cualquier ser humano y, más aún, a alguien más débil y que no puede defenderse. No entiendo cómo se puede amenazar o pegar a otra persona sabiendo que no va a poder hacer nada por evitarlo. Y esto ocurre en el siglo XXI.

Empieza 2018 y volvemos otra vez a poner el contador a cero de víctimas por violencia de género. ¿Por qué? Pronto nos olvidamos de las de 2017, así como de las de 2016, lejos tristemente nos quedan las de 2015. Es necesario hacer algo ya. Creo que todo esto es cuestión de educación y respeto. No podemos permitir que alguien se eduque en un clima en el que la mujer es tratada con desprecio y como una posesión. Ya es hora de que esto se acabe.— Adrián de la Orden Andrino. Majadahonda (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.