Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué no te sabes el nombre de estos actores y actrices si te encantan?

¿Te suena Michelle Dockery? ¿Y Merrit Wever? 10 intérpretes de series que nos parecen geniales pero la mayoría no sabemos cómo se llaman

actores

Nuestro romance con la ficción audiovisual nunca había alcanzado cotas tan altas. No sólo vemos cada vez más series (con todas las plataformas, desde Netflix hasta Amazon, obsesionadas por crear un catálogo generoso en producción propia), sino que hemos convertido a los protagonistas de esas series en emisarios de nuestras emociones durante el día a día. A veces basta con enviar un gif de una Jessica Jones hartita para decirle a ese pe-sa-do que deje de intentarlo contigo, y ¿quién no ha recurrido a Tyrion bebiendo vino para anticipar una bacanal atómica?

Sin embargo, la cantidad no siempre es sinónimo de calidad, como podría atestiguar cualquier niño de 7 años que haya tenido un empacho letal de galletas. Se trata de una enseñanza tan básica que podría ser el centro moral de un episodio de Pocoyó; y tan resbaladiza, sin embargo, que sigue llevando a engaño a muchos autoproclamados expertos en series, cuya ingesta bulímica de ficción les convence de ser eruditos en una disciplina cultural relativamente nueva de la que se creen, por obra y gracia de Internet, una suerte de Dioses descontrolados.

"Este nuevo entretenimiento es “música ambiental, muy fácil de compatibilizar con otros quehaceres domésticos"

De acuerdo con el crítico y programador cultural Josu Eguren, de El Correo, “el 99% de las series más comentadas parten de premisas ambiciosas para ir disolviéndose poco a poco en guiones tipo ‘muzak’”. Aunque advierte de que está generalizando, para el especialista este nuevo entretenimiento es “música ambiental, muy fácil de compatibilizar con otros quehaceres domésticos, que solo suele ser alterada por el socorrido giro del último capítulo de la temporada”. La cultura como ocio salvapantallas. “Eso explica que haya gente capaz de atiborrarse de 5 capítulos de X serie antes de enfrentar el abismo de los 90 minutos de atención que exige una película más o menos digna”.

¿Y cuáles son las consecuencias de esa atención zombieficada? Que el grueso del público acaba engullendo contenido sin acabar de familiarizarse no sólo con la estructura profunda de sus historias, sino tampoco con el reparto que les da vida. Sí, ya, todavía existe un star system. Tal vez conozcamos el nombre de Kit Harington o Evan Rachel Wood, pero ¿y esos secundarios robaplanos que estamos hartos de ver en una y otra serie? ¿Y los protas de esas series que te parecen La Vida durante los dos días que te dura el maratón y que olvidas al cabo de un rato? ¿Qué más tienen que hacer para seducir nuestra memoria? A continuación, te dejamos una lista con los 10 nombres que deberás tatuar en tu corteza prefrontal.

1. Jared Harris

Jared Harris es una maquinaria suiza para la composición. Podría decirse que el lienzo de su entrecejo se arruga de forma única; sin embargo, su talento consigue que cada arqueo esté al milimétrico servicio de sus personajes, que no podrían ser más distintos entre sí. Su ceja se contorsiona desprendiendo timidez en el publicista británico de Mad Men, mientras que en el villano de Fringe transmite control, y en la piel del Rey Jorge, de The Crown, una variable histérica de dignidad.

2. Paul Rust

No, esa apariencia no te legitima para seguir refiriéndote a él como “sí hombre sí, el que es como Woody Allen pero en millennial”.

3. Gillian Jacobs

Si seguías los progresos y tropiezos amorosos de esta actriz con el anterior figurante de la lista, qué menos que saber cómo se llama. La has podido ver también en Community, lo que demuestra su versatilidad a la hora de resolver su personaje en Love, un resumen de todos los clichés que molan de un interés romántico maldito, viniendo como venía de encarnar a Britta, que era la quintaesencia del no molar.

4. Michelle Dockery

¿Qué pasa con los nuevos protagonistas de los estrenos? ¿Cuántas temporadas deben petarlo para que dejen de ser “el de” o “la de”? Es el caso de Elisabeth Moss, que ha necesitado tres exitazos para hacerse con un nombre: primero fue “la de Mad Men” (con el frecuente apellido de “la pelirroja no, la otra”); luego “la de Top of the lake” y ahora, con El cuento de la criada, empieza a disfrutar ya de una identidad reconocible para el público medio. Por su parte, Michelle Dockery empieza a erigirse como una estrella incipiente con sus escopetazos de Godless. ¿Tienes que esperar a que protagonice otras dos gemas para saber cómo se llama?

5. Merrit Wever

Si has respondido mentalmente “¡por supuesto que no!” a la pregunta anterior, entonces seguro que ya sabías cómo se llamaba esta otra actriz de la misma serie, que en The Walking Dead interpretaba a la doctora de Alexandría, Denise Cloyd. Y si por el contrario se te están coloreando las mejillas, sólo tienes que acordarte de su nombre: Merritt Wever.

6. Holt McCallany

Los corazones ríen cuando un obrero de la interpretación, un picapedrero del drama, se pasa años e incluso décadas saltando de papelito en papelito, de Boss #2 en Policeman #5, hasta llegar a un protagónico cargado de matices como el abigarrado Bill Tench. Su personaje en Mindhunter es una eficaz vuelta de tuerca al cliché de “poli anticuado pero sensible” que acompaña como compañero más o menos renuente y más o menos inseparable al “poli audaz pero temerario”. Bueno, en realidad no es una vuelta de tuerca, es exactamente eso, pero qué bien lo hace, ¿eh?

7. Ann Dowd

Después de sus encantadores y afabilísimos personajes en The Leftovers y El cuento de la criada, a esta veterana actriz sólo le quedan dos cosas pendientes: interpretar a, no sé, una nazi caníbal o algo así, y que aprendamos a decir su nombre (o, por lo menos, a no confundirla con Margo Martindale).

8. Shea Whigham

El hermano envidioso de Nucky Thompson también hacía de predicador en la primera de True Detective, de sheriff capullo la tercera de Fargo y de un personaje que según IMDB se llama Roger Dooley en una serie de Marvel que no voy a fingir haber visto. Además, desde su explosión con Boardwalk Empire sale también en un montón de pelis. Lo clava siempre. Lo olvidas siempre. Ponle remedio.

9. John Doman

Especializado en dar vida a viejos perros de la policía, gángsteres, millonarios y gente temible en general, hay algo que John Doman nunca podrá domar: nuestra memoria.

10. Zeljko Ivanek

Antes de nada, quería darte las gracias por no abandonar esta lista después del último juego de palabras. Eres un lector generoso y sabes perdonar un chiste lamentable. Pero todo juego llega a su final, y ahora vamos con el último intérprete. Por suerte, con este histórico de Heroes, Damages, True Blood y, más recientemente, Madam Secretary, tenemos, al fin, una buena excusa para la mala retentiva: pronunciar su nombre recurriendo imprudentemente a nuestro sistema fonético podría provocarnos una embolia.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información