Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando la igualdad es partir de cero

Una campaña busca concienciar sobre la desigualdad y discriminación de la comunidad gitana en España

Fotograma del vídeo de la campaña 'Partir de cero'
Fotograma del vídeo de la campaña 'Partir de cero'

Josan, un joven gitano de Jaén, cuenta que tuvo que esconder su etnia por temor a que le despidieran en un trabajo en prácticas. Malena, que es profesora de apoyo, dice que a menudo los niños gitanos escuchan un “tú no sirves para estudiar”. Ana cuenta lo difícil que es que te alquilen un piso si te identifican como gitana. A Quino le prohíben la entrada en un bar cuando va con sus primos gitanos y no cuando acude con sus compañeros payos de la universidad.

Son historias del rechazo social y la discriminación que todavía persisten y que jóvenes como ellos, milenials, todos menores de 30 años, tienen que soportar en su día a día. Pero no solo ellos, el 51 % de las personas gitanas que viven en España se han sentido discriminadas en los últimos cinco años, según los últimos datos de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Visibilizar que la discriminación coloca a quien la sufre en posición de desventaja es uno de los objetivos de la campaña de sensibilización ‘Partir de cero’, de la Fundación Secretariado Gitano. ‘Partir de Cero’ significa que muchos gitanos y gitanas no empiezan desde una situación de igualdad, sino de una situación desventajosa y eso hace que la desigualdad se perpetúe. Algunos datos que lo demuestran son, por ejemplo, el 64 % de niñas y niños que abandona los estudios sin acabar la Secundaria Obligatoria.

El 64 % de niñas y niños abandona los estudios sin acabar la Secundaria Obligatoria

'Partir de cero' es un alegato a favor de la igualdad de oportunidades y del derecho a la no discriminación para una comunidad en la que los estereotipos y prejuicios que arrastran son una barrera añadida. Toda la campaña gira en torno al concepto de partir de Cero. Cero, no como punto de llegada, sino de partida. Por eso, este corto de animación que cuenta las dificultades de la joven Samara para llegar a la Ciudad Cero se lanzó como el primer vídeo con visualizaciones negativas, concretamente -750.000, en alusión a las personas gitanas que viven en España, donde la tasa de desempleo en la población gitana duplica la tasa nacional, y como un símil de la desventaja que tienen que superar para conquistar la igualdad, con datos como el 8,6 % de la población gitana habita en infraviviendas.

¿Qué se puede hacer para combatir la desigualdad y la discriminación? Los poderes públicos deben desarrollar políticas inclusivas que permitan remover obstáculos que impiden que miles de personas gitanas accedan a derechos económicos y sociales como la educación, el empleo o la vivienda. La discriminación tiene que ser combatida con mayor contundencia. Las víctimas han de estar más protegidas y deben ser empoderadas para denunciar. Deben impulsarse mecanismos públicos de defensa de derechos (inspecciones de trabajo, inspecciones educativas o de consumidores) como vía para frenar el antigitanismo. Es preciso que se apruebe una Ley Integral de Igualdad de Trato y No Discriminación que permita abordar los actos discriminatorios que no constituyen un delito, y que incluya medidas preventivas, sensibilizadoras y sancionadoras.

Pero luchar contra la discriminación no solo es responsabilidad de las instituciones. Es necesario promover un movimiento a favor de la Igualdad a través del Decálogo para la Ciudad Cero, animando a ciudadanos, instituciones, empresas, centros educativos a adherirse a él y contribuir a crear una sociedad más justa, orgullosa de su diversidad y en la que nadie parta con desventaja.

Más información