Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Vanity Fair’ se disculpa con Hillary Clinton

Este gesto parece haber molestado a Donald Trump quien asegura que la revista "está en las últimas y agacha la cabeza"

Hillary Clinton, el pasado noviembre.
Hillary Clinton, el pasado noviembre. AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió contra la revista Vanity Fair por haberse disculpado por la emisión de un vídeo en el que, con tono de humor, se invitaba a Hillary Clinton a dejar a un lado la política y buscar nuevas aficiones. "Vanity Fair, que parece estar en las últimas, agacha la cabeza y se disculpa por el pequeño golpe que le dieron a la Deshonesta H (Hillary Clinton)", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

El "pequeño golpe" al que hace referencia Trump es un vídeo divulgado el 23 de diciembre por la emblemática cabecera en el que seis redactores de la revista sugieren a Clinton distintos propósitos de Año Nuevo que le sirvan para quitarse de la cabeza la idea de volver a postularse como candidata presidencial en 2020. Estas sugerencias son un compendio de chascarrillos con los que, de alguna manera, los periodistas invitan a la demócrata a superar su derrota en los comicios presidenciales de 2016, que ganó Trump, y dejar a un lado su carrera política.

Que escriba una secuela a su libro Lo que ocurrió, titulada ¿Qué demonios ocurrió?, o que desactive la opción de escritura automática en su teléfono móvil para que al escribir la letra F no aparezca la opción "Formar un comité para (las elecciones de) 2020" son algunas de las sugerencias de los redactores.

"Búscate una nueva afición este próximo año: trabajo voluntario, hacer ganchillo, comedia improvisada. Literalmente, cualquier cosa que te aparte de volver a presentarte (a la presidencia) otra vez", dice una de las periodistas que participan en la grabación. Este comentario desató una oleada de críticas, a la que se sumaron personalidades, como la actriz Patricia Arquette, que llevaron a la revista a emitir una nota de disculpa, en la que señalaba que la grabación pretendía tener un tono humorístico, pero que se "sobrepasaron los límites".

Esta gesto parece haber molestado a Trump, quien desde los tiempos de su campaña electoral vive en un constante enfrentamiento con la gran mayoría de los medios de comunicación a los que acusa de difundir "noticias falsas". En su mensaje contra la cabecera ataca a la revista por considerar que la disculpa se debe, además, a la relación que existe entre Clinton y Anna Wintour, directora artística de la editorial Condé Nast, que publica Vanity Fair, y de quien se especuló que habría sido designada embajadora de Estados Unidos en el Reino Unido si la candidata hubiera alcanzado la Casa Blanca.

Parece que Trump no tiene filtro alguno cuando se trata de usar Twitter. Hace apenas unas horas cuestionó el cambio climático y dijo que a su país le iría bien "un poco" de calentamiento global para combatir las bajas temperaturas que se esperan para Fin de Año. "En el Este, podría ser una de las noches de Fin de Año más fría registradas. Quizás podríamos utilizar un poco de ese calentamiento global para combatir el frío. ¡Abríguense!", tuiteó.

Y el pasado 25 de diciembre aseguró haber sido el líder contra el “asalto” que sufría la frase “Feliz Navidad”. “La gente está orgullosa de decir "Feliz Navidad" de nuevo. Estoy orgulloso de haber liderado la carga contra el asalto a nuestra preciada y hermosa frase. ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!”.

Con este mensaje volvía a criticar el uso del neutro “Felices Fiestas” en lugar del clásico “Feliz Navidad” que usó muchas veces Barack Obama. Trump opinó que la tendencia apoyada por su antecesor era un retroceso y una falta de respeto a los valores religiosos.