Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abel Ferrara: “En EE UU todo va sobre matar o no matar. Tenemos un problema”

Hasta el cineasta con el estilo más violento de los últimos años se espanta de lo que se nos viene encima

abel ferrara
La mirada dura de Abel Ferrara. Mientras, el fotógrafo de ICON trata de mantener el pulso.

La exigencia para ser entrevistado fue que solo atendería a cinco periodistas, de una tacada, repantingado en un sillón. Quien haya leído sobre Abel Ferrara (Nueva York, 1951) sabrá de sus desmanes con la prensa, de sus respuestas monosilábicas y su afán por arruinar cualquier cuestionario que le planten delante. Pero la realidad, al menos aquel día en el salón de un hotel del centro de Madrid (donde acudió para participar en un retrospectiva de su obra organizada por la Filmoteca Española), fue distinta. El director de cine mostró una afabilidad desconcertante y habló sin tapujos pocas horas antes de comenzar su gira capitalina.

Ha rodado casi 30 películas de temas diversos. Pero siempre se le asocia con una manera salvaje y, en cierto modo, poética, de mostrar una violencia. ¿Cómo hace para crear esas atmósferas tan ferrarianas? Nunca lo pienso demasiado. Me inspira el momento. Hay una cosa que no admite discusión: solo rodamos una vez, no tenemos una segunda oportunidad. Los directores de cine no somos músicos que podemos tocar nuestras canciones cuando queramos. Una vez sale la película, es lo que hay. Así que todo eso solo sale de mí. Es mi responsabilidad. No dejo que opinen otros.

Empezó hace más de 40 años con cámaras Super 8, se buscaba la vida para encontrar equipo… Ahora se puede rodar con un teléfono móvil. ¿Ha pensado en cómo hubiera sido su carrera de haber empezado hoy? Antes no era más difícil. Era más duro. Necesitabas mucho material, las cámaras, la película suficiente… Si hubiera podido rodar directamente con mi teléfono, tal vez me hubiera llevado menos tiempo, pero, a la hora de darle al botón, hubiese salido exactamente lo mismo. Lo que importa es la intención, tu deseo de expresar. Si hoy un teléfono móvil es capaz de grabar eso, no puedo estar en contra. Y tampoco estoy tan seguro de que me hubiera salido más barato. Un iPhone que saque buen vídeo cuesta unos mil euros. Yo no pagaba tanto cuando empezaba.

¿Piensa en la audiencia antes de rodar? Ningún director puede negar que hace películas pensando en su público. Por ejemplo, rodé El asesino del taladro porque los americanos querían ir al cine un viernes por la noche a ver una película violenta. Y Hollywood no hacía películas violentas a finales de los setenta. ¿Hoy? Pienso en dar lo mejor, porque es lo que la gente espera de mí. Porque es lo mejor y lo único que sé hacer. De manera que sí: pienso en el público a la hora de hacer una película.

Su cinta 4:44 Last day on Earth planteaba hace seis años qué hacer si uno supiera que al día siguiente se acabaría el mundo. Supongo que pensó qué haría usted en esa situación. Sí. Estaría con la gente a la que quiero. Intentaría aprovechar al máximo ese momento. Y que fuera divertido, ya que sería el último.

Abel Ferrara, el cineasta con fama de arisco con la prensa, evitando mirar a la cámara de ICON en Madrid.
Abel Ferrara, el cineasta con fama de arisco con la prensa, evitando mirar a la cámara de ICON en Madrid.

¿Ve el fin del mundo más cercano hoy que cuando empezó como director? El mundo es una locura. Todo se discute en escenarios extremos, fatalistas. Es curioso el nivel de crispación y chulería por parte de gobernantes que lo apuestan todo a un pedazo de tierra. Les recomendaría ver unas cuantas películas sobre el Holocausto. También sobre la Guerra Civil española. Muestran cómo es la violencia real, a lo que podemos llegar si no tenemos cuidado. Y ahora es más difícil. No hay guerras, sino terrorismo. Unas pocas personas matando a mucha gente. ¿Cómo hemos llegado a esto? Pienso que hay demasiada gente incapaz gobernando a nuestro alrededor.

Esto nos lleva a Donald Trump. Un tipo que ha vendido armas a Arabia Saudí por 100.000 millones de dólares es peligroso. Y es demencial que nos esté gobernando. Para muchos, EE UU es el país más aterrador del mundo. No Corea del Norte. Porque aquí todo va sobre matar o no matar. Matar para defender o para lograr lo que queremos. Tenemos un problema.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información