Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los deslices científicos más graves de RTVE

La audiencia de la corporación pública sufre un goteo habitual de reclamos pseudocientíficos

Javier Cárdenas hablando de huracanes en La 1.
Javier Cárdenas hablando de huracanes en La 1.

No es extraño que, de vez en cuando, los espectadores u oyentes de la radio y televisión pública española se lleven un disgusto al escuchar un reclamo que va en contra de la ciencia o la medicina. O lo que es peor, televidentes que hayan recibido ese mensaje o consejo pseudocientífico y lo hayan incorporado a su vida como información valiosa. En los últimos años, expertos y activistas han denunciado numerosos casos, un goteo constante.

En el programa de Carlos Herrera debatieron sobre inmunización con una madre antivacunas y con Pepe Navarro tomando la voz cantante

Por ejemplo, hace dos semanas, el show que presentaba Carlos Herrera anunció un debate sobre la utilidad de las vacunas: "¿Qué lleva a algunos padres a decidir no vacunar a sus hijos? ¿Están poniéndolos en peligro? ¿Tiene su decisión alguna base científica?", planteaba la nota de prensa. Allí, en el plató de ¿Cómo lo ves?, el primero en opinar fue Pepe Navarro y posteriormente se entrevistó a una mujer que no ha vacunado a sus hijos, para que explicara sus motivos. Los mensajes que se dieron reconocían el valor innegable de las vacunas, pero tan solo plantear el debate en un show del sábado noche propone un marco en el que el espectador poco informado puede entender que inmunizar a los niños es una cuestión todavía abierta a discusión.

Más recientemente, las redes sociales criticaron la participación del rapero Nach en Órbita Laika, un espacio de divulgación científica que lleva años combatiendo las pseudociencias. Al final del espacio, Nach cantó un tema en el que decía cosas como "intento comer crudo, dudo de ingredientes químicos", "harinas, aspirinas, no imaginas las toxinas" y "eructo, ¡huele a cáncer!". Mensajes que algunos telespectadores interpretaron como anticientíficos, sobre todo tras leer otros versos del tema —que no se cantaron en el programa— y que parecían comprar conspiraciones como que "nos fumigan", "farmacias que quieren que enfermes" y "vacunas nocivas".

"Si hubiera cantado algo contra las vacunas te aseguro que no se hubiera emitido, porque hay cosas que no se pueden decir en antena", asegura Daniel Ventura, al frente de la productora Brainstorm, que lleva Órbita Laika. "Esa canción no pasó los filtros que tendría que haber pasado, que ahora serán todavía más estrechos. Asumimos el error", asegura Ventura, que recuerda que cuando han actuado otros artistas, como Amaral, tampoco estudiaron la letra de la canción que iban a interpretar. El director de aquel programa, que defendió a Nach, ya estaba fuera de Órbita Laika "antes de que acabara la producción", asegura.

En septiembre, el espacio que presenta Javier Cárdenas en La 1 volvió a convertirse en un lugar para la difusión de bulos pseudocientíficos, lo que obligó a la corporación a disculparse. En este caso, se trataba de dar por bueno que los huracanes que estaban arrasando la costa sur de EE UU habían sido creados por humanos. Y no se referían a que el cambio climático generado por la actividad humana hubiera provocado que estos fenómenos fueran más feroces y habituales. Lo que se dijo en el programa es que habían sido creados deliberadamente con técnicas de geoingeniería. "Parece una locura", reconocía Cárdenas antes de dar voz a estas teorías.

En Audiencia abierta un grafólogo analizó con todo lujo de detalles la personalidad de la familia real solo con ver sus firmas

Días después, tras una queja de la Asociación Española de Comunicación Científica, el programa pedía disculpas expresamente, reconocía haberse hecho "eco de una noticia que no está demostrada científicamente" y aseguraban "que no ha habido intención de dar el más mínimo valor científico". Llovía sobre mojado: en verano, había invitado a su programa a un especialista en morfopsicología, una pseudociencia derivada de la frenología del siglo XIX que pretende adivinar por los rasgos de la cara los delitos que podría cometer alguien.

Cárdenas mantenía su espacio en TVE después de haber deslizado en su programa de radio, en Europa FM, que había una conspiración para no investigar la relación entre las vacunas y el autismo, un bulo mil veces desmentido. En ese caso, la respuesta del presentador fue asegurar en una red social que "el panfleto EL PAÍS [estaba] mintiendo" al denunciar sus palabras.

Es la misma reacción que tuvo Mariló Montero. "Que EL PAÍS dedique hoy una noticia acusando a TVE de dar cabida a la 'pseudomedicina' en Saber vivir es, cuanto menos, sospechoso", dijo al portal especializado Vertele. En efecto, en esos días el periódico había publicado varias informaciones que señalaban los problemas de rigor científico del programa, desde la recomendación de homeopatía (una pseudoterapia sin valor curativo) hasta insinuar la capacidad del limón para combatir el cáncer. Anteriormente, Montero había asegurado que no está demostrado que el alma de un sujeto no se trasplante con sus órganos. Siempre en el mismo espacio, La Mañana de La 1, que terminaría disculpándose por incluir mensajes como que "el aroma del limón puede curar el cáncer".

En varias ocasiones se ha dado voz a representantes de sectas sanitarias, como Enric Corbera, en La 2 y en RNE

Se trata de casos y situaciones que han recibido atención de los medios y críticas en las redes sociales. Pero hay muchos más que pasan desapercibidos en el día a día y quizá por eso sean más problemáticos, porque pueden permear sobre una audiencia que recibe esos mensajes sin filtros. Los activistas de distintas asociaciones (como ARP-SAPC, Círculo Escéptico, APETP, GEPAC y RedUne) han recopilado unos cuarenta casos más que se han dado en los últimos meses en RTVE.

Entre todos ellos, destacan las ocasiones en las que RTVE le ha regalado minutos de altavoz a Enric Corbera, representante de una de las pseudoteriapias más peligrosas de la actualidad, la bioneuroemoción, considerada sectaria por el Observatorio de Pseudociencias de la Organización Médica Colegial (OMC). Corbera pudo exponer sus peligrosas teorías en La 2, en La aventura del saber, y en Ràdio 4, en Anem de tarda.

En los últimos tiempos, se ha colado en el Telediario la promoción acrítica de una feria de esoterismo, se ha dado por bueno que la exposición al WiFi puede enfermar, que es bueno para la salud acudir a hoteles "adaptados" sin electromagnetismo y que la pseudoterapia llamada cupping, que usó Michael Phelps en los Juegos, mejora el rendimiento.

Es un problema que se ha ido filtrando en prácticamente todos los espacios de la parrilla de La 1 y La 2. Por ejemplo, en Master Chef se vendieron las bondades de la dieta macrobiótica, basada en pseudociencia y que supone riesgos para la salud. En Para todos La 2 se promocionó al colectivo antivacunas, en Las Mañanas se explicó el ritual correcto para la noche de San Juan saltando nueve veces la hoguera, en Flash Moda explicaron los tratamientos chinos de una experiodista y en La aventura del saber recomendaron los picotazos de abeja contra distintas dolencias. En Repor se hicieron todas las defensas posibles del valor de la homeopatía y en A punto con La 2 dedicaron varios minutos a una astróloga que explicaba las supuestas energías planetarias que rigen nuestras vidas. En ese mismo programa, un psicólogo habló del "potencial maravilloso" de Hitler e invitó a enviarle amor.

Se han colado reclamos peligrosos o pseudocientíficos en toda la parrilla de TVE, desde el Telediario hasta programas de moda o cocina

En Audiencia abierta, el programa de actualidad sobre la Casa Real, se dedicó un reportaje a un experto en grafología, una pseudociencia sin pruebas de su valor, que analizó con todo lujo de detalles la personalidad de la familia real solo con ver sus firmas. También a La noche en 24 horas acudió un grafólogo a explicar a Miguel de Cervantes por el trazo de su pluma.

La radio pública ha tenido problemas con sus filtros, como las veces que en Futuro abierto dedicaron el programa a escuchar a los colectivos antivacunas y a defensores de las llamadas terapias alternativas. En febrero, Radio 5 estrenó el microespacio En cuerpo y alma, en el que se promocionaba todo el espectro de pseudomedicinas alternativas, que ya no está en antena. Pero el 10 de septiembre arrancó un programa de 25 minutos, Complementarios, en el que se pretende "dar ideas para vivir mejor" por medio de todo tipo de teorías y técnicas sin aval científico, como sonidos terapéuticos, eneagramas o un charlatán que vende los increíbles poderes sanadores de la mente.

También llevaron al programa a Christian Beyer, representante de una de las corrientes actuales de la Nueva Medicina Germánica, considerada sectaria y gravemente peligrosa por la OCM. José María Forte, director de Radio 5, explica a Materia que pidió "expresamente" a las responsables del programa que le confirmaran que "el tema tratado estaba dentro de la Ley", y que le aportaron "documentación sobre la titulación del doctor entrevistado y la ausencia de órdenes judiciales en su contra". Forte, que recuerda los numerosos programas de divulgación que tiene en su parrilla, hace autocrítica y asegura estar muy alerta con las líneas rojas que se han marcado: "Hemos estado muy cerca de pisar la raya, pero no la hemos traspasado".

Más información