Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jay-Z admite su infidelidad y habla de cómo sobrevivió su matrimonio con Beyoncé

"Lo más duro es ver en la cara del otro el dolor que has causado y después tener que lidiar con ello", dice el cantante y productor en una entrevista a 'The New York Times'

Beyoncé y Jay-Z, en una actuación en noviembre de 2016. Ampliar foto
Beyoncé y Jay-Z, en una actuación en noviembre de 2016.

Jay-Z parecía referirse a su infidelidad en una de las canciones de su último disco, 4:44, pero ahora el cantante la ha confirmado en una entrevista en The New York Times, en la que también se sincera sobre cómo sobrevivió su matrimonio con Beyoncé. "Lo más duro es ver en la cara del otro el dolor que has causado y después tener que lidiar con ello", dice el cantante y productor.

El músico, que parte como uno de los favoritos de los próximos premios Grammy con ocho nominaciones, admite en la entrevista haber engañado a la cantante y también revela que ambos utilizaron los momentos de composición y sus canciones como terapia, lo que les salvó del divorcio tras nueve años casados, 15 de relación y, ahora, tres hijos en común. “Tienes que sobrevivir y cuando entras en ese lugar, ¿qué sucede? Cierras todas las emociones y no puedes conectar. Incluso con las mujeres, por lo que no puedes conectarte con nada ni nadie… En mi caso, fue profundo. Y luego, todas las cosas pasan desde allí: la infidelidad", confiesa a Dean Baquet, director ejecutivo del diario neoyorquino.

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

Tras la confesión de Jay-Z, de 47 años, de que fue infiel a Beyoncé, de 36, como consecuencia de su tendencia a cerrarse emocionalmente debido a su infancia, el artista explica que el matrimonio se puso a componer música a modo de terapia y sin tener en mente publicar las canciones en un disco. “Pero la música que ella estaba haciendo dio un paso más allá y fue más lejos. Así que su álbum salió en oposición al disco colaborativo en el que estábamos trabajando”, dice sobre el álbum Lemonade, un éxito de ventas y crítica en el que la diva mencionaba en la canción Sorry a Becky, de pelo rubio, que hizo correr ríos de tinta sobre los problemas y las infidelidades de una de las parejas más influyentes, poderosas y ricas del mundo.

De las canciones que compusieron juntos no revela si el matrimonio planea que algún día vean la luz, pero sí confiesa que fue muy duro para los dos interpretar delante del otro temas profundamente personales, algo que fue doloroso “y muy muy incómodo”, asegura Jay-Z. “Al final del día realmente teníamos un respeto muy sano por el arte del otro. Creo que ella es increíble”, sentencia sobre ese proceso creativo y sobre Beyoncé.

Los cantantes Beyoncé y Jay-Z, en Los Ángeles el pasado agosto. ampliar foto
Los cantantes Beyoncé y Jay-Z, en Los Ángeles el pasado agosto.

“La mayoría de las personas se van, el porcentaje de divorcio es como del 50% porque la mayoría no puede mirarse a ellos mismos. La parte más dura es ver el dolor que has causado en los ojos de otra persona, y lidiar con eso. Así que la mayoría no lo hace”, asegura el también empresario sin revelar muchos más datos de su intimidad ni de una crisis matrimonial. Además de la terapia musical en pareja, el cantante confiesa que también acudió a una terapia convencional que le ha servido para crecer.

Una entrevista en la que, aunque habla de política, de baloncesto o de su complicada relación de amistad con Kanye West, Jay-Z muestra su parte más personal y vulnerable. “Lo más duro que puede hacer un hombre es llorar. Exponer tus sentimientos, ser vulnerable delante del mundo. Ahí está la verdadera fortaleza. Sientes que tienes que ser una persona precavida. Pero eso no es real. Es falso”.

Más información