Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vestido más arriesgado de la reina Letizia es de Teresa Helbig

La esposa de Felipe VI abre su armario a la diseñadora con taller en Barcelona y sigue engordando la lista de modistos españoles en su vestuario

Los Reyes, el ministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo, la presidenta del Congreso Ana Pastor, Diego Carcedo y el premiado Florencio Domínguez, en los premios Francisco Cerecedo Ver fotogalería
Los Reyes, el ministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo, la presidenta del Congreso Ana Pastor, Diego Carcedo y el premiado Florencio Domínguez, en los premios Francisco Cerecedo EFE

La industria de la moda tenía ganas de que la reina Letizia engrosara la lista de diseñadores españoles con los que llena su armario. Este miércoles sumó un nombre más en la entrega de los Premios Francisco Cerecedo, donde lució un atrevido diseño de Teresa Helbig, firma con taller en Barcelona que el año pasado cumplió 20 años. Se trata de una pieza estilo flapper elaborado en volantes de tul plumeti con cristales bordados de color blanco y tirantes de terciopelo de color negro.

Aunque, como es habitual, han llovido críticas —demasiado corto, demasiado destapado— resulta interesante la elección de una prenda históricamente asociada con la modernidad y el feminismo, por la comodidad y libertad de movimientos que otorgó a las mujeres de los años veinte. Un vestido-joya prácticamente inédito que es, además, muy especial para la marca. “Es de antes de que empezáramos a desfilar hace ocho años”, explican desde el departamento de comunicación de la firma. Y añaden: “Como todas nuestras creaciones, se ha elaborado a mano en nuestro atelier”.

Don Felipe y doña Letizia, en la cena en la que vistió un modelo de Teresa Helbig.
Don Felipe y doña Letizia, en la cena en la que vistió un modelo de Teresa Helbig. EFE

Helbig es una diseñadora muy discreta que destaca por el mimo que pone en sus prendas y por una carrera en la que el trabajo habla por sí solo. “La belleza de una gran creación de moda está en lo que no puedes ver rápidamente: la elección de tejidos de calidad, la artesanía y la obsesión por los detalles”, explica la creadora en su web. La firma, que cuenta con una gran legión de fieles clientas, aparecía de forma continuada en las apuestas de estilistas y editores cuando les preguntaban sobre marcas con las que vestirían a la Reina: “Teresa Helbig la vestiría de maravilla”, explicaba justo hace un año la reputada estilista Anna Vallès a este periódico.

Y finalmente lo ha hecho: “Helbig y la Reina tenían que encontrarse, estamos muy contentos”, declaran desde la firma. De hecho, fue una clienta de Estados Unidos la que les puso sobre aviso de que la reina Letizia llevaba un Helbig, y durante el día de hoy el teléfono no ha dejado de sonar en el taller, sobre todo con felicitaciones de amigos de la firma, cuentan. Aunque todavía está por ver el impacto del “efecto Letizia” en la marca, queda comprobado, por todos aquellos que han logrado vestirla en cualquier aparición, que implica un impulso y reconocimiento, sobre todo si se trata de una firma independiente y local.

La llegada a Zarzuela de Eva Fernández en 2015 como estilista en plantilla ha sido en este sentido clave en la tarea de enriquecer y diversificar el armario de la Reina, poniendo especial atención en el diseño hecho en España. Y es que si bien sigue confiando en Felipe Varela para grandes actos, ha sido relevante el esfuerzo por incorporar nuevas firmas que han aportado aire fresco, como Cortana, Juan Vidal, Ailanto y Angel Schlesser, el penúltimo en incorporarse a este selecto club.

Con una agenda muy activa, parece que poco a poco Letizia y su equipo están siguiendo el magistral ejemplo que dio Michelle Obama durante el mandato de su marido en la Casa Blanca, durante el cual se convirtió en la perfecta embajadora de la moda estadounidense, entendiendo la moda más que como un elemento de estilo como una poderosa herramienta de comunicación.

La reina Letizia durante la gala de entrega del XXXIV Premio de Periodismo 'Francisco Cerecedo.