Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Shakira, nervios, paparazis y ¿una bronca con Piqué?

La cantante colombiana se esconde en su casa de Barcelona, de donde solo sale para ir al médico en la clínica Teknon o a un especialista en París

FOTO: Shakira, con Piqué al volante, saliendo de su casa. / VÍDEO: La cantante cancela su gira.

Desde que Shakira desveló que sufre problemas en sus cuerdas vocales que le han llevado a suspender su gira mundial hasta 2018, la tensión alrededor de la cantante ha ido en aumento. De nada han servido las declaraciones de los padres de la artista a los medios de comunicación que hacen guardia a las puertas del domicilio de la artista. "Está mejor, mucho mejor", han dicho sin aportar más detalles. El círculo que rodea a Shakira ha cerrado filas para proteger a la cantante en el que ella misma ha calificado como "uno de los momentos más duros" de su carrera profesional.

La expectación sobre la salud de la colombiana es tal que hay fotógrafos 24 horas al día en las puertas de su casa de Barcelona. Cualquier puerta que se abre, cualquier coche que llega o entra en el garaje de la masión de Shakira y Gerard Piqué es objeto de investigación. Estos paparazis, por ejemplo, han captado a la artista saliendo de su casa para ir a la clínica Teknon, la misma en la que nacieron sus hijos Milan y Sasha y donde se ocupan ahora de su recuperación, ya que inicialmente la cantante viajó a París acompañada de su hermano Tonino para visitar a un especialista en la dolencia que padece. Estos mismos fotógrafos han captado imágenes de una enfermera uniformada que acude periódicamente al domicilio de Shakira y quien se ha ocupado de realizarle unos análisis de sangre.

Ustedes son mi más grande incentivo. Y cuando cante otra vez para ustedes querré que no acabe jamás! Shak

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

La intérprete de Me enamoré anunció el pasado día 15 que sufría una hemorragia en la cuerda vocal derecha, por lo que le aconsejaron que retrasase el inicio de su gira El Dorado. “Desafortunadamente, la hemorragia parece no haberse reabsorbido aún y mi pesadilla continúa. Y actualmente me encuentro en una batalla muy dura por mi recuperación”, decía Shakira en el mensaje que publicó en sus redes sociales. “Me duele mucho no poder cantar este mes, por aquellos que han hecho hasta lo imposible para conseguir entradas y acompañarme en los diferentes países de Europa. Por mi equipo de 60 personas que se ha esforzado tanto en ayudarme a lograr el mejor show de mi carrera artística y que tienen ya muchas granas, como yo, de empezar esta gira”, decía en su comunicado.

Shakira, de 40 años, ha sido vista en contadas ocasiones tras el aplazamiento de sus conciertos, siempre con el rostro muy serio y vestida con ropa deportiva. La gravedad de su gesto habla de la angustia que está sufriendo por haber tenido que suspender una gira para la que llevaba preparándose cinco meses y en la que se han invertido muchos millones para recorrer grandes pabellones con todas las entradas vendidas.

Shakira, en una actuación en Miami el pasado mayo.
Shakira, en una actuación en Miami el pasado mayo.

La revista Cuore, en su número de esta semana, publica, además, unas fotos que aseguran corresponden a una bronca entre Shakira y Piqué cuando salieron a almorzar con sus hijos. Según la publicación, que dice haber sido testigo de la pelea, ella rompió a llorar y le dijo al futbolista del Barcelona que estaba harta de sus malas caras, entre otras cosas. La familia de Piqué, sin embargo, asegura que la pareja no está en crisis, es más, que nunca han estado tan unidos como ahora.

La cantante y su pareja, el futbolista Gerard Piqué, el pasado octubre en Barcelona.
La cantante y su pareja, el futbolista Gerard Piqué, el pasado octubre en Barcelona.

En su entorno no se entiende el motivo por el que se especula con la estabilidad de la pareja. “Son jóvenes y triunfadores y hay gente que por envidia se empeña en ir a por ellos”, dice un amigo del futbolista, que también cree que Piqué vive muy expuesto por sus polémicas declaraciones sobre fútbol y política que le han acarreado muchos problemas.