Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Día mundial del niño prematuro: ¿Es distinta la leche de una madre que da a luz antes de tiempo?

En 2014, nacieron más de 31.000 niños de forma prematura en España. Entre 1996 y 2013 el número de estos bebés aumentó un 36%

dia mundial del niño prematuro
Un bebé prematuro de 25 semanas lactando.

Los prematuros son bebés que nacen antes de tiempo y cuyo desarrollo está inmaduro porque no han concluido el ciclo de gestación normal de 39 semanas de media y, por ello, suelen necesitar más cuidados. Exactamente, la Organización Mundial de la Salud considera que un recién nacido es prematuro cuando llega al mundo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de embarazo. Normalmente, hay que acelerar el parto y muchos tienen que pasar días e, incluso, semanas en la incubadora y en las unidades de cuidados intensivos. Este viernes se celebra su día, el Día Mundial del Prematuro, y los expertos inciden en que una de las herramientas clave para que los que nacen pretérmino se desarrollen adecuadamente es la lactancia materna. Según los últimos datos publicados por el INE, en el año 2014 nacieron más de 31.000 niños de forma prematura en España. Entre 1996 y 2013 el número estos bebés aumentó un 36%. 

Normalmente, y desde hace algunos años, una vez la madre pare, se le ofrece al bebé, casi de inmediato, el pecho. El contacto piel con piel es una herramienta muy importante y debe hacerse en cuanto sea posible, ya que está asociado a una mejor producción de leche, un inicio más temprano de la lactancia y una mejora de la estabilidad fisiológica de los prematuros.

El papá también puede hacer el método canguro (piel con piel), es una forma de fortalecer la relación con su bebé, además de darle calor y protección. “El apoyo de la pareja cuando nace un prematuro es muy importante, a veces la madre puede sentirse insegura e incluso culpable, y la complicidad y seguridad de la pareja reconfortan a la madre”, dice Montse Robles, asesora de lactancia y responsable de divulgación de Medela.

El calostro es el primer alimento de todos los recién nacidos. Este tiene niveles altos de energía, lípidos, proteínas, nitrógeno, inmunoglobulinas, elementos antiinflamatorios y algunos minerales y vitaminas. Así como una elevada concentración de agentes inmunitarios. “Este gran aporte de nutrientes compensa las bajas reservas que los prematuros tienen al nacer, evitando el riesgo de acumular déficit de nutrientes y un crecimiento insuficiente. Además, la utilización de calostro como tratamiento oral puede estimular el tejido linfático asociado a la bucofaringe y proteger la mucosa bucal del lactante de infecciones”, argumenta la experta.

Hasta el tercer día tras el parto, la madre produce este calostro. Aproximadamente entre el tercero y el quinto día, su pecho pasa a producir leche de transición. Después llegamos al momento donde “sube la leche”. "Estos son los tiempos estandarizados, pero cada caso es particular", sostiene Robles.

“La leche materna les otorga a los bebés prematuros una nutrición óptima rica en grasa, lactosa, proteínas y macronutrientes, para permitir su crecimiento y desarrollo. Así como una protección completa (componentes bioquímicos y celulares) contra infecciones. Las proteínas multifuncionales, como la IgAs, la lactoferrina y la lisozima, además de los ácidos grasos libres de la leche materna, actúan como agentes antiinfecciosos que son esenciales para el prematuro”, explica Robles.

En cuanto a prevención de enfermedades, “los estudios demuestran que los bebés que reciben leche materna tienen un menor riesgo de enterocolitis necrotizante (NEC), sepsis, intolerancia a la alimentación enteral —técnica de soporte nutricional que consiste en administrar los nutrientes directamente en el tracto gastrointestinal mediante sonda— , neumopatía crónica, retinopatía de la prematuridad, retraso en el neurodesarrollo, displasia broncopulmonar y reingreso en el hospital, entre otras”, añade la experta.

Durante el embarazo la mamá tiene muchas dudas y la matrona acompaña a los papás a resolverlas. “En el caso de la prematuridad, un buen asesoramiento puede ayudar a los padres a afrontar los primeros días con su bebé. El papel fundamental de la matrona es informar a la madre de los beneficios de la leche materna para su bebe prematuro, indicándole cuando y como debe iniciarla para conseguir una lactancia temprana y poder ofrecer al bebé el alimento para un mejor desarrollo”, añade la experta.

Leche materna diferente

La leche de una mujer que pare a un bebé prematuro es diferente de la de una madre que da a luz a término. “En comparación con la leche a término”, continúa la experta, “la leche prematura tiene mayores niveles de energía, lípidos, proteínas, nitrógeno, algunas vitaminas y minerales. Además, la leche prematura tiene mayores concentraciones de factores inmunológicos como células, inmunoglobulinas y elementos antiinflamatorios. La composición de la leche prematura es especialmente importante para el desarrollo gastrointestinal y neurológico y para conferir protección inmunológica a los prematuros”.

Aunque se recomienda la leche materna para todos los prematuros, la composición nutricional de la misma puede no satisfacer por completo las elevadas necesidades de nutrientes para el crecimiento del prematuro, especialmente en recién nacidos con muy bajo peso al nacer (menos de 1.500 gramos). Por lo tanto, “se recomienda el enriquecimiento de la leche materna con proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales en estos bebés para garantizar los mejores resultados posibles de crecimiento y desarrollo”, argumenta Robles.

Diferentes estudios han demostrado que la producción de leche está directamente relacionada con la cantidad que se extrae del pecho. En este sentido, y en el caso de las madres de bebés prematuros, "son especialmente significativos los beneficios obtenidos con la extracción doble".

Extracción doble

  • Con la extracción doble aumenta los niveles de prolactina, lo que ayuda a aumentar la producción de leche.
  • Un extractor doble permite obtener hasta un 18% más de leche en una sesión si se compara con la extracción simple.
  • La extracción es mucho más rápida con un extractor doble que con uno simple: el 80% del volumen de leche se obtiene en los primeros seis minutos.
  • La calidad nutricional de la leche obtenida con un extractor doble es mucho mayor: tiene un mayor contenido en grasa y proporciona al bebé un valor energético más elevado.
  • Un contenido energético alto señala un mayor drenaje de los pechos, lo que ayuda a mantener la lactancia.
  • Con la extracción doble hay una eyección adicional de leche.

El uso de bancos de leche donada

La evidencia clínica ha demostrado los beneficios de la leche humana, tanto de la leche de la propia madre como de la leche donada, frente a otras opciones alimentarias como la leche de fórmula, “si bien al comparar la leche de la propia madre con la leche humana donada siempre es más beneficioso para el bebé prematuro la alimentación con la primera, puesto que la leche donada sigue un proceso de pasteurización y conservación que impacta en su composición y bioactividad”, según Robles.

Dicho esto, “la leche humana donada, cuando reemplaza a la leche de fórmula, ha demostrado ser eficaz en la reducción del riesgo, incidencia y severidad de la Enterocolitis Necrosante Neonatal (NEC), una de las principales enfermedades que afectan a los niños prematuros con muy bajo peso al nacer”. Para la experta, su eficacia es menor, comparada con la leche de la propia madre, en la reducción de septicemias o enfermedades pulmonares crónicas debido, fundamentalmente, a que están ausentes o se ven mermados componentes como mioinositol, antioxidantes, lactadherin, mucinas y factores de crecimiento relacionados con estas propiedades.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información