Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucía Bosé se enfrenta a dos años de cárcel por quedarse con un dibujo de Picasso

La actriz vendió supuestamente en una subasta la obra, que pertenecía a una antigua empleada de hogar suya ya fallecida

Lucia Bose Picasso
La actriz Lucía Bosé, en una imagen de 2005.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita dos años de prisión para la actriz Lucía Bosé por un delito de apropiación indebida, tras vender en una subasta un dibujo de Pablo Picasso por un valor de 198.607 euros que, en realidad, pertenecía a una antigua empleada de hogar suya ya fallecida.

La relación entre la actriz, de 86 años, y el pintor, al que le fascinaban los toros, fue muy cercana. En 1958, Picasso entabló una estrecha amistad con el torero Luis Miguel Dominguín, con quien Bosé estaba casada. Disfrutaron de muchas vacaciones juntos en España y Francia y fue el padrino de su hija pequeña, Paola.

Fruto de aquella amistad, Bosé posee una colección de picassos, entre los que se encuentran cerámicas, grabados, dibujos y collages, parte de la cual vendió el 25 de junio de 2008 a través de la casa Christie's de Londres. Según dijo la intérprete, los beneficios de la subasta de las obras, 40 en total, los destinó al Museo de Los Ángeles que ella misma fundó en la ciudad segoviana de Turégano, hoy en día cerrado. 

"Pablo Picasso fue un muy querido amigo mío y de mí familia y esta colección representa muchos felices momentos que pasamos juntos", señaló en su día la madre del clan Bosé. Entre las obras que vendió se encuentran un retrato de su hija Lucía, un dibujo que le hizo a esta de la muñeca Mariquita Pérez y un toro con cuatro cuernos que pintó a Miguel Bosé. También se subastó un dibujo de una mujer con muchas piernas titulado La Chumbera, apodo de la cuidadora de los hijos del matrimonio, Reme. Esta es la obra en cuestión. 

En su escrito de acusación hecho público este martes, la Fiscalía recuerda que Lucía Bosé mantuvo a su empleada doméstica Remedios T.M. conviviendo en su domicilio de Madrid durante 50 años, hasta la muerte de esta el 5 de abril de 1999. Al vivir allí, la empleada doméstica guardaba en la vivienda de la familia Dominguín-Bosé todas sus pertenencias, entre las que se encontraba el dibujo La Chumbera, con dedicatoria del pintor, en la que consta la fecha, 12-2-63, y la frase "para Reme".

La acusada, según el Ministerio Público, sacó a subasta el dibujo, que alcanzó un precio de 198.607 euros y "no entregó dicho dinero a las herederas de Remedios al fallecimiento de esta". La Fiscalía reclama una indemnización por dicho importe, en concepto de responsabilidad civil, para las dos sobrinas de Remedios a quienes considera herederas. Ahora, se está a la espera de que se fije la fecha del juicio por presunta apropiación indebida.

Más información