Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naomi Campbell: “Mi legado será no dejar la industria igual”

Famosa por su carácter, la modelo, una de las protagonistas del nuevo calendario Pirelli, muestra su lado más humano

Noami Campbell, este viernes en la presentación del calendario Pirelli 2018 en Nueva York. Ampliar foto
Noami Campbell, este viernes en la presentación del calendario Pirelli 2018 en Nueva York. WireImage

No sería Naomi Campbell si apareciera puntual a la cita. Empieza a hablar mientras su peluquero le arregla la melena y su maquillador le pinta los labios. Naomi Campbell es leyenda de la moda. No solo contribuyó a crear el concepto de una top model por excelencia en los noventa, también se le conoce como la diosa de ébano de las pasarelas. Ella fue una de las modelos que apareció en el calendario Pirelli 1987 de Terence Donovan, el primero con un casting solo de maniquís negras. Por entonces Naomi Campbell era una desconocida de 16 años, y han tenido que pasar 31 hasta que la firma de neumáticos volviera a hacer otro almanaque con protagonistas afroamericanos. “P. Diddy y yo queríamos aparecer juntos en la foto. Y somos los verdugos reales, y me encanta porque soy una mandona y me encaja simplemente bien”, dice sobre su personaje en el The Cal de Tim Walker inspirado en Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas.

Puff Daddy y Naomi Campbell, en el calendario Pirelli 2018 de Tim Walker. ampliar foto
Puff Daddy y Naomi Campbell, en el calendario Pirelli 2018 de Tim Walker.

Fama de mandona y mal carácter la tiene, como prueba sus cuatro condenas por asalto y el haberse declarado culpable en 2008 de agredir a dos policías del aeropuerto de Heathrow. Para la historia también deja su particular desfile con un vestido de gala plateado de Doce&Gabanna en el último día de servicios comunitarios a los que fue condenada en 2007 por lanzar un teléfono a su asistente. Pero en este encuentro en Nueva York muestra su parte más humana al recordar a grandes amigos que ya no tiene a su lado.

La modelo Naomi Campbell, el último día de sus servicios comunitarios en el Departamento de Sanidad, en Nueva York en febrero de 2007. ampliar foto
La modelo Naomi Campbell, el último día de sus servicios comunitarios en el Departamento de Sanidad, en Nueva York en febrero de 2007.

“Franca Sozzani estaría muy orgullosa de este calendario, siempre fue una lucha para ella”, dice al borde de las lágrimas minutos después de descubrir que el calendario está dedicado a la fallecida directora de Vogue Italia que hizo de la diversidad en la industria de la moda también su batalla. “Mi primer calendario fue muy icónico, porque eran todo mujeres negras. Pero entonces era muy joven para entender eso. Así que ahora, a mis 47 años y habiendo estado en este negocio durante 30, he podido ver los cambios, las luchas, que la gente no entendiera lo que es la diversidad”, asegura Campbell. “Mi legado será no haber estado tantos años en este negocio y dejarlo igual que estaba”, sentencia.

Con ese objetivo fundó hace cuatro años Diversity Coalition junto a sus colegas de profesión Bethann Hardison e Iman. “Formamos una alianza con la que pudiéramos explicar a la gente qué es la diversidad, esperando así que elijan con una mentalidad abierta sobre la belleza diversa de las personas. Ahora más que nunca esto está pasando de verdad. Siento que 2017 ha sido un año de esperanza y progreso”. Es optimista con el futuro, por algo se define como una soñadora. Para ella que ahora esta industria esté siendo más inclusiva no es una moda. “No me gustan las modas, creo que estamos en un momento en el que esto va a permanecer. La esperanza y el trabajo están ahí. Y las mujeres negras pueden creer que han conseguido sus logros y que van a ser tratadas de una manera justa”.

Naomi Campbell y Nelson Mandela, en Sudáfrica en 2001.
Naomi Campbell y Nelson Mandela, en Sudáfrica en 2001.

“¿Nos podrías hablar de tu trabajo solidario?”, pregunta una periodista. “Empecé con mi fundación en 1993 en Sudáfrica así que tienes que ser más específica en tu pregunta”, contesta mostrando su carácter. Luego aprovechará la oportunidad para hablar de los 20 años de amistad que compartió con Nelson Mandela y cómo le enseñó a compartir con otros lo que le ha dado la vida. “¿Qué hay de la rivalidad tras las pasarelas?”. “Kate Moss es mi hermana y lo será hasta que me muera”, lanza en otro momento. “Cindy [Crawford], Claudia [Schiffer], Helena [Christensen]… nos queremos, nos apoyamos. Es como una familia, hemos crecido juntas y nos alegramos por el éxito de las otras. Es real”. En la última Semana de la Moda de Milán todas se reunieron en el desfile de Versace en homenaje al diseñador en el 20º aniversario de su asesinato. “Creo que Gianni me sostenía para que no me cayera del pedestal. Cuando murió todo el mundo quería una prenda de él, y ahora una nueva generación puede volver a tenerlas”, recuerda emocionándose otra vez.

De izquierda a derecha: Carla Bruni, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Helena Christensen, en el desfile de Versace en la Semana de la Moda de Milán el pasado septiembre. ampliar foto
De izquierda a derecha: Carla Bruni, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Helena Christensen, en el desfile de Versace en la Semana de la Moda de Milán el pasado septiembre.

Ella quiere ser también guía de las nuevas generaciones. “Soy accesible para todas las modelos jóvenes. Todo lo que puedo hacer es compartir lo que he aprendido y tratar de guiarlas de la manera correcta”, dice. Tras el escándalo del productor Harvey Weinstein, que abusaba de su poder con jóvenes actrices, la industria de la moda se ha visto salpicada al reavivarse las denuncias de acoso sexual contra el fotógrafo Terry Richardson. “A mí nunca me ha pasado. Pero he aconsejado a chicas que lo han sufrido. Si alguna vez quieren mi ayuda para ser su voz, es algo que absolutamente voy a hacer. Porque no debería de pasar”, sentencia. Naomi Campbell sabe que es un ejemplo a seguir para muchas jóvenes, pero no siente presión por ello. “Soy un ser humano, cometo y he cometido errores. Sigo en progreso conmigo misma, como todos los demás. Pero en mi trabajo siento a veces que si no lo hago yo no habría otra modelo negra, y ahí tengo quizá una presión extra”.

Es la cuarta vez que Naomi Campbell posa en un calendario Pirelli. Fue retratada antes de ser mayor de edad, luego cumplidos los 25, a los 35 y ahora, cuando le quedan tres años para llegar a los cincuenta. “Acepto mi edad y me siento mejor ahora que cuando tenía 20 o 30 años. Como mujer, no como modelo”, precisa. Tiene muchos planes de futuro, pero no quiere precisarlos. Hoy compagina su carrera como modelo con su labor filantrópica y la interpretación, ha actuado en American Horror Story y las series de Lee Daniels Empire y Star. “Apareció en el rodaje tres horas tarde. La puerta de la limusina se abrió y salió como Cruella de Vil. Y yo le gritaba con todos mis pulmones por llegar tarde, y ella me gritaba. La despedí en el acto y me enamoré de ella en ese momento”, recordaba Daniels en un artículo sobre la modelo de The New Yok Times. Naomi Campbell es mucha Naomi.

Más información