Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorrentino retrata la vida de excesos de Berlusconi

“Espero que no sea un ataque”, advierte el político italiano sobre la película que estos días rueda sobre él Paolo Sorrentino, uno de directores más prestigiosos del cine italiano

Toni Servillo caracterizado como Silvio Berlusconi en la película de Paolo Sorrentino.
Toni Servillo caracterizado como Silvio Berlusconi en la película de Paolo Sorrentino. EL PAÍS

Silvio Berlusconi ha vuelto. Y cuando decide regresar al escenario, el exCavaliere sabe cómo llamar la atención. Ayer lo hizo cargando contra uno de los nombres más prestigiosos del cine italiano, Paolo Sorrentino. El ganador del Oscar en 2014 por La gran belleza está cerrando su última película sobre el magnate de las telecomunicaciones que fue tres veces primer ministro de Italia. “Me llegaron rumores extraños alrededor de la nueva película de Sorrentino”, comentó Berlusconi en una rueda de prensa convocada en Milán para promover el referéndum sobre la autonomía de su nativa Lombardía, convocado para el domingo 22 de octubre. “Espero que no se trate de una agresión ni política ni personal”, siguió el líder derechista contestando a quién le preguntó qué pensaba de las primeras imágenes del rodaje, donde el actor Toni Servillo, que le interpreta, aparece con una camisa blanca arremangada y una imperturbable sonrisa.

A Sorrentino (Nápoles, 1970) le gusta meter su cámara entre las bambalinas del poder. “Para mí una película sirve para desvelar un misterio. En Italia muchos secretos están vinculados con la Iglesia, la política, la Mafia. Lo que me interesa es contar estos mundos”, comentó el director en una entrevista a la BBC. Tras llevar a la gran pantalla al político de la Democracia Cristiana Giulio Andreotti,-—Il Divo en 2008— y al enigmático Papa protagonista de la serie The Young Pope (2016), el creador napolitano pone el foco sobre el personaje italiano más conocido y controvertido de las dos últimas décadas.

El director italiano Paolo Sorrentino, en Festival de Cannes el pasado mes de mayo.
El director italiano Paolo Sorrentino, en Festival de Cannes el pasado mes de mayo. Cordon Press

La obra sin embargo está rodeada de una discreción estricta. De momento se conocen el título —Loro — (ellos, en español) y el reparto. El papel principal lo encarna Toni Servillo, el actor fetiche de Sorrentino. El rodaje arrancó en verano en la capital, a lo largo de los antiguos Foros romanos y a pocos pasos de la mansión donde el ex primer ministro organizaba las cenas con prostitutas que dieron la vuelta al planeta. Esta semana se han difundido las primeras imágenes del rodaje.

“El mundo tiene una idea equivocada de Berlusconi”, reflexionaba Sorrentino en la entrevista a la BBC. “Como si fuera una persona muy sencilla. Pero estudiándole, entendí que es mucho más complicado. Me gustaría lograr describir un personaje complejo. Me interesa el hombre que hay detrás del político”. En las imágenes que la BBC emitió en exclusiva se ve una fiesta en el borde de una piscina, con muchas mujeres y hombres jóvenes: “Estoy acostumbrado a observar el poder”, añadió el director. “Pero mi película no solo va de Berlusconi. Va también de otros italianos , personas que se movían alrededor suyo con la esperanza de cambiar su destino usando a Berlusconi”.