Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Lawrence recuerda sus “humillantes” inicios como actriz

“Dejé que me trataran de una cierta manera porque sentí que lo hacía por mi carrera”, ha revelado la oscarizada intérprete

Jennifer Lawrence, anoche en Los Ángeles.
Jennifer Lawrence, anoche en Los Ángeles. AP

“Cuando era mucho más joven y empezaba [mi carrera], los productores de una película me dijeron que perdiera 15 libras [unos 7 kilos] en dos semanas”, reveló Jennifer Lawrence este lunes por la noche en un evento de mujeres de Hollywood organizado por la revista Elle en Los Ángeles. Hoy es una reputada actriz, con un Oscar y otras tres candidaturas al premio más prestigioso de la industria así como también se ha convertido en una de las estrellas mejor pagadas del cine. Pero en un momento en el que Hollywood vive golpeado por el escándalo sexual protagonizado por el productor caído en desgracia Harvey Weinstein, la intérprete, de 27 años, ha ofrecido un discurso para contar los episodios “degradantes” que tuvo que vivir cuando trababa de hacerse un hueco como actriz. Su primer papel en una película lo consiguió a los 18 años, cuando trabajó en Garden Party, de 2008.

Tras contar que le pidieron que bajara de peso, y sabiendo que una actriz antes que ella había sido despedida por no haber adelgazado lo suficientemente rápido, Lawrence que hoy promociona Madre! tuvo que vivir un episodio degradante. “Durante esa época, una mujer productora me hizo decir unas líneas [de un guion] desnuda en una fila con unas cinco mujeres que eran mucho, mucho, más delgadas que yo. Estábamos de pie una al lado de la otra y solo nos cubría nuestras partes íntimas cinta adhesiva. Después de ese momento humillante y degradante, la mujer productora me dijo que debería utilizar esas fotos en las que salía desnuda como inspiración para mi dieta”, reveló Jennifer Lawrence a la audiencia sobre una situación en la que, dijo, se sintió “atrapada” por su falta de poder en ese momento: "No podría haber hecho que despidieran a un productor o director".

Jennifer Lawrence, anoche en el 24th Annual Women in Hollywood organizado por la revista 'Elle' en el hotel Four Seasons de Los Ángeles. ampliar foto
Jennifer Lawrence, anoche en el 24th Annual Women in Hollywood organizado por la revista 'Elle' en el hotel Four Seasons de Los Ángeles. FilmMagic

Ante esas recomendaciones, trató de decirle a otro productor que no eran apropiadas. “Me dijo que no sabía por qué todo el mundo pensaba que estaba gorda, él pensaba que era perfectamente follable”. “Permití que me trataran de una cierta manera porque sentí que tenía que hacerlo por mi carrera. Era joven y me movía en esa delgada línea de ser fiel a mí misma sin ser calificada de difícil, lo que sí que me llamaron, pero creo que la palabra que usaron fue pesadilla", se confesó la actriz en un evento que precisamente tenía como objetivo dar una mayor visibilidad a la mujer dentro de la meca del cine. “Aún estoy aprendiendo que no tengo que sonreír cuando un hombre me hace sentir incómoda. En un mundo perfecto, cada ser humano debería tener el poder de ser tratado con respeto, porque son humanos. Pero hasta que lleguemos a eso, yo voy a prestar mis oídos y mi voy a cualquier chico, chica, hombre o mujer que no sientan que se pueden proteger a ellos mismos”.

“Juntos vamos a parar este tipo de comportamientos. Pararemos de normalizar estas situaciones terribles. Cambiaremos la narrativa por todas esas personas que persiguen sus sueños”, terminó su discurso como una de las ocho mujeres premiadas de la noche por la publicación.

La actriz Jennifer Lawrence, en el festival de cine de Venecia, en agosto de 2008. ampliar foto
La actriz Jennifer Lawrence, en el festival de cine de Venecia, en agosto de 2008.

Jennifer Lawrence se ha animado a compartir esta experiencia, aunque no son sus primeras palabras desde que se desvelara que Harvey Weinstein había abusado sexualmente de actrices que empezaban sus carreras y empleadas de su productora, de la que ha sido despedido. La actriz, que trabajó con el productor hace cinco años, aseguró en un comunicado no haber sido maltratada por él ni haber tenido noticias previas de las acusaciones. “El tipo de abuso es inexcusable y terriblemente triste. Mi corazón está con todas aquellas mujeres afectadas por esos actos repugnantes. Quiero darle las gracias por su valentía para dar un paso adelante”, añadía la intérprete.

“En Hollywood, soy obesa. Estoy considerada como una actriz gorda. Pero nunca me voy a morir de hambre por un papel. Aún espero ese papel que me interpele lo suficiente como para hacer una dieta, y no sucede. Soy invencible”, dijo Jennifer Lawrence en 2012. Un tema del que volvía a hablar la protagonista de Los juegos del hambre en una entrevista con Harper’s Bazaar en 2016. Según contaba, la sociedad "se ha acostumbrado tanto a la extrema delgadez que cuando alguien tiene un peso normal, pensamos: 'Oh, mira esas curvas'. Eso es una auténtica locura. Tendríamos que subir el mínimo de peso que consideramos que está bien. Al menos para que yo deje de sentirme como la más gorda".

Ella tampoco ha sido la primera en hablar sobre cómo los productores y poderosos de la industria presionan sobre el físico. Karlie Kloss, exángel de Victoria Secret, modelo de éxito, graduada en codificación informática en la Universidad de Nueva York y empresaria ha pasado más o menos por lo mismo. “Me dijeron que estaba demasiado gorda y que estaba demasiado delgada el mismo día en diferentes castings”, contó el pasado junio Kloss, quien mide 1,75 metros y pesa 57 kilos. “Soy lo que en Hollywood se llama muy gorda”, es una de las frase de la gira de la actriz Amy Schumer de principios de año. “Antes de que hiciera nada, alguien me explicó: ‘Para que lo sepas Amy, sin presiones, pero si pesas unos 65 kilos a la gente le molestarás a la vista’. Y yo simplemente lo compré. Fue en plan… Ok, soy nueva en la ciudad. Así que perdí peso. Se me veía estúpidamente delgada. Mi maldita cabeza tenía el mismo tamaño y mi cuerpo se marchitó y parecía un globo aeroestático en un desfile de Acción de Gracias. A nadie le gusta. A mí no me queda bien”, contaba la cómica durante su espectáculo.

Más información