Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karlie Kloss: “Me dijeron que estaba demasiado gorda y demasiado delgada el mismo día”

La modelo cuenta la lección que obtuvo de que distintos agentes de casting la rechazaron por motivos opuestos

La modelo Karlie Kloss, en su charla en el Cannes Lions Festival 2017 el pasado lunes.
La modelo Karlie Kloss, en su charla en el Cannes Lions Festival 2017 el pasado lunes. Getty Images

Karlie Kloss está en lo más alto de la industria de la moda. Ex ángel de Victoria’s Secret, si bien es cierto que hoy ya no es una de las más habituales en las pasarelas de las semanas de la moda sí es una de las protagonistas más recurridas de las grandes firmas para sus campañas de publicidad. Pero en su carrera no siempre lo ha tenido fácil. Así lo ha recordado ahora la estadounidense, de 24 años, durante una conferencia en Cannes: “Me dijeron que estaba demasiado gorda y que estaba demasiado delgada el mismo día en diferentes castings”. Y eso que sus medidas son de infarto: mide 1,75 metros y pesa 57 kilos.

Thank you @instylemagazine for letting me live out my superhero dreams 🇺🇸⚡️

Una publicación compartida de Karlie Kloss (@karliekloss) el

En la charla Cannes Lions International Festival of Creativity, junto a Joanna Coles, jefa de contenidos de Hearst (grupo editorial de revistas como Harper’s Bazaar o Esquire), Karlie Kloss también expresó su deseo de que las diseñadoras produzcan ropa para una variedad más amplia de cuerpos y tallas. Porque a pesar de que ahora la industria de la moda parece estar abriendo la mano respecto a sus rígidos sus cánones de belleza, por ejemplo llevando a la modelo de tallas grandes Ashley Graham a la portada del 125º aniversario de Vogue, lo cierto es que también saltan noticias contrarias, como que Louis Vuitton decidiera no contar para su desfile con Ulrikke Høyer por estar demasiado gorda a pesar de su talla 34.

“No quiero agradar a nadie más que a mí misma”, dijo el lunes la modelo. Así que, según reveló, tras este suceso su estrategia para sobrevivir y prosperar en la industria ha sido centrándose en su salud y fuerza por encima de su peso. Una actitud que la ha llevado a ser la protagonista de 36 portadas de la llamada biblia de la moda [Vogue] y a ser hoy el rostro de campañas de Carolina Herrera, Adidas, Swarovski y embajadora de L’Oréal Paris.

Sí bien es cierto que Karlie Kloss no es una modelo al uso, por eso durante la charla no solo se habló de moda y del cuerpo, sino también del empoderamiento femenino. Novia del empresario Joshua Kushner (hermano de Jared Kushner, marido de Ivanka Trump), compagina su carrera en la industria de la moda con su pasión con el campo tecnológico, pues estudió codificación informática en 2014 en la Universidad de Nueva York. Tras sus estudios, ha puesto en marcha Kode with Klossy, un campamento para que las jóvenes aprendan programación que está en su segunda edición, y se ha ampliado a 15 cursos de verano que se llevarán a cabo en 10 ciudades diferentes. “En mi corazón, soy una nerd. Me encanta entender cómo funcionan las cosas”, dijo. Un proyecto que inició hace un año al darse cuenta durante su época de estudiante de que la mayoría de sus compañeros de clase eran hombres.

Su faceta emprendedora, además, también la ha demostrado con la creación de Klossies —el mismo nombre que tiene su canal de YouTube, con 560.000 suscriptores—, una empresa que se dedica a hacer galletas veganas y sin gluten y que destina parte de sus beneficios a organizaciones benéficas.