Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Lawrence quiere dos años para relajarse

La actriz desea hacer un parón en su carrera, aunque tiene pendiente el lanzamiento de dos películas

Jennifer Lawrence  y Darren Aronofsky, en el estreno de Madre! en Nueva York.
Jennifer Lawrence y Darren Aronofsky, en el estreno de Madre! en Nueva York. FilmMagic

Jennifer Lawrence necesita tiempo para relajarse. La actriz, que se encuentra en plena promoción de la cinta Madre!, aseguró durante una entrevista con el programa de televisión Today que tiene pensado tomarse dos años de descanso. “Me tomaré un tiempo. No tengo nada planeado para los siguientes dos años”, confesó la ganadora de un Oscar a mejor actriz por El lado bueno de las cosas.

Definitivamente, a la intérprete de 27 años le tiene sin cuidado ausentarse de Hollywood ni perder el puesto como una de las actrices más solicitadas. No solo es una de las intérpretes más cotizadas sino también de las mejor pagadas de la industria —aunque la brecha salarial entre hombres y mujeres sigue siendo grande, como ella se ha encargado de denunciar en más de una ocasión—. Según la revista Forbes, de junio de 2016 a junio de 2017 Lawrence ganó 20,4 millones de euros.

Pero que no tenga planes de meterse a un rodaje no quiere decir que se vaya a ausentar del ojo público. Sobre todo teniendo en cuenta que el año que viene tiene pendiente el lanzamiento de dos películas: Red Sparrow y X-Men: Dark Phoenix. Aunque no ha dicho que tiene planeado hacer durante su tiempo libre, bromeó con la posibilidad de dedicarse "a liar porros”.

Lawrence, además, parece que atraviesa una buena etapa, también en la vida personal. En noviembre del año pasado unas imágenes de ella junto al director Darren Aronofsky, 21 años mayor que ella, confirmaron su relación. Aunque han intentado mantener su noviazgo alejado de los medios de comunicación, este mes han posado juntos en la alfombra del Radio City Music Hall. Con un vestido de novia blanco de Dior Haute Couture, Lawrence sonrío abrazada a su pareja. “Él es único. No hay nadie con quien le pueda a comparar. No hay nadie como él”, dijo a ET Canada de su pareja. Mientras que Aronofsky, director de Réquiem para un sueño o Cisne negro, no dudó en alabar su trabajo como actriz: “No sé lo que le hace fantástica, tal vez fueron sus padres, tal vez fue el agua de Kentucky. No tengo ni idea, pero es como el talento de una generación. Es un torbellino, un huracán, un terremoto y una tormenta de talento”, confesó el director.

Jennifer Lawrence, en Toronto.
Jennifer Lawrence, en Toronto. REUTERS