Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lena Dunham, candidata para dirigir la revista ‘Glamour’

El nombre de la feminista actriz se suma al de expertas como Leandra Medine o Elaine Welteroth como posibles sustitutas de Cindi Leive

Lena Dunham, en la Gala del Met.
Lena Dunham, en la Gala del Met. Cordon Press

¿Podría convertirse Lena Dunham en la próxima editora jefe de Glamour?”, con este llamativo titular sorprendía a sus lectores el viernes la cabecera especializada en moda WWD. El rumor parecía confirmar la nueva estrategia del grupo editor Condé Nast, que tras poner al estilista Edward Enninful al frente de la edición inglesa de Vogue parece querer empujar sus títulos con directores de relumbrón. Y Dunham, escritora, actriz y guionista, conocida sobre todo por ser la creadora de la famosa serie Girlsella es la Carrie Bradshaw de los millennials— encaja en este nuevo perfil.

Si bien ha colaborado en varias ocasiones para The New Yorker y ha sido un personaje recurrente en las páginas de Glamour, todo apunta a que Lenny Letter, la rentable publicación feminista que creó en 2015, fue la que le habría reportado los credenciales necesarios para un puesto de este calibre. Con esta publicación, Dunham ha demostrado que sabe conectar con las generaciones de lectoras más jóvenes, precisamente aquellas que se les resisten a las cabeceras de toda la vida como Glamour. Fundada junto a Jennifer Konner, cada semana Lenny Letter nutre a su más de medio millón de suscriptores con cuidadas historias —que han incluido, por ejemplo, una entrevista a Hillary Clinton o un texto de Jennifer Lawrence— que demuestran que hay vida más allá del tan ansiado clic.

Pero un día después de la noticia, The Business of Fashion ponía en duda este cambio. Lo que sí anunciaba este portal especializado en moda era que Lenny Letter, hasta la fecha operada a nivel publicitario por Hearst, pasaba a manos de Condé Nast, y consideraba que este movimiento empresarial ponía en un escenario "improbable" que Dunham se convirtiera en editora de Glamour, pero no ahondaba más en su tesis.

Una publicación compartida de Lenny (@lennyletter) el

No se ha confirmado nada, pero Dunham se añade así a una lista de posibles directores para la revista en la que también suenan otros expertos. Leandra Medine, responsable del blog reconvertido en publicación Man Repeller, o Eva Chen, la editora e influencer que tras su paso por Allure se ocupa de las relaciones con marcas de moda en Instagram son algunos de los nombres. Otros perfiles más discretos serían el de Stella Bugbee, editora jefe de The Cut, Amy Astley, directora de AD o incluso Elaine Welteroth, recién nombrada editora jefe de Teen Vogue.

La elegida llenará el hueco dejado por su predecesora Cindi Leive, en el puesto desde 2001 y empleada de Condé Nast durante 29 años. La marcha obligada de Leive se suma a la de una larga lista de editoras de la vieja escuela que, según la compañía, no han sido capaces de animar los resultados en la dura transformación hacía lo digital.

Una publicación compartida de Lena Dunham (@lenadunham) el