Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

No se puede beber el barro

El exceso de precipitaciones puede inundar poblaciones con consecuencias devastadoras. Una de ellas es que los sistemas de potabilización de agua colapsan y la población se queda sin ella. Sucedió en Perú en marzo de 2017. ¿Cuál es la respuesta humanitaria más eficaz para evitar muertes?

  • Barro. Eso es lo que bajaba por el canal que abastece de agua a la planta potabilizadora de Las Vegas, en Piura (Perú) y que da servicio a unas 3.000 personas. Las lluvias torrenciales y las inundaciones que provocaron en esta zona el pasado marzo destruyeron viviendas, reavivaron enfermedades como el dengue y anegaron comunidades. También convirtieron el agua en lodo, lo que colapsó los sistemas de potabilización en plantas cloradoras. Ante este panorama, ¿cómo conseguir que la población afectada disponga de agua potable lo más rápido posible?
    1Barro. Eso es lo que bajaba por el canal que abastece de agua a la planta potabilizadora de Las Vegas, en Piura (Perú) y que da servicio a unas 3.000 personas. Las lluvias torrenciales y las inundaciones que provocaron en esta zona el pasado marzo destruyeron viviendas, reavivaron enfermedades como el dengue y anegaron comunidades. También convirtieron el agua en lodo, lo que colapsó los sistemas de potabilización en plantas cloradoras. Ante este panorama, ¿cómo conseguir que la población afectada disponga de agua potable lo más rápido posible?
  • La estrategia de Acción contra el Hambre (ACH) en este caso es tratar de aprovechar las partes útiles de la planta, sustituir temporalmente las dañadas por elementos portátiles para limpiar y rehabilitar los destrozos, y proveer de agua potable a todas las personas con acceso al sistema, sin necesidad de recurrir al reparto de botellas o rellenar tanques con camiones cisterna.
    2La estrategia de Acción contra el Hambre (ACH) en este caso es tratar de aprovechar las partes útiles de la planta, sustituir temporalmente las dañadas por elementos portátiles para limpiar y rehabilitar los destrozos, y proveer de agua potable a todas las personas con acceso al sistema, sin necesidad de recurrir al reparto de botellas o rellenar tanques con camiones cisterna.
  • Con motores se extrae el agua sucia del canal y se deposita en una piscina portátil. Aquí permanecerá unas horas para que se produzca una primera limpieza del agua. Por el efecto de la gravedad, la tierra y las partículas en suspensión caerán al fondo. Pasado un tiempo, de nuevo con un motor, ese agua se introducirá en tanques para ser sometida a un proceso de sedimentación químico llamado floculación.
    3Con motores se extrae el agua sucia del canal y se deposita en una piscina portátil. Aquí permanecerá unas horas para que se produzca una primera limpieza del agua. Por el efecto de la gravedad, la tierra y las partículas en suspensión caerán al fondo. Pasado un tiempo, de nuevo con un motor, ese agua se introducirá en tanques para ser sometida a un proceso de sedimentación químico llamado floculación.
  • Acción contra el Hambre cuenta con un equipo de emergencias experto en WASH (agua, saneamiento e higiene, por sus siglas en inglés). Jesús Baena es miembro del mismo. Él fue el primero de su organización en llegar a la zona afectada por las inundaciones el pasado marzo, evaluó los daños y propuso rehabilitar las plantas en zonas rurales donde la ayuda de otras ONG no estaba llegando. Empezaron por esta, en una comunidad llamada Las Vegas. En la imagen, revisa el estado del agua almacenada en tanques tras haber sido sometida a un proceso químico de floculación, para separar las partículas en suspensión del agua. Dicho de otro modo, gracias a la acción del sulfato de aluminio, la tierra queda al fondo del tanque y el agua que antes era barro, ahora es clara. Así, ya se puede someter a la cloración para que sea apta para el consumo humano.
    4Acción contra el Hambre cuenta con un equipo de emergencias experto en WASH (agua, saneamiento e higiene, por sus siglas en inglés). Jesús Baena es miembro del mismo. Él fue el primero de su organización en llegar a la zona afectada por las inundaciones el pasado marzo, evaluó los daños y propuso rehabilitar las plantas en zonas rurales donde la ayuda de otras ONG no estaba llegando. Empezaron por esta, en una comunidad llamada Las Vegas. En la imagen, revisa el estado del agua almacenada en tanques tras haber sido sometida a un proceso químico de floculación, para separar las partículas en suspensión del agua. Dicho de otro modo, gracias a la acción del sulfato de aluminio, la tierra queda al fondo del tanque y el agua que antes era barro, ahora es clara. Así, ya se puede someter a la cloración para que sea apta para el consumo humano.
  • Con ayuda de algunos vecinos, el equipo de Acción contra el Hambre extiende un tanque bladder junto a la planta potabilizadora bajo las instrucciones de Baena en una zona sombría y sobre una lona para que no se pinche ni estalle. Esta gran bolsa de plástico sirve para clorar el agua en su interior. El tanque de la planta en el que se realiza esta operación está atascado y es necesario limpiarlo, pero la población no puede vivir sin agua y acaba bebiendo la de lluvia o de las sucias lagunas, para riesgo de su salud. Por eso, se monta una instalación paralela que proveerá de agua segura a los vecinos mientras se rehabilita la infraestructura.
    5Con ayuda de algunos vecinos, el equipo de Acción contra el Hambre extiende un tanque bladder junto a la planta potabilizadora bajo las instrucciones de Baena en una zona sombría y sobre una lona para que no se pinche ni estalle. Esta gran bolsa de plástico sirve para clorar el agua en su interior. El tanque de la planta en el que se realiza esta operación está atascado y es necesario limpiarlo, pero la población no puede vivir sin agua y acaba bebiendo la de lluvia o de las sucias lagunas, para riesgo de su salud. Por eso, se monta una instalación paralela que proveerá de agua segura a los vecinos mientras se rehabilita la infraestructura.
  • Un escaso, pero entregado grupo de vecinos ha acudido al lugar para apoyar las labores de rehabilitación llevadas a cabo por Acción contra el Hambre. Ayudan con lo que tienen: su voluntad y sus manos. Lo mismo extraen el agua del canal aguantando un sol de justicia, que hacen alarde de su fuerza para desenroscar las piezas que se resisten.
    6Un escaso, pero entregado grupo de vecinos ha acudido al lugar para apoyar las labores de rehabilitación llevadas a cabo por Acción contra el Hambre. Ayudan con lo que tienen: su voluntad y sus manos. Lo mismo extraen el agua del canal aguantando un sol de justicia, que hacen alarde de su fuerza para desenroscar las piezas que se resisten.
  • Baena y Ricardo Castro preparan una solución de sulfato de aluminio (floculante) para calcular cuál tiene que ser la proporción exacta del quimico para el volumen de agua que cabe en cada tanque. Grimaldo, operario de la planta que no abandona el lugar durante días para custodiar los materiales de la ONG durante los trabajos de rehabilitación, les observa y aprende. Cuando Acción contra el Hambre finalice los trabajos y se marche, él será el encargado de realizar correctamente esta operación. En sus manos estará que sus vecinos abran el grifo y salga agua potable.
    7Baena y Ricardo Castro preparan una solución de sulfato de aluminio (floculante) para calcular cuál tiene que ser la proporción exacta del quimico para el volumen de agua que cabe en cada tanque. Grimaldo, operario de la planta que no abandona el lugar durante días para custodiar los materiales de la ONG durante los trabajos de rehabilitación, les observa y aprende. Cuando Acción contra el Hambre finalice los trabajos y se marche, él será el encargado de realizar correctamente esta operación. En sus manos estará que sus vecinos abran el grifo y salga agua potable.
  • Lejos de la imagen de los trabajadores humanitarios que reparten alimentos u operan bajo las bombas a los heridos, los expertos en WASH en esta intervención pasarían por químicos en un laboratorio si no fuera por el calor extremo y un tronco como único asiento que se usa poco y por turnos.
    8Lejos de la imagen de los trabajadores humanitarios que reparten alimentos u operan bajo las bombas a los heridos, los expertos en WASH en esta intervención pasarían por químicos en un laboratorio si no fuera por el calor extremo y un tronco como único asiento que se usa poco y por turnos.
  • La mayoría de las ONG tienen por norma comprar los materiales que necesitan para responder a una crisis en el mercado local. Pero no siempre encuentran lo que buscan. A veces, trasladan sus propios recursos; otras, se los donan entre organizaciones. En el almacén de Cruz Roja hay utensilios que Acción contra el Hambre necesitará para restaurar el servicio de agua para 3.000 personas.
    9La mayoría de las ONG tienen por norma comprar los materiales que necesitan para responder a una crisis en el mercado local. Pero no siempre encuentran lo que buscan. A veces, trasladan sus propios recursos; otras, se los donan entre organizaciones. En el almacén de Cruz Roja hay utensilios que Acción contra el Hambre necesitará para restaurar el servicio de agua para 3.000 personas.
  • Finalmente, en el almacén de Cruz Roja en Piura, Iván Álvarez (experto en WASH de ACH) encuentra varios elementos que necesitará para la instalación potabilizadora paralela en Las Vegas. Lo carga en la ranchera y firma el papeleo que formaliza la donación mientras charla sobre la situación de la población a la que trata de ayudar.
    10Finalmente, en el almacén de Cruz Roja en Piura, Iván Álvarez (experto en WASH de ACH) encuentra varios elementos que necesitará para la instalación potabilizadora paralela en Las Vegas. Lo carga en la ranchera y firma el papeleo que formaliza la donación mientras charla sobre la situación de la población a la que trata de ayudar.
  • Baena pesa el cloro que diluirá en agua para potabilizar los 10.000 litros que hay en el 'blader'. Este elemento es muy corrosivo y podría quemarle la piel o afectarle a la vista. Por eso, Baena se protege las manos con gruesos guantes y los ojos con gafas.
    11Baena pesa el cloro que diluirá en agua para potabilizar los 10.000 litros que hay en el 'blader'. Este elemento es muy corrosivo y podría quemarle la piel o afectarle a la vista. Por eso, Baena se protege las manos con gruesos guantes y los ojos con gafas.
  • Baena introduce la solución de cloro en el bladder. Media hora después, ese agua, apta para el consumo, será inyectada en el sistema de distribución que parte de la planta y que, por gravedad (la población vive en zonas más bajas), llegará a los vecinos. Cuando esto suceda, la ONG mostrará sus resultados y solicitara más apoyo económico a los donantes para replicar este método en otras plantas dañadas en zonas rurales donde la atención mediática y otras organizaciones no están llegando.
    12Baena introduce la solución de cloro en el bladder. Media hora después, ese agua, apta para el consumo, será inyectada en el sistema de distribución que parte de la planta y que, por gravedad (la población vive en zonas más bajas), llegará a los vecinos. Cuando esto suceda, la ONG mostrará sus resultados y solicitara más apoyo económico a los donantes para replicar este método en otras plantas dañadas en zonas rurales donde la atención mediática y otras organizaciones no están llegando.
  • Tras su visita a los almacenes de Cruz Roja, Álvarez se traslada a Las Vegas porque algo ha fallado. La primera remesa de agua clorada en el 'blader' e inyectada en el sistema de distribución no está llegando a los vecinos. El trabajador humanitario no duda en entrar al tanque del que parten las tuberías para tratar de averiguar qué ocurre. Anochece y poco más podrá hacer aquí. Continuará su trabajo en la oficina temporal de ACH en Piura y después en el hotel: reunión y un sinfín de llamadas para buscar a quien pueda ayudar a desatascar la situación.
    13Tras su visita a los almacenes de Cruz Roja, Álvarez se traslada a Las Vegas porque algo ha fallado. La primera remesa de agua clorada en el 'blader' e inyectada en el sistema de distribución no está llegando a los vecinos. El trabajador humanitario no duda en entrar al tanque del que parten las tuberías para tratar de averiguar qué ocurre. Anochece y poco más podrá hacer aquí. Continuará su trabajo en la oficina temporal de ACH en Piura y después en el hotel: reunión y un sinfín de llamadas para buscar a quien pueda ayudar a desatascar la situación.
  • Grimaldo es el presidente de la Junta Administradora de Servicios de Saneamiento (JASS) de Las Vegas. Las JASS son organizaciones comunales conformadas por vecinos para administrar, operar y mantener los sistemas de agua y saneamiento. Apenas había sido elegido para el cargo en noviembre y unos meses después las inundaciones colapsaron la instalación. No había nada que pudiera hacer para que el agua llegase a sus vecinos. Pero cuando Acción contra el Hambre acudió al rescate, no dudó en trabajar como el que más, incluso durmiendo a la intemperie para vigilar que nadie robaba los materiales usados para la rehabilitación de la planta.
    14Grimaldo es el presidente de la Junta Administradora de Servicios de Saneamiento (JASS) de Las Vegas. Las JASS son organizaciones comunales conformadas por vecinos para administrar, operar y mantener los sistemas de agua y saneamiento. Apenas había sido elegido para el cargo en noviembre y unos meses después las inundaciones colapsaron la instalación. No había nada que pudiera hacer para que el agua llegase a sus vecinos. Pero cuando Acción contra el Hambre acudió al rescate, no dudó en trabajar como el que más, incluso durmiendo a la intemperie para vigilar que nadie robaba los materiales usados para la rehabilitación de la planta.
  • A la mañana siguiente, Álvarez regresa a Las Vegas desde Piura, a una hora de camino en coche. Normalmente, el trayecto es más corto, pero el mal estado de las carreteras debido a las inundaciones, ralentiza el trayecto. Libreta en mano, el cooperante dibuja la planta con la ayuda de uno de los constructores de la instalación al que ha conseguido localizar.
    15A la mañana siguiente, Álvarez regresa a Las Vegas desde Piura, a una hora de camino en coche. Normalmente, el trayecto es más corto, pero el mal estado de las carreteras debido a las inundaciones, ralentiza el trayecto. Libreta en mano, el cooperante dibuja la planta con la ayuda de uno de los constructores de la instalación al que ha conseguido localizar.
  • Jorge Ancajima trabajó en la construcción de Las Vegas. Tras examinar los tanques, determina que ha entrado aire en el sistema de distribución y hay que purgarlo.
    16Jorge Ancajima trabajó en la construcción de Las Vegas. Tras examinar los tanques, determina que ha entrado aire en el sistema de distribución y hay que purgarlo.
  • Dicho y hecho, Grimaldo, Ancajima y Álvarez se ponen en marcha hacia donde el constructor cree recordar que está uno de los puntos habilitados para purgar la red de distribución. Hace calor y la belleza del paisaje constrasta con su hostilidad: el suelo está plagado de pinchos que se clavan en las botas y las púas de las flores rasgan y atraviesan la ropa.
    17Dicho y hecho, Grimaldo, Ancajima y Álvarez se ponen en marcha hacia donde el constructor cree recordar que está uno de los puntos habilitados para purgar la red de distribución. Hace calor y la belleza del paisaje constrasta con su hostilidad: el suelo está plagado de pinchos que se clavan en las botas y las púas de las flores rasgan y atraviesan la ropa.
  • Toca cavar. Ha habido suerte, aquí está el punto de drenaje. Jorge desenrosca con dificultad el tapón y pronto comienza a brotar agua, primero sucia (la que quedaba estancada en el sistema) y después limpia, la que el día anterior se inyectó en la red. Esta misma operación, la realizarán en el resto de puntos habilitados para purgar hasta que el agua brote finalmente en los grifos de las viviendas.
    18Toca cavar. Ha habido suerte, aquí está el punto de drenaje. Jorge desenrosca con dificultad el tapón y pronto comienza a brotar agua, primero sucia (la que quedaba estancada en el sistema) y después limpia, la que el día anterior se inyectó en la red. Esta misma operación, la realizarán en el resto de puntos habilitados para purgar hasta que el agua brote finalmente en los grifos de las viviendas.
  • Muchas infreaestructuras han quedado dañadas por las inundaciones como los puentes y carreteras. Pero sin ellos, la vida sigue. Sin embargo, sin agua no. Por eso, es urgente que el equipo de emergencias consiga su objetivo. Primero, porque supondrá que los 3.000 vecinos de las comunidades de Las Vegas, San Sebastián y Juan Velasco podrán beber. Y segundo, para que este éxito atraiga nuevos fondos para replicar la respuesta en otras poblaciones afectadas.
    19Muchas infreaestructuras han quedado dañadas por las inundaciones como los puentes y carreteras. Pero sin ellos, la vida sigue. Sin embargo, sin agua no. Por eso, es urgente que el equipo de emergencias consiga su objetivo. Primero, porque supondrá que los 3.000 vecinos de las comunidades de Las Vegas, San Sebastián y Juan Velasco podrán beber. Y segundo, para que este éxito atraiga nuevos fondos para replicar la respuesta en otras poblaciones afectadas.
  • Finalmente, lo lograron. Grimaldo toma el relevo y prepara nuevas remesas de agua clorada para distribuir a sus vecinos mientras se finalizan los trabajos de limpieza y rehabilitación de la planta que estará de nuevo en funcionamiento cuando baje el grado de turbidez del agua que baja por el canal.
    20Finalmente, lo lograron. Grimaldo toma el relevo y prepara nuevas remesas de agua clorada para distribuir a sus vecinos mientras se finalizan los trabajos de limpieza y rehabilitación de la planta que estará de nuevo en funcionamiento cuando baje el grado de turbidez del agua que baja por el canal.