Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Superar las naciones

En tiempos de incertidumbre, lo instintivo es regresar al núcleo familiar. Esto es lo que ha ocurrido en este periodo de crisis. Pero lo inteligente es unirse y aliarse. En este periodo, en Europa ha aumentado el sentimiento nacionalista. Estos defienden la uniformidad cultural y lingüística. En la era de Internet resulta mezquino, además de imposible, limitar el acceso a una cultura que ya es global. Cada ciudadano debe poder crearse el bagaje cultural que desee. Detrás de esa defensa de la cultura propia se encuentra el afán de los partidos políticos por aumentar su capacidad de poder, decisión e influencia. En materia lingüística, Europa cuenta con una lengua como el latín, madre de la mayoría de las lenguas habladas, a la que se debería volver. Por ello, frente a los Estados-nación, los partidos de izquierdas deberían luchar por un Estado de ciudadanos, libres de la uniformidad cultural que imponen las naciones.— Joaquín Gismero Brís.Torrejón de Ardoz (Madrid).

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.