Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kevin Hart, sexo, mentiras y chantaje

El cómico estadounidense pide perdón públicamente obligado por las amenazas de ver publicado un vídeo de contenido sexual si no pagaba una cantidad millonaria

El cómico Kevin Huart y su esposa, Eniko Parrish, en un acto el pasado mes de agosto. rn
El cómico Kevin Huart y su esposa, Eniko Parrish, en un acto el pasado mes de agosto. AP

Kevin Hart es el cómico mejor pagado de la industria estadounidense, según la revista Forbes. En 2016 facturó 87,5 millones de dólares de ganancias y superó por primera vez los ingresos de Jerry Seinfeld que había ocupado este podio en anteriores ocasiones. Pero ser rico y famoso tiene su cara y su cruz. El actor, de 38 años, ha vivido unas semanas de muy buena imagen con motivo de la publicación de su último libro y por ser el primero que inició la cadena de solidaridad y ayuda entre las celebridades a favor de los damnificados por el huracán Harvey. Pero la buena racha se acabó el pasado sábado cuando el propio actor publicó un enigmático vídeo en su cuenta de Instagram en el que pedía perdón a su mujer Eniko Parrish ­—embarazada del primer hijo de la pareja y con quien se casó en agosto de 2016— y a sus dos hijos frutos de su primer matrimonio. “Ofrezco disculpas a mi esposa e hijos. Debo hacer las cosas mejor y lo haré. No soy perfecto y jamás dije que lo fuera. Los quiero a todos”. Y añadía: “Tampoco voy a permitir que una persona obtenga ganancias financieras por mis errores”.

Sending so many apologies to my wife & kids. I gotta do better and I will. I'm not perfect and have never claimed to be ...I love you all.

Una publicación compartida de Kevin Hart (@kevinhart4real) el

La explicación confirma los rumores de que alguien, aún no identificado, ha estado tratando de extorsionar al artista con material que mostraría al actor con una mujer desconocida en un club y que también existirían dos vídeos más con contenido íntimo. Tras el vídeo, un representante del actor declaró a la revista People que “alguien ha intentado realizar una extorsión fallida a Kevin. No podemos comentar nada más ya que podría afectar a la investigación que se está realizando”. Por su parte, un portavoz de la oficina del FBI de Los Ángeles manifestó que la agencia ni confirma ni niega que existan dichas investigaciones.

Por tanto las conclusiones se deben sacar, de momento del texto, del vídeo que el mismo actor ha subido a su cuenta de Instagram, donde cuenta con casi 55 millones de seguidores: “Estoy en un momento de mi vida en el que siento que tengo un objetivo en la espalda y por eso debo tomar decisiones inteligentes. Recientemente no lo hice. No soy perfecto. (….) Cometí un mal error de juicio y me metí en un ambiente donde solo pueden pasar cosas malas, y lo hicieron. Y al hacerlo, sé que voy a lastimar a las personas más cercanas a mí”.

Poco después del vídeo de Kevin Hart, el portal especialista en desvelar los secretos de los famosos TMZ explicó que “una mujer exigía millones de dólares para no hacer pública una grabación en la que el cómico aparecía con una mujer en actitud sexual sugestiva”; y que la reacción del artista en las redes sociales trataba de buscar una salida a esta situación excepcional.

Kevin Hart y su mujer, en una foto publicada por el cómico en su Instagram.
Kevin Hart y su mujer, en una foto publicada por el cómico en su Instagram.

En mitad de esta situación, la exesposa de Hart se prestó a una entrevista en el programa Inside Edition que se emitió el lunes por la noche en la que afirmó que “las mentiras y la infidelidad” fueron el motivo de su separación.