Hillary Clinton defiende su matrimonio

“Hubo momentos en los que no estaba completamente segura sobre si podía sobrevivir”, asegura la excandidata demócrata a la presidencia de EE UU

Hillary y Blill Clinton, el pasado mayo en Nueva York.
Hillary y Blill Clinton, el pasado mayo en Nueva York.Getty Images

Uno de los libros del año va a ser, con toda seguridad, el What Happened (en español, Qué pasó) de Hillary Clinton, esas 494 páginas que salen a la venta el 12 de septiembre y que recogen reflexiones personales sobre la derrota electoral que dejó boquiabierto a medio mundo. A la luz de los pasajes que se han ido conociendo en los últimos días, la obra recorre varios de los fantasmas que han acompañado a la figura de la candidata demócrata a la presidencia a lo largo de su vida, incluida su complicada y criticada relación con su esposo, el expresidente Bill Clinton.

Más información
La Historia de Hillary Clinton
Hillary Clinton: “Trump es un presidente impulsivo, reactivo, que no entiende las consecuencias de sus acciones”
Internet se obsesiona con el nuevo flequillo de Hillary Clinton

La ex primera dama defiende la autenticidad de sus lazos y asegura que la suya ha sido una alianza de décadas “con muchos, muchos más días felices que tristes o enfadados”, según un fragmento recogido este miércoles por la CNN. “Lo oí de nuevo en la campaña de 2016… ‘Ahora son solo matrimonio en el papel”, escribe Hillary Clinton, para añadir “él lee esto por encima de mi hombro, en la cocina, con los perros a los pies y al momento se irá a reorganizar nuestra librería por millonésima vez… Pero no me importa porque le encanta hacerlo”. “Hubo momentos en los que no estaba completamente segura sobre si nuestro matrimonio podía sobrevivir”, asegura. “En esos días, me hacía las preguntas que me importaban: ¿Todavía le quiero? ¿Todavía puedo estar en este matrimonio sin ser alguien irreconocible para mí? Las respuestas eran siempre sí”.

Hay otro momento del libro, según la CNN, donde se pregunta por qué sigue sin gustar a mucha gente en EE UU, después de ochos años como primera dama, su periodo como senadora por Nueva York, como secretaria de Estado o sus dos intentos como candidata presidencial. “¿Qué me hace ser semejante pararrayos de la furia? Lo pregunto de veras, estoy perdida”, dice, para después apuntar que, en parte, piensa que eso ocurre porque es una mujer.

Clinton también entona el mea culpa sobre su derrota ante Donald Trump. “He repasado todos los errores que cometimos. Asumo la responsabilidad de todos ellos. Puedes culpar a los datos, el mensaje y todo lo que quieras, pero la candidata era yo, era mi campaña, eran mis decisiones”, escribe. Reconoce, entre otras cosas, que le agarró con el pie cambiado el estilo de campaña del magnate neoyorquino, un promotor inmobiliario convertido en showman televisivo antes de dar el salto a la política. Y no supo reaccionar. “Es justo decir que no me di cuenta de lo rápido que el suelo se movía bajo nuestros pies”, afirma. “Estaba llevando a cabo una campaña tradicional con políticas muy pensadas y coaliciones muy meticulosas, mientras Trump estaba llevando a cabo un reality show que, de forma experta e implacable, azuzaba el enfado y el resentimiento de los estadounidenses”. También menciona la injerencia rusa en las elecciones que las fuerzas de seguridad y servicios de inteligencia estadounidenses dan por segura, y lamenta no poder responder a Vladímir Putin como presidenta de Estados Unidos. “Sé que debe estar pasándolo muy bien todo esto, pero aún no es el que ríe el último”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Amanda Mars

Periodista. Corresponsal jefa de EL PAÍS en EE UU hasta abril de 2022. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS