Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El imperio Kardashian cumple su primera década

La irrupción de esta peculiar familia cambió el concepto de fama

De izquierda a derecha: Kris Jenner, Khloé Kardashian, Kendall Jenner, Kourtney y Kim Kardashian, Caitlyn y Kylie Jenner, y la pequeña North West.
De izquierda a derecha: Kris Jenner, Khloé Kardashian, Kendall Jenner, Kourtney y Kim Kardashian, Caitlyn y Kylie Jenner, y la pequeña North West. GETTY

No hay día en que su apellido no salga en los titulares de prensa. Para bien o para mal o, simplemente, por ser Kardashian. Esta semana la televisiva familia estadounidense de origen armenio cumple una década en el ojo del huracán, gracias a su exitoso reality show llamado Las Kardashian. En este decenio sus integrantes han conquistado, además, las redes sociales donde entre todos acumulan 700 millones de seguidores. Gracias a este improvisado negocio la más famosa del clan, Kim Kardashian, se ha embolsado 38 millones de dólares, según Forbes, y lo ha conseguido con sus recomendaciones de productos y sus polémicos selfies. “No voy a hacer nada a partir de ahora en lo que no tenga el control creativo. En el pasado, decía sí a demasiadas cosas, ya fueran bronceados, zapatos, cupcakes o vídeos de fitness. Y lo compartía todo con mis dos hermanas [Kourtney y Khloé], y pensé: ‘Trabajamos muy duro para recibir muy poco’. Hay mucha información falsa sobre los números, y realmente quería crear un negocio yo sola. Lo he probado todo y ahora me puedo centrar en algo”, explicó a la web especializada en moda WWD, anunciando así que tomaba las riendas de su nombre y negocio.

El aniversario llega acompañado de un maratón televisivo de las 13 temporadas de este reality show, que se emite en E! y no hay señales que anuncien su fin. Todo lo contrario. La cadena ha invertido otros 66,6 millones de dólares para mantener en antena un año más a la familia mejor pagada de la televisión en EE UU. También está prevista la emisión el 24 de septiembre de un especial Kardashian. Pero sobre todo este aniversario coincide con continuos análisis sobre este fenómeno que cambió el significado de la palabra fama.

La cinta porno que cambió sus vidas

En 2007 salió a la luz un vídeo sexual entre la entonces asistente de Paris Hilton, Kim Kardashian y el rapero Ray J. Lo que para muchos hubiese sido un material incómodo para ella fue la gallina de los huevo de oro. El vídeo acabó convirtiéndose en la cinta porno más vista hasta entonces, con 100 millones de visitas. El nombre de la ahora esposa de Kanye West empezó a salir en todas partes y su madre, la mente detrás del éxitoso clan, no perdió tiempo y le propuso al presentador de televisión Ryan Seacrest realizar un reality show. El resto es historia.

Antes de las Kardashian, la fama no era una meta sino consecuencia de un logro. Pero como confiesan los productores de Las Kardashian desde el primer día quedó claro que este clan con hambre de éxito y una boutique en un barrio no especialmente chic de Los Ángeles solo podía ofrecer al público sus propios pecadillos. Y a los televidentes le gustó lo que vieron. Como recuerda The Hollywood Reporter, Kris, Kourtney, Kim, Khloé, Kendal y Kylie además, de Rob y el exmarido de la matriarca y ahora icono transgénero Caitlyn Jenner, se convirtieron en La familia Brady del nuevo milenio. Pero de carne y hueso, no fruto de la ficción de unos guionistas. Nacieron para ello, criadas en medio de la fama que les proporcionó el patriarca Robert Kardashian, el amigo y abogado de OJ Simpson.

Kim Kardashian y Kourtney Kardashian.
Kim Kardashian y Kourtney Kardashian. GTRES

Kris, la matriarca, las Kardashian, explica que la clave de su éxito estuvo en tratar la televisión como “quien se mira a un espejo”. Así su día a día se transformó más bien en un estilo de vida y crearon un imperio en el que desafiaron los estereotipos de Hollywood manejando su propia marca. Ninguna de ellas es actriz, canta o baila, pero siempre están invitadas a las grandes citas del mundo del espectáculo. Son parte de la cultura popular como indica el estudio realizado en The Hollywood Reporter. Este mismo análisis asegura que el 72% de los encuestados están de acuerdo en la explotación que las Kardashian hacen de sus cuerpos y de su femineidad. Y tres de cada cinco envidia sus dotes como empresarias. ¿La más envidiada? Kendall.

Kendall y Kylie Jenner son las más jóvenes de esta saga. Al menos por ahora. Porque el relevo está en puertas como demuestra la entrevista que publica Interview con North West. A sus cuatro años la primogénita de Kim y Kanye West abre su corazón a sus entrevistadores (los hijos de Cindy Crawford y Britney Spears) confesando secretos como su amor por la pizza, el arco iris o la princesa Jasmine de Aladdin. Un artículo de portada para la revista que fundó Andy Warhol, padre del pop y conocedor ya en los 60 de lo importante que son tener “cinco minutos de fama”.