Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Kardashian como ejemplo de mujer emprendedora

La estrella de la televisión habla de su exitosa estrategia empresarial, y auncia su marca de cosméticos, en un congreso organizado por 'Forbes'

Kim Kardashian, este martes en el Forbes Women's Summit celebrado en Nueva York.
Kim Kardashian, este martes en el Forbes Women's Summit celebrado en Nueva York. AFP

Kim Kardashian lleva años protagonizando titulares. Y en el último año no solo ha salido en las revistas sobre famosos, también ha saltado como protagonista a la prensa económica, en julio de 2016 fue portada de la revista Forbes, y a los medios generalistas tras el millonario robo a mano armada que sufrió en su hotel de París el pasado octubre. Este martes, la estrella de la telerrealidad que saltó a la fama por la difusión en 2007 de un vídeo de contenido sexual con su entonces novio, fue una de las invitadas de Forbes a su congreso sobre mujeres empresarias. Y allí ha hablado de su exitosa estrategia empresarial. Una charla que ofreció justo un día después de que la publicación la colocase en el puesto número 47 de las 100 celebridades que más dinero ganaron los últimos 12 meses: ella se embolsó 45,5 millones de dólares (40,6 millones de euros). Pero Kim Kardashian West quiere más, pues ya ha anunciado su próximo proyecto.

La semana que viene va a lanzar su propia marca de cosméticos. En concreto, KKW Beauty verá la luz el próximo 21 de junio, como se ha encargado de anunciar una de las reinas de Instagram en su propia cuenta, en la que tiene 101 millones de seguidores. También lo dice el perfil que ha abierto en la misma red social la marca de maquillaje que lleva sus iniciales, una cuenta que en menos de un día acumula más de 52.000 seguidores. La marca empezará con la venta de kits de maquillaje contour (productos que se utilizan para redefinir el rostro) que estarán a la venta en su página web.

Steve Forbes y Kim Kardashian, este martes en el Forbes Women's Summit celebrado en el Spring Studios de Nueva York.
Steve Forbes y Kim Kardashian, este martes en el Forbes Women's Summit celebrado en el Spring Studios de Nueva York. AFP

“Este año ha sido muy emocionante para mí porque ha sido la primera vez que he pasado de tener acuerdos de licencia con mi nombre a ser la propietaria [de una marca]”, dijo Kardashian, ataviada con un look empresarial con un traje negro con raya diplomática y maquillaje sobrio. Su charla se tituló Evolving The Empire: Kim Kardashian West on Reigning Supreme, y estuvo enmarcada en el congreso organizado por Forbes en Nueva York en el que reunió a decenas de mujeres empresarias y emprendedoras “con el objetivo de cambiar los balances de poder del mundo empresarial”.

The KKW X KYLIE collab of 4 nude lip kits with the new creme liquid formula is available now! So proud to collab with my little twin sissy! KylieCosmetics.com

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Kardashian quiere tomar las riendas de su nombre y negocio. “No hay nada que ahora vaya a hacer en lo que no tenga el control creativo. En el pasado, encontraba poder en decir sí a demasiadas cosas, ya fueran bronceados, zapatos, cupcakes o vídeos de fitness. Y lo compartía todo con mis dos hermanas [Kourtney y Khloé], y pensé: ‘Trabajamos muy duro para recibir muy poco’. Hay mucha información falsa sobre los números, y realmente quería crear un negocio yo sola. Lo he probado todo y ahora me puedo centrar en algo”, recoge sus palabras la web especializada en moda WWD.

Esta no es su primera incursión en el mundo del maquillaje. El pasado 25 de abril lanzó una pequeña línea de cuatro labiales cremosos en tonos rosados y nude en colaboración con la exitosa marca de cosméticos de su hermana pequeña, Kylie Jenner. De hecho, Seed Beaut es el fabricante de los productos que va a lanzar la esposa del rapero Kanye West y es el mismo que está detrás de Kylie Cosmetics. Por ahora no ha habido ningún tipo de reacción por parte de la pequeña del televisivo clan ante la noticia de que la hermana más mediática de la familia vaya a luchar por una parte de su mismo mercado.

Such a tremendous honor to be on the cover of @forbes! I never dreamed this would happen and know my Dad would be so proud. #NotBadForAGirlWithNoTalent 😍😜

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Kardashian, de 36 años, anunció que pronto va a añadir nuevos productos y también su primera fragancia para finales de este año, una empresa en la que está involucrada en todos los procesos de un producto. “Tras 10 años maquillándome cada día, realmente he puesto ese conocimiento en acción y producción”, dijo ante Steve Forbes, presidente y editor jefe de Forbes Media. Una charla en la que habló de los tres meses de silencio que mantuvo en las redes sociales —en las que, según calcula la revista, uno de sus mensajes patrocinados puede valer 300.000 dólares— tras el atraco en París, y que le sirvieron para pensar en sus negocios. Durante ese tiempo, además de preparar su marca de cosméticos, expandió su aplicación de emoticonos y lanzó una línea de ropa para niños con su marido.

A estos negocios a hay que añadir su página web (la suscripción mensual cuesta 2,99 dólares) y su juego para móviles que recrea su lujosa vida, que ha generado unos 200 millones de dólares de beneficio desde que fue lanzado en junio de 2014 y se ha convertido en su principal fuente de ingresos. Aunque su nueva marca de maquillaje se puede convertir para Kardashian en su nueva gallina de los huevos de oro, teniendo en cuenta el éxito de Kylie Jenner.

Además de su faceta como empresaria, la celebrity también dio unas claves de cómo usa sus distintas redes sociales —en las que tiene un total de 180 millones de seguidores—. A saber: Snapchat lo utiliza para mostrar más su día a día, Twitter para escuchar y hablar con sus seguidores (“Lo más importante es ser auténtico y escuchar) e Instagram le permite desarrollar su pasión por la fotografía y publicar imágenes más creativas. “Nada mal para una chica que no tiene talentos”, dijo en las redes a quienes criticaron su portada de Forbes.