Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dormitorio-cápsula llegan al aeropuerto de Ciudad de México

El aeródromo inaugura un servicio con habitaciones de dos metros de largo y uno de ancho

Un huésped en el interior de una de las cápsulas del hotel. EPV

Para quienes tengan una larga espera entre un vuelo y otro, para los que se encuentren con un retraso inesperado en el despegue o para quien quiera echar una cabezada tranquilamente en medio del ajetreo de un aeropuerto como el de Ciudad de México, ya está disponible el nuevo Hotel Cápsula del aeródromo. Izzzleep tiene 40 cápsulas individuales que ejercen como pequeñas habitaciones.

Miden casi dos metros de largo por uno de ancho y alto. Cada una de ellas está equipada con una pantalla de alta definición; caja fuerte, puerto USB; espejo; control de iluminación; extintor y botón de emergencia para solicitar asistencia personal. 

La idea del Hotel Cápsula surgió en Japón en 1979, cuando el arquitecto Kisho Kurokawa diseñó un alojamiento que ofrecía diminutos apartamentos. Desde entonces se han construido muchos espacios basados en esta idea, pero es ahora cuando llega a México.

Sus responsables aseguran que lo han adaptado a las necesidades de los mexicanos y de todos los turistas que les visitan. Para hacer que este concepto japonés se adaptara a los requerimientos occidentales, se hizo una prueba piloto con viajeros de 53 países, durante la cual se hospedaron alrededor de mil personas. Su accesible precio, unos 25 euros, lo convierte en ideal para los viajeros en tránsito en el aeropuerto mexicano, uno de los más grandes de Latinoamérica.