Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre que acabó con la rigidez de las españolas

Una muestra reivindica la trayectoria del gran maestro Pertegaz, el encargado de vestir de novia a doña Letizia

Algunos de los vestidos de Pertegaz que se mostrarán en la exposición que acoge la Sala Canal de Isabel II de Madrid.
Algunos de los vestidos de Pertegaz que se mostrarán en la exposición que acoge la Sala Canal de Isabel II de Madrid.

Manuel Pertegaz (1918 - 2014) ha sido el diseñador escogido por la Comunidad de Madrid para dar continuidad a su programa de apoyo a la moda como “industria cultural esencial”. A partir del 9 de septiembre la Sala Canal de Isabel II acogerá una exposición retrospectiva dedicada al modisto aragonés que intenta replicar el éxito de la muestra dedicada a Jesús del Pozo en 2016. Una selección de 50 piezas de alta costura y prêt-à-porter que incluye trajes de día, de noche, de cóctel y de novia, explica la trayectoria de uno de los diseñadores más relevantes de la historia de la moda española. “La idea es ponerlo en valor y recordar su trabajo”, explica a este periódico Raúl Marina, comisario de la exposición junto a Amalia Descalzo. Ambos han dedicado ocho meses a conceptualizar, investigar y finalmente montar una muestra que reivindica el trabajo de uno de los diseñadores nacionales con mayor proyección internacional.

“Una de las cosas que puede sorprender al público es que fue un diseñador que estuvo siete décadas en activo. Nunca paró, estaba constantemente trabajando y adaptándose a los tiempos que corrían", recuerda Marina. Nacido en 1917 en Olba (Teruel), Pertegaz dio sus primeras puntadas como aprendiz con 12 años en Barcelona y con 24, en 1942, abrió en esa misma ciudad su propia casa de costura. Seis años después, abriría su taller en Madrid.

Viaje a Estados Unidos

El modista Manuel Pertegaz, ante uno de sus vestidos de novia, en el Museo Reina Sofía de Madrid en 2004. ampliar foto
El modista Manuel Pertegaz, ante uno de sus vestidos de novia, en el Museo Reina Sofía de Madrid en 2004. EL PAÍS

A mediados de los cincuenta viajó a Estados Unidos junto a Valentino, Emilio Pucci, Pierre Cardin, Pierre Balmain y las hermanas Fontana. Las estadounidenses quedarían encandiladas con sus creaciones. En 1957 su nombre sonó como posible sucesor de Christian Dior. Y a finales de los sesenta, al contrario que Balenciaga y otros diseñadores que con la irrupción del prêt-à-porter dejarían el negocio, Pertegaz abrazó con entusiasmo los cambios. “Hizo alta costura juvenil y consiguió que las españolas dejaran de ser rígidas y tradicionales y pasaran a ser modernas. Las chicas de Pertegaz en los cincuenta, los sesenta y los setenta eran el futuro. Lo que hoy vemos en la calle” le explicaba Margarita Rivière a Eugenia de la Torriente cuando murió. Vestir a doña Letizia el día de su boda en 2004 fue el colofón a su trayectoria: "Es el broche más hermoso que podía recibir a estas alturas de mi carrera" declararía entonces. Ese mismo año el Reina Sofía le había dedicado una extensa retrospectiva comisariada por el también diseñador Elio Berhanyer. A los pocos meses se retiraría públicamente, aunque no dejó de trabajar hasta muy poco antes de su muerte en 2014.

Piezas icónicas y también prendas nunca antes expuestas han sido seleccionadas para contar la aportación a la moda del discreto Pertegaz, siempre entregado a embellecer sin estridencias a la mujer. Procedentes en su mayoría del Studio Pertegaz, también se incluyen prendas del Museo del Traje, del Centro de Documentación y Museo Textil de Terrassa así como de colecciones privadas. En la última planta, se proyectará un vídeo de 360º protagonizado por la modelo Vanessa Lorenzo luciendo creaciones del modisto y dirigido por Eugenio Recuenco, también autor de las fotografías del catálogo: “El vídeo quiere ofrecer un retrato de la mujer para la que creaba. Ella era su inspiración más absoluta. Pertegaz creó el concepto de mujer cisne: frágil y majestuosa al mismo tiempo. Fue todo un abanderado del glamur sereno”, recalca el comisario. Aunque para Marina quizá la conclusión más interesante es que “Pertegaz, mediante la moda, dio valor a la herramienta social más poderosa de nuestros días: la imagen”.

Este 2017 será recordado como el de la moda española en los museos. El centenario de la apertura de la primera tienda de Balenciaga en San Sebastián ha sido celebrado con exposiciones por todo el mundo. A las muestras que han preparado en el Museo Balenciaga en su Getaria natal, hay que sumar la que le ha dedicado el Bourdelle de París y la que exhibe el Victoria & Albert Museum de Londres. Pero hay más. Tras la exposición actual de trajes regionales españoles en la Casa de Víctor Hugo, en octubre se prepara una retrospectiva de Mariano Fortuny.