Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mentores en la universidad

Más sobre la universidad: hace falta promover la figura del mentor. Aquellos alumnos con suficiente interés y capacidad para llegar a ser profesores e investigadores, además de conocimientos les será imprescindible saber la mejor manera de emplearlos, transmitirlos y, sobre todo, ampliarlos —eso es la investigación—, y nada de eso está en los libros. En sistemas maduros suele establecerse entre los investigadores expertos y los más jóvenes una relación libre por ambas partes de amistad y entendimiento profesional que es vital. Permite a los jóvenes hablar sobre formas de hacer y expresar sus dudas a quien las escuchará; les ayuda a aprender a establecer redes profesionales, a ver la manera más eficiente de abordar los problemas, sin perder tiempo ni esfuerzos.

En suma, muestra a los jóvenes que son muy capaces de llegar a niveles que siendo su deseo profesional más ambicioso, en principio habían percibido como fuera de su alcance. Esto último es inspirar, y quien lo hace es el mentor. No están entre nuestras tradiciones ni se suele hablar de ellos, pero son imprescindibles.— Eliseo Pascual Gómez. Alicante.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.