Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Banderas hace latir a Marbella

El actor, anfitrión de la Gala Starlite, habla de política, de su amor por Málaga y asegura que "por el momento" no volverá a pasar por el quirófano

Nicole Kimpel y Antonio Banderas, en la gala Starlite.
Nicole Kimpel y Antonio Banderas, en la gala Starlite. WireImage

La noche se vistió de gala en Marbella. Por octava vez consecutiva la cantera de Nagüeles ha vuelto a tener a Antonio Banderas como su mejor embajador en la que se considera la velada más solidaria de la provincia malagueña. “Yo soy Málaga y Málaga soy yo”. El actor lo dice con la boca hinchada de orgullo mientras da la bienvenida a la Gala Starlite, una fiesta que no solo derrocha glamour, sino que también ofrece un espectáculo en el que las risas, las bromas y por qué no, las sorpresas reinan.

Tirar del lujo para recaudar fondos es seña de identidad de la Gala Starlite y en esta edición además ha tirado de un listado de grandes celebridades que han pisado la alfombra roja. Marta Sánchez, Ana Obregón, Gunilla von Bismarck, Eugenia Martínez de Irujo, Mónica Naranjo, Mariló Montero, Niña Pastori y Coti son solo algunas de las caras conocidas que la noche del domingo sacaron su lado más filantrópico. Y vaya si hubo ganas de derrochar dinero en pro de las fundaciones Lágrimas y favores y Niños en Alegría. Sino que se lo pregunten al actor y guionista Santiago Segura, que subastó un beso por la nada desdeñable cantidad de 4.000 euros. Eso sí, tuvo que besar a la mesa entera –12 personas–. Y Banderas no se quedó atrás. Aunque más de alguna de las asistentes al exclusivo evento –el cubierto llegó a costar hasta 1.000 euros– se animó a empezar la puja por 5.000 euros, un amigo de Nicole Kimpel, pareja del malagueño, desembolsó 20.000 para que la empresaria holandesa se quedara con el tan ansiado beso del intérprete de La piel que habito.

Pero ese no fue el único récord de la gala. Pues en un subidón de emociones, por parte de los 400 asistentes, en medio de la puja logró quitarle protagonismo a la magnífica lluvia de estrellas que decoraba el cielo despejado de Marbella. “Esto es algo nunca antes visto”, decían con asombro la modelo argentina Valeria Mazza y el humorista Carlos Latre, que repitieron como presentadores de la gala. Y es que un cartel taurino elaborado por el músico y artista plástico José María Cano alcanzó la estratosférica cifra de 260.000 euros. “Ha sido una noche increíble. Creo que ha sido una de las galas donde más se ha recaudado. Lo que se alcanzó con el cuadro [de Cano] ha sido espectacular. Estamos felices y emocionados”, decía a EL PAÍS Sandra García-Sanjuán, fundadora del festival, al finalizar la velada.

Antonio Banderas firma el Ford Mustang en la Gala de Starlite.
Antonio Banderas firma el Ford Mustang en la Gala de Starlite. Getty Images

Tres horas de gala –en las que se premió al chef Dani García (dos estrellas Michelin), la actriz Loles León, el cantaor Miguel Poveda, la bailaora Sara Baras y el entrenador de fútbol Diego Simeone– han servido para que los asistentes se animaran a pujar por una subasta variopinta que iba desde una guitarra y cajón firmada por Banderas [se vendió por 15.000 euros], cinco noches en un hotel de lujo en las Maldivas [10.000 euros], el cuadro Follies de Emilio Machado [27.000 euros], una visita al atelier de Gaetano Aloisio [9.000 euros], asistir a un evento a favor del medioambiente organizado por el príncipe Alberto de Mónaco y Leonardo DiCaprio [8.000 euros] hasta la experiencia de conducir un Ford Mustang y hospedarse en uno de los hoteles de la cadena Living hotel of the World [4.000 euros].

La gala Starlite donará, como lo ha hecho desde su comienzo, el cien por cien de lo recaudado a las fundaciones Niños en Alegría, creada por García-Sanjuán, y Lágrimas y Favores, de Banderas. A lo largo de estas ocho ediciones –más una realizada en México- se ha logrado recaudar 2.027.383 euros, lo que se materializa en unas 130.000 familias ayudadas.

La cantante Mónica Naranjo posa durante la Gala Benéfica Starlite.
La cantante Mónica Naranjo posa durante la Gala Benéfica Starlite. EFE

Starlite sopesa abandonar Marbella

Pero no todo han sido risas y récords para los organizadores del festival. A pesar de que Starlite se concibió en 2012 como una manera de recuperar el esplendor vivido por la ciudad en las décadas de los sesenta y setenta, este 2017 los promotores han denunciado públicamente que el Gobierno municipal  –presidido por José Bernal y constituido por la unión de los votos del PSOE, IU, Costa del Sol Sí Puede y Opción Sampedreña–, ha adoptado una "actitud obstaculizadora". En un comunicado emitido el pasado 4 de agosto los coordinadores se quejaron de que pese a que la organización del festival se cierra con un año de antelación en esta edición la autorización se concedió apenas con 72 horas de antelación a la fecha prevista.

También reprochaban que el Ayuntamiento desconociera la calificación del festival como actividad de interés general y haya “encorsetado jurídicamente” la actividad, lo que obliga a tramitar día a día autorizaciones extraordinarias de ampliación del horario.

El malestar por parte de los organizadores es tal que aseguran están evaluando “de forma seria” trasladar el festival a otra ciudad, e incluso ya han comenzado conversaciones con gobiernos de otros municipios que no han tardado en comunicarles su interés por albergar este espectáculo.

La modelo Valeria Mazza .
La modelo Valeria Mazza . Getty Images

Y como Banderas, que acaba de cumplir 57 años, no sabe morderse la lengua, decidió mojarse y hablar del polémico tema. “Yo no formo parte del festival, solo tengo que ver con la gala. Pero tengo una opinión. Cada vez me gusta menos hablar de política porque no me gusta alimentar la endogamia del político que nos hace pensar que sin ellos no podemos vivir, y sí que se puede”, decía en su introducción el también diseñador. “Desgraciadamente Marbella no tiene minas de carbón ni de acero ni de cobre. Esta es una tierra que vive del turista y que pretende seguirlo haciendo. Y el festival ofrece un servicio extraordinario que ha calado en el mundo. Yo no quiero que se vaya este festival de aquí. Tiene que existir una solución, pero tiene que haber voluntad”, remataba el actor.

Menos convencida está su fundadora Sandra García-Sanjuán, que aún no sabe si la relación entre el festival y el gobierno municipal pueda mejorar. “Tenemos que seguir valorando la situación. Tenemos que analizarlo todo”, sentenciaba sin querer añadir más detalles.

El corazón de Banderas

“No hay operación. Yo me encuentro muy bien y de momento los cardiólogos me dicen que no es necesario que me hagan otra intervención”, con esta frase el actor daba por zanjados los rumores que aseguraban que iba a volver a pasar por el quirófano debido a las arritmias que padece.

Y en cuanto a su relación con Kimpel asegura que sigue muy enamorado, pero que no tiene planes de boda. Una vez más la simpatía y espontaneidad del actor ha vuelto a conquistar la noche marbellí. Aunque puede ser que este sea el último año que Banderas y sus amigos desfilen por esta cantera, el intérprete ya está planeando su próxima gala.