Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último homenaje a David Delfín

La madre del fallecido diseñador recoge a título póstumo el Premio Nacional de Diseño de Moda anunciado el pasado noviembre

El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, saluda a la madre de David Delfín, María González, en presencia de Gorka Postigo, este miércoles en el homenaje al diseñador. EFE-Quality

En el mismo lugar en el que amigos y familiares le daban el último adiós, en los jardines del Museo del Traje de Madrid, donde el pasado 5 de junio se instalaba la capilla ardiente de David Delfín, este miércoles se volvían a reunir todos para homenajear al diseñador malagueño en la entrega a título póstumo del Premio Nacional de Diseño de Moda. "David Delfín fue un vanguardista, un rompedor, al que tuvimos la suerte de reconocer en vida”, dijo a las puertas de aquella capilla ardiente el ministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo por ese premio a sus 15 años de trayectoria que el diseñador llegó a recibir “emocionado” el pasado mes de noviembre.

La entrega física del premio, sin embargo, estaba pendiente y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte decidió hacerla por separado del resto de premiados como una distinción personal con David Delfín, “como un cariñoso homenaje a lo que fue y a todo lo que nos ha dejado”. Pero, además, el de hoy estaba pensado como un acto para trascender al propio homenajeado, para reconocer la importancia cultural de la moda y vincularlo con lo que él buscó siempre “traspasar las barreras entre la moda y el arte, los géneros y las generaciones, lo comercial y lo artístico”. “David Delfín tuvo esa sensibilidad y ese talento transversal, que pudo desarrollar en el mundo de la moda, trascendiéndola”, dijo Méndez de Vigo en su discurso que arrancó mencionando al artista alemán Joseph Beuys, inspiración del malagueño y cuyas palabras, “Muéstrame tu herida”, llevaba tatuadas. De Vigo acabó con una poesía escrita a cuatro manos entre el propio diseñador y su amiga y musa, Bimba Bosé.

María González, madre de David Delfín, y Gorga Postigo, expareja del diseñador, con el el Premio Nacional de Diseño de Moda.
María González, madre de David Delfín, y Gorga Postigo, expareja del diseñador, con el el Premio Nacional de Diseño de Moda.

Casi 200 invitados se han congregado en el Museo del Traje para recordar al modisto y artista y arropar a la madre de David Delfín, María González, que recogía el premio en su nombre acompañada de Gorka Postigo, expareja del diseñador. “Doña María, modista, recuerda que, con tres años y en su casa de aquella calle Sol, su hijo dio con ella sus primeras puntadas”, contó el ministro sobre los principios de quien entonces aún era Diego David Domínguez González. En Marbella descubrió su vocación y sensibilidad artística y en Madrid la lanzó al mundo cuando en 2001 creó su firma Davidelfin junto a los tres hermanos Postigo, Deborah, Diego y Gorka, y Bimba Bosé.

El diseñador Modesto Lomba, también presidente de ACME, esta tarde en el homenaje a David Delfín. ampliar foto
El diseñador Modesto Lomba, también presidente de ACME, esta tarde en el homenaje a David Delfín.

Gorka Postigo, que también fue cuñado de la fallecida Bimba Bosé, ha sido uno de los amigos más cercanos del diseñador en hablar durante el acto de entrega. “Gracias David y Bimba por todo lo vivido, porque somos mejores gracias a vosotros”, dijo. Alaska y Rossy de Palma, que ya le dedicaron un sentido adiós en las redes sociales, han aprovechado también para brindarle unas sentidas palabras. Y en nombre de la industria de la moda ha hablado el diseñador Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de la Moda Española (ACME).

“De algún modo la vida de David Delfín es la de alguien que premiaba con sus obras a aquellos que le habían ayudado a ser mejor, y el día de hoy demuestra que la generosidad es un camino de ida y vuelta, también en el mundo del arte y la moda”, continuó el ministro. El propio premio es una “vuelta agradecida a quien revolucionó la moda española contribuyendo con su marca a redibujar el perfil estético de la calle, de nuestra forma de vestirnos y de mostrarnos al mundo”. Y también era una vuelta a su arte y su carácter únicos este nuevo tributo en el que se han congregado de nuevo tantos amigos y admiradores.

Entre los invitados repartidos por los jardines del Museo, estaba el fotógrafo Pablo Sáez, la última pareja de David Delfín; la expareja del diseñador Pelayo Díaz; parte de la familia Bosé y Dominguín, Daniela y Bettina Bosé y Lucía Dominguín, muy cercanos al diseñador por la relación personal y profesional que mantuvieron Bimba Bosé y él. Se ha visto también a Pepón Nieto, Antonia San Juan, Bibiana Fernández o Ana García Siñériz. Y el mundo de la moda, prácticamente, fue en pleno. Desde Moisés Nieto, reciente Premio Nacional de Moda también, a Roberto Torretta, Amaya Arzuaga, Ángel Schlesser, Juan Duyos o Jorge Acuña han querido formar parte de este homenaje a quien se definió siempre “como un provocador de emociones”.

David Delfín, en su taller en agosto de 2002.
David Delfín, en su taller en agosto de 2002. RICARDO GUTIÉRREZ.

Más información