Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta muñeca está conectada

Analizamos las claves de Diesel On, la firma que está revolucionando el futuro de la relojería a golpe de app

Esta muñeca está conectada

Con los relojes (por llamarlos de alguna manera) está pasando como con los teléfonos móviles o los influencers: acaparan tantas funciones que se han convertido en (casi) imprescindibles en la vida diaria. Lo que antes era un simple artilugio para ver correr las manecillas de la hora, los minutos y los segundos, ahora se ha transformado en un artefacto conectable desde el que se puede regir el destino tecnológico que todo ser humano necesita en su día a día. Y Diesel On es un claro ejemplo de ello.

Desde Diesel (esa compañía que comenzó fabricando ropa denim transgresora y fuera de las reglas) describen sus nuevos relojes conectados (smartwatch híbridos) como “un compañero de ruta”… por muchas razones: no requieren ser cargados ya que en su interior late una pila de botón estándar; tocando el pulsador superior se puede ver rápidamente la alerta más reciente que ha llegado al móvil; con el pulsador central (eso que en un analógico responde al nombre de corona) se desplaza uno por los diferentes modos disponibles en el híbrido, la segunda zona horaria, la hora de la alarma y la fecha, por nombrar solo algunos usos.

Hay más. La subesfera muestra el progreso de tu actividad, te avisa de notificaciones entrantes e indica si estás en el modo de alarma, fecha o alerta. Y con el pulsador inferior puedes hacer una foto o controlar el seguimiento de los objetivos (actividad física, sueño, etcétera).

Todas estas funciones respiran gracias a una app (Diesel On) que hace que el Smartphone y el reloj Diesel On sean como un mismo cuerpo que caminan de la mano. Una app que poco a poco se va desarrollando y va asumiendo más tareas, como el LinkButton, que permite realizar fotos, hacer sonar el teléfono o controlar la música. Y ya que estamos en verano, acaban de lanzar dos modelos, digamos más atrevidos, con correa de silicona roja o negra. El tiempo corre. Y la relojería del futuro está dispuesta a no perder ni un segundo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.