Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pelea de mensajes entre Radiohead y Roger Waters sobre si es coherente actuar en Israel

Intelectuales critican a Thom Yorke por su recital en Tel Aviv: "Vais a tocar en un estado que ha impuesto un sistema de apartheid sobre el pueblo palestino"

Radiohead
Thom Yorke, líder de Radiohead, y Roger Waters, fundador de Pink Floyd, en actuaciones recientes. Getty

Quién lo diría: Radiohead criticados por (algunos de) sus colegas. Es la extraña situación a la que el respetadísimo Thom Yorke (Northamptonshire, Inglaterra, 1968) y sus compañeros, autores de la obra maestra Ok computer, se han visto abocados tras anunciar que actuarán en Tel Aviv (Israel) el próximo 19 de julio como cierre de su actual gira, A moon shaped pool (“Una luna con forma de piscina”).

“Nos gustaría que os lo pensarais otra vez, porque al tocar en Israel lo estaréis haciendo en un estado que, según la ONU, ha impuesto un sistema de apartheid sobre el pueblo palestino”, reza la carta abierta que un total de 47 intelectuales, entre ellos músicos como Roger Waters (exPink Floyd), Thurston Moore (Sonic Youth), Nick Seymour (Crowded House) o Robert Wyatt, directores de cine como Ken Loach, actores y escritores, publicaron el pasado mes de abril, inspirados por el movimiento BDS (“Boicots, Desinversiones y Sanciones”), fundado en 2005.

"Es profundamente irrespetuoso asumir que estamos mal informados o que somos tan retrasados que no podemos tomar estas decisiones nosotros mismos. Es ofensivo"

Thom Yorke (Radiohead)

El veto a los conciertos en Israel ya ha provocado que Elvis Costello, Gorillaz o Devendra Banhart cancelen sus fechas en aquel país. Sin embargo, según la oficina de turismo de Israel, Pet Shop Boys, Rod Stewart, Tom Jones, Daddy Yankee, el DJ holandés Armin Van Buuren, Britney Spears o Guns N’Roses son algunos de los artistas que tienen previsto actuar allí en las próximas semanas. A ellos no se les exige que se lo replanteen.

¿Por qué a Radiohead sí, cuando de hecho han ofrecido tres conciertos en Israel con anterioridad? Los firmantes de la carta les piden coherencia. “Dado que Radiohead ha hecho campañas por la libertad del Tíbet, nos preguntamos por qué ibais a desoír una petición para apoyar a otro pueblo bajo ocupación extranjera. Y dado que Radiohead fue cabeza de cartel en un concierto por el 50 aniversario de la Declaración de Derechos Humanos, nos preguntamos por qué ibais a ignorar una llamada a permanecer contra la negación de esos derechos cuando se trata de los palestinos”.

El cantante de Radiohead acaba de responder. En declaraciones a la revista Rolling Stone, Thom Yorke no oculta su indignación: “Hay gente a la que admiro [que ha sido crítica con el concierto] como Ken Loach, a quien nunca se me ocurriría decirle dónde trabajar o qué hacer o pensar (…) Tengo un problema con eso. Es profundamente angustioso que ellos hayan preferido echarnos mierda en público a comprometerse con nosotros personalmente. Es profundamente irrespetuoso asumir que estamos mal informados o que somos tan retrasados que no podemos tomar estas decisiones nosotros mismos. Es condescendiente en extremo. Es ofensivo”.

“Hice todo lo posible para hablar contigo personalmente, y todavía me gustaría tener esa conversación”, le dice el exPink Floyd a Thom Yorke

Yorke no solo afirma estar perfectamente informado de la situación en Israel, sino que revela que un componente de Radiohead, el guitarrista Jonny Greenwood, conoce de primera mano el problema. “Tiene amigos palestinos e israelíes y una esposa judía-árabe. (…) Imagina lo ofensivo que es para Jonny”. Sharona Katam, la esposa de Greenwood, describe así sus orígenes en Twitter: “La familia de mi padre era iraquí, y tuvieron que irse de Bagdad después de 2.000 años de historia allí. Mi madre era de Egipto, mi abuela nació en Jaffa [Israel]. Estoy muy orgullosa de mis raíces árabes y de ser judía al mismo tiempo”.

A modo de réplica a las palabras de Yorke, Roger Waters ha enviado un comunicado a Rolling Stone en el que contradice la versión del cantante de Radiohead, en el sentido de que, según Waters, sí que intentó un acercamiento personal. “El 12 de febrero, con la esperanza de iniciar un diálogo, mandé un email expresando mi preocupación sobre el hecho de que Radiohead estuviera cruzando la línea del movimiento BDS para actuar en Israel”, detalla el antiguo bajista y compositor de Pink Floyd. “Thom contestó unas horas más tarde. Estaba enojado. Había malinterpretado mi intento de iniciar una conversación como una amenaza. Así que lo intenté de nuevo”. El segundo email no obtuvo respuesta. “Hice todo lo posible para hablar contigo personalmente, y todavía me gustaría tener esa conversación”, concluye ahora Waters.

Para complicar más las cosas, un personaje secundario se ha visto entre dos fuegos. Es el caso de Nigel Godrich, productor de todos los discos de Radiohead desde Ok computer y, recientemente, también de Roger Waters. Godrich hablaba agobiado a Rolling Stone: “Las personas a las que se les estaría negando [la música] no están necesariamente de acuerdo con su gobierno. Así que no es una buena idea. Thom y Roger realmente son como dos gotas de agua en ciertos aspectos. Solo discrepan en esto, pero nunca se han conocido. Pero no estoy en medio de Thom y Roger. Joder, no me gustaría estar en medio de esos dos. No”.

La elección de la palabra apartheid por parte del sector crítico no es casual. La segregación racial en Sudáfrica generó una corriente de rechazo entre los músicos desde finales de los sesenta. En 1968, Gram Parsons dejó The Byrds alegando que no estaba de acuerdo con su gira por aquel país. El boicot cultural fue oficialmente aprobado por la ONU en 1980. En 1986, el colectivo Artists United Against Apartheid (con Little Steven, Bruce Springsteen, Bob Dylan, Peter Gabriel, Bono, Miles Davis, Lou Reed, Jackson Browne y otros muchos) publicó como protesta el disco Sun city. En 1986 las críticas le llovieron a Paul Simon, por grabar su álbum Graceland en Johannesburgo con músicos locales.

¿Enfrentamiento de conciencias? ¿Lucha de egos? Sea como sea, si nada lo remedia el próximo 19 de julio, un día después de el rapero Macklemore y una semana antes que los Pixies, Radiohead actuarán en Israel. Según la web de venta de entradas (al precio de 151,66 euros la más barata), solo queda el 1 % del aforo disponible.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información