Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por IGNACIO GOMAR

Los diez himnos del orgullo

Junio es el mes de la celebración del orgullo LGTB en todo el mundo y estos son los clásicos más bailados en estas fiestas año tras año

La cantante Alaska, en el madrileño Parque del Retiro Ampliar foto
La cantante Alaska, en el madrileño Parque del Retiro

Aunque el día oficial es el 28 en conmemoración de los disturbios de Stonewall, las celebraciones del orgullo recorren las principales ciudades del mundo durante todo el mes de junio. Una convocatoria para millones de personas, y no solo gais, lesbianas, bisexuales, transexuales o intersexuales, que celebran la diversidad y defienden la tolerancia y el respeto. Miles de heterosexuales se unen a las marchas, desfiles y como no, a las fiestas en las que cada año suenan las canciones emblema del colectivo LGTB. Son los himnos del orgullo, en su mayoría éxitos de las grandes divas de la música pop aunque también surge alguno del repertorio de una gran banda de rock. Este año el epicentro será Madrid, como sede oficial del World Pride, por lo que en la playlist de 2017 cobran protagonismo los clásicos en español. Hay muchísimos más, pero estos diez himnos nunca pueden faltar en una fiesta del orgullo.

 

10. "Y.M.C.A." Village People, 1978. No todo el mundo conoce la historia detrás de uno de los temas más populares de siempre. Llegó al número 2 en Estados Unidos y al 1 en Reino Unido, y es uno de los 40 sencillos que han conseguido vender más de diez millones de copias en la historia de la música. El título se refiere a la Young Men’s Christian Association (Asociación Cristiana para Hombres Jóvenes), una organización de corte religioso creada para dar cobijo a chavales de barrios marginales. Una de sus principales actividades eran los deportes, y en el argot gay era sabido que sus gimnasios eran uno de los puntos calientes para ligar (hacer cruising). De ahí el homenaje de los Village People, que además incluyeron el tema en su álbum Cruising. La Y.M.C.A. les denunció, aunque retiró la demanda después de llegar a un acuerdo con una buena suma de dinero de por medio. Más allá de controversias, pocas canciones invitan a darlo todo bailando como ésta.

9. “Entender el amor”. Monica Naranjo, 1997. Por si alguien no se había dado cuenta de que la imagen de Mónica Naranjo era la de una diva gay, la catalana lanzó este tema, que desde el título no dejaba espacio a la duda. Jugaba con el “entender”, palabra en clave que se usaba en los años 90 para decir que alguien era homosexual. Si se quería saber si alguien lo era, se le preguntaba: ¿tú entiendes? La letra de la canción, que fue un éxito, retrata a la perfección la situación del colectivo en aquellos años de cambio pero en los que aún se vivía la homosexualidad entre sombras y clandestinidad: “Sal de ti mismo y explora el abismo que al fondo se enciende una luz, esa mirada perdida en la nada buscando lo mismo que tú”. Puede que Desátame haya terminado siendo su canción bandera, pero ninguna otra de Mónica Naranjo es tan gay como Entender el Amor.

8. "It’s Raining Men”. The Weather Girls, 1982. Otro tema estereotípico, con sonido disco, dos voces potentes femeninas, y un estribillo pegadizo a más no poder donde un aleluya celebra que lluevan hombres. El dúo formado por Izora Armstead y Martha Wash tuvieron en esta canción su única presencia en las listas de éxitos. El tema volvió a revalorizarse hace unos años, gracias a la versión de la ex Spice Geri Halliwell y su presencia en la banda sonora de la película El diario de Bridget Jones.

7. "Dancing Queen”. ABBA, 1976. Con las palabras ‘reina’ y ‘baile’ en el título es imposible que una canción no termine siendo un himno gay. Este número uno de ABBA resiste como pocos el paso del tiempo. Una curiosidad: Björk declaró que para ella, Dancing Queen es la mejor canción de la historia de la música.

6. "I Want to Break Free”. Queen, 1984. Cuatro hombres de pelo en pecho, barba y bigote, vestidos de amas de casa haciendo sus labores mientras reclaman libertad sin soltar el aspirador. La canción más gay de Queen curiosamente no fue escrita por Freddie Mercury, y terminó siendo un himno global, que lo mismo puede cantarse en un bar de hooligans ingleses que en una despedida de soltero. Pero que no falta en ninguna celebración gay, por supuesto.

5.- Baloncesto. La Prohibida, 2015. En menos de dos años este éxito de la diva de Chiclana de la Frontera (Cádiz) se ha convertido en el último himno gay del público hispanohablante, con una gran acogida en México, Colombia, Perú o Argentina. Un clásico del electropop que no falta en las fiestas y bares de ambiente de España cada fin de semana. Imagen de uno de los grandes festivales del Madrid World Pride, el Viva Pop, La Prohibida deleitará a sus fans a final de mes con sus éxitos. Y sobre todo con este himno, que ha terminado apareciendo en vídeos de programas deportivos en los que los balones de baloncesto no son corazones enamorados sino que se cuelan por las canastas.

4. "Born This Way”. Lady Gaga, 2011. Tras el éxito masivo de The Fame Monster, Lady Gaga anunció que su siguiente disco sería uno de los mejores jamás creados. Lo que se encontró la neoyorquina fue una gran polémica nada más ver la luz el primer single que también daba título al disco. Born This Way fue inmediatamente comparado al himno gay de Madonna de 1989 Express Yourself, pero Gaga consiguió salir airosa y alcanzó el número uno. Es una clásica oda pop a la libertad, con referencias explícitas a la comunidad LGTB: “No importa que seas gay, hetero o bi, lesbiana o transgénero, estoy en el camino correcto, nací para sobrevivir”. Además de una referencia de la lucha contra el acoso escolar o bullying, Born This Way se considera el primer gran himno gay de la generación millennial.

3. “Vogue". Madonna, 1990. Podría hacerse una lista solo con clásicos gais de Madonna, pero Vogue permanece 27 años después de su lanzamiento como su tema más icónico para el colectivo. Sigue sonando tan moderna como en 1990, cuando arrasó en todo el mundo y millones de personas bailaban la coreografía que imitaba las poses de las modelos. Madonna se inspiró en los pasos que ejecutaban hombres gays negros en los clubs nocturnos de Nueva York, y le añadió el glamour de las estrellas de la época dorada de Hollywood y una base dance que inauguraba una década única para la música de baile. Eterna.

2. "I Will Survive”. Gloria Gaynor, 1978. La canción gay por excelencia vivió su particular paradoja hace unos años, cuando el colectivo LGTB acabó indignado con Gloria Gaynor. La diva, convertida en una ferviente católica, aseguró que su canción más emblemática era mucho más que un himno para homosexuales, y que fue un regalo que le hizo Dios. Recientemente también se negó a que fuese usada como himno anti Trump. Gaynor, en un concierto en West Hollywood, llegó a exigir que retirasen a los bailarines ligeros de ropa. Pese a todo, I Will Survive permanece como un imprescindible de las fiestas gais por los siglos de los siglos.

1.- A Quién Le Importa. Alaska y Dinarama, 1986. Han pasado tres décadas y nadie ha conseguido desbancar a este clásico de Alaska como la gran canción gay en español. Compuesta por Carlos Berlanga, cuentan que al terminarla anotó a pie de página “éxito seguro”, pero que jamás pensó que se convertiría en un himno. Con una letra considerada como una de las mejores sobre afirmación personal jamás escritas, sigue tan vigente como el primer día, ya que aún hoy hay que lamentar episodios de intolerancia y agresiones homófobas. 31 años después, una versión coral de A quién le importa será el himno oficial del WorldPride Madrid 2017, interpretado por Marta Sánchez, Bibiana Fernández, Alberto Jiménez de Miss Caffeina o la propia Alaska, entre otros.

 

Más información