Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva teniente Ripley: "Los protagonistas de alien son gente normal, no superhéroes"

Katherine Waterston está al mando en 'Alien: Covenant', el regreso de Ridley Scott a la saga espacial que se estrena este 12 de mayo

Esta es una de esas entrevistas con truco. Hecha dos meses antes del estreno de Alien: Covenant, después de haber visto solo un tráiler y una escena larga, ¿qué se puede preguntar? La entrevistada, Katherine Waterston, protagonista junto a Michael Fassbender —que retoma su papel de Prometheus como el androide Walter— tampoco ha visto el resultado final y, aunque lo hubiera hecho, si nos dijera algo le caería un buen rapapolvo de su director, Ridley Scott.

Sabemos que Waterston interpreta a Daniels, una científica que viaja investigando otros planetas, y que ella, algo tímida y conformista, acabará al mando, pero no sabemos ni por qué, ni por cuánto tiempo. Sabemos que es una sucesora de Elizabeth Shaw (Noomi Rapace) en Prometheus, y antecesora de la mismísima Teniente Ripley (Sigourney Weaver) en la saga original de Alien. Pero ninguna de las dos le han servido como inspiración para su personaje, que ha creado a partir de una mezcla entre el James Bond de Daniel Craig y los libros de Joan Didion.

"Nadie te enseña lo doloroso que puede ser el rechazo. Acabas pensando que no eres buena"

Sí, así es Katherine Waterston, la mujer que volvió loco a Joaquin Phoenix en Puro vicio y desde entonces ha enlazado un gran proyecto con otro: de la potteriana Animales fantásticos a Logan lucky, de Steven Soderebergh, y The current war, junto a Benedict Cumberbatch y Michael Shannon. Tener un padre actor, Sam Waterston, no le dio ninguna facilidad a esta actriz que ha alcanzado el éxito bien metida en los 30. Por eso, sabe cómo resolver una entrevista en la que no puede hablar de ninguna de las películas que tiene pendientes.

Sin haber visto la película, ¿qué puedes contar de Daniels?

Es una mujer competente y exigente. Le gusta su trabajo. Trabaja duro y confía en ella misma, no necesita que nadie se lo diga. Le gusta lo que hace y es buena en ello. Al principio de la película está satisfecha con su puesto, es la tercera al mando. No es la jefa, pero tampoco quiere serlo. No hay una lucha de poder, pero según va viendo que se toman decisiones que le parecen imprudentes, ella va involucrándose más. Y, después, las cosas se ponen muy feas y toda su fuerza interna emerge. Una fuerza que, hasta ese momento, creo que desconocía o, al menos, no tenía confianza en ella. La gente no va por ahí diciendo qué valiente es. En realidad, todos nos preguntamos si, cuando nos encontremos en situaciones peligrosas, podremos reaccionar bien, pero no sabemos si somos valientes o cobardes hasta que nos ponen a prueba. En el caso de Daniels, descubre que tiene una claridad para reaccionar ante el peligro que desconocía.

¿Te ha pasado eso a ti? ¿Has descubierto en estos años desde Puro vicio que tenías unas cualidades que desconocías para hacer frente a la fama?

Sí. Como cualquiera, no sabes de qué estás hecha hasta que te ponen a prueba. Yo no sé si soy capaz de interpretar un papel hasta que lo he hecho. En parte por eso creo que este oficio del show business es tan complicado: cuando vas a un casting tienes que convencer a un grupo de personas de que puedes hacer algo que nunca antes has hecho. Siempre he pensado que era absurdo. ¿Cómo voy a convencer a alguien de que sé cómo hacer algo aunque sepa que no sé cómo? ¡Si lo descubres mientras lo haces! Lo único que te queda es crecer con cada papel que interpretas… pero también hay cierta confianza en ti misma que es imposible que desarrolles si no estás trabajando con frecuencia. Porque si no consigues papeles acabas creyendo que no serás capaz de sacar ninguno adelante. Por eso tener desafíos está bien.

La nueva teniente Ripley: "Los protagonistas de alien son gente normal, no superhéroes"

Es fácil compararla con Ripley, ¿ves a Daniels como la nueva heroína de acción?

Lo que a mí me gustaba del Alien original es que todo el mundo parecía gente normal. No eran superhéroes. Harry Dean Stanton se pasaba fumando toda la película y lleva una camisa hawaiana. Creo que eso fue la clave para que diera tanto miedo, eran gente normal que no parecía tener las habilidades necesarias para algo así, pero las encontraron para luchar contra esa amenaza. Yo quería transmitir esa misma idea. Entrené y me puse en forma, pero solo lo suficiente para no hacerme daño en las escenas de acción. No quería parecer una guerrera, porque Daniels no lo es. Ella es una científica. Era importante para mí que nunca pareciera que fuera a sobrevivir a algo así. De hecho, más que en Ripley pensé en Daniel Craig como James Bond. Me encanta que, a menudo, parece que no cree que vaya a salir vivo de ahí, se intuye su preocupación. Eso lo hace humano. Puede que acabe siendo una heroína al final de la película, pero es circunstancial: Daniels no es más que una chica corriente.

¿Es cierto que también te inspiraste en los libros de Joan Didion para preparar el personaje?

Sí, me ayudaron mucho. Tiene que ver con el dolor por la pérdida. Y hasta ahí puedo contar… si sigo ya estoy dando demasiadas pistas. Pero sí, soy una gran fan de Joan Didion desde hace años y sus libros me acompañaron durante todo el rodaje, volvía a ellos constantemente.

¿Te dijo Ridley Scott por qué te llamó?

Porque me vio en Puro vicio.

¿Y te ofreció el papel o tuviste que hacer casting?

"Los protagonistas de Alien son gente normal. No sabes si eres valiente hasta que te prueban"

Tuve que pasar por un casting. Le conocí, pero no me dijo para qué papel me quería, aunque me hizo leer a Daniels. Yo entonces estaba rodando Animales fantásticos, así que tuve que grabarme la prueba con Ezra Miller. Y justo por esa prueba Daniels lleva ese pelo.

¿Cómo fue eso?

Porque mi personaje en Animales fantásticos lleva el típico corte de pelo de los años veinte y a Ridley le gustó para Daniels.

Después de Puro vicio y, además de Alien, tienes otras cuatro películas gordas por estrenar, con Soderbergh, con Benedict Cumberbatch… y seguir con la saga Animales fantásticos. ¿Qué has aprendido estos años?

Dios, soy tan lenta procesando lo que me ocurre... Estoy tan metida en esta nueva fase de mi vida que no sé si tengo perspectiva aún. Tengo la sensación de que aún estoy saliendo del instituto. Aunque a lo mejor también me estoy inventando una excusa para esquivar tu pregunta. Quiero decir que una de las cosas más frustrantes sobre querer ser actor y no conseguir trabajo es que sabes seguro que solo serás mejor si te dan trabajo. Si eres un pintor y nadie compra tus obras, puedes seguir pintando. Para un actor no es imposible seguir actuando, pero es realmente complicado aprender sobre tu oficio si nadie piensa en ti… Tienes que estar en un rodaje para ver cómo funciona todo. Tienes que subirte a un escenario para saber qué es la interacción con tus compañeros y con el público, no puedes aprender eso en tu casa. Así que cada minuto que he pasado en rodajes estos años he aprendido algo. Hice una obra en Nueva York con un actor cuyo primer trabajo fue con Marcel Marceau. ¡Con Marcel Marceau! Quiere decir que estoy abarcando conocimiento de casi un siglo.

Hablas de la profesión y de los castings como algo frustrante, ¿es por lo que te ha costado llegar hasta aquí?

Hay algo frustrante en actuar porque no es tangible, no es como diseñar un vestido, una taza o algo así. Tienes la película, vale, pero no es lo mismo. Y a mí me resulta satisfactorio "hacer" cosas. Recuerdo que en el instituto me hice un vestido, que luego acabó destrozado en la lavadora, pero me sentí muy realizada. Me gusta hacer cosas. He pasado por distintas etapas raras en mi vida. Estudié cerámica japonesa, por ejemplo. Mi cuñada es noruega y cuando tenía 19 años me enseñó a hacer punto, no puedo hacerlo como ella pero no soy mala. Puedo hacer cosas básicas, como cocinar. No sé, todo lo que sea hacer algo y ver un resultado me gusta. Como actor, por ejemplo, mucha parte de tu trabajo es ir a castings y castings y no ves un resultado a eso, simplemente te preparas y no hay respuesta. Y debería haber una respuesta.

De ahí nace esa inseguridad de la que hablabas…

Nadie te enseña lo difícil o doloroso que puede ser el rechazo continuo. Cuando haces tantos castings y no consigues nada, acabas pensando que no eres lo suficientemente buena. Pero a veces consiste solo en estar ahí en el momento adecuado, porque una audición puede ir mal por mil razones ajenas a ti. Pero tampoco me quejo. Como te decía, aprendo despacio, así que me siento afortunada de que todo este éxito me haya llegado a estas alturas. Porque si ya me parece abrumador, no quiero pensar lo que puede ser cuando tienes veintipocos años o menos.

¿Tienes algún truco para cambiar el chip tan rápido de un papel a otro siendo además tan diferentes?

No, a veces desarrollas una especie de intuición sobre lo que necesitas para el trabajo, y a veces no. En el teatro he llegado a hacer dos obras al mismo tiempo: ensayaba una por la mañana y representaba otra por la noche durante dos semanas. Cuando se acercaba, pensé que no podría hacerlo: no puedo pensar en Chéjov durante el día e interpretar a una mujer depresiva por la noche… Tú misma puedes ser tu peor enemiga en esos casos. Pero cuando estás obligada a hacerlo por las circunstancias te das cuenta de que estás más preparada de lo que crees. Además, cuando te gustan los proyectos todo es más fácil y si trabajas con un buen equipo, confías en ellos y ellos confían en ti. Por eso la gente tiene familia y forma parte de una comunidad. Citando a Hillary Clinton: "Juntos somos más fuertes". Creo de verdad en eso.

Alien: Covenant se estrena en cines el 12 de mayo.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >