Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La calle habla: cazadoras y hombros al aire

Departamentos de venta de firmas como Mango y Promod cuentan cuáles son las prendas más vendidas de esta primavera para conocer qué lleva realmente la gente

Una modelo con uno de los diseños de Christian Dior de su colección primaveraverano 2017.
Una modelo con uno de los diseños de Christian Dior de su colección primavera/verano 2017.

Según TagWalk, el Google de la moda, el rosa es el color de la primavera-verano 2017. Este motor de búsqueda, inventado por la parisina Alexandra Van Houtte, de 27 años, indexa miles de fotos de pasarela que permiten saber qué tonos, prendas, tejidos y motivos se han repetido más durante la temporada. Edited, la empresa capaz de pronosticar mejor que cualquier agencia de tendencias lo que la gente comprará en las tiendas, apuesta también por este color y destaca como silueta clave los diseños con mangas abullonadas.

Vestidos floreados, tejidos plisados, monos, leggins, lentejuelas, hombros redondeados y vestidos camiseros son algunas de las piezas que se repitieron en las propuestas durante las semanas de la moda del pasado septiembre y que llenan las páginas de estilo de las publicaciones de moda. Pero, aunque la pasarela dicta, la calle manda, y no siempre las prendas que captan la atención de editores y prensa especializada logran trascender a los consumidores. De toda esta amalgama de propuestas, ¿qué está comprando realmente la gente hoy?

Desde el departamento de ventas de Mango, una de las principales empresas de moda rápida españolas, informan de que una de las prendas más vendidas es la cazadora perfecto, “que ya es un básico”, indican. Esta chaqueta de piel que puso de moda el actor Marlon Brando continúa siendo un best-seller que se reinventa: “Sus reinterpretaciones en los colores de moda son un auténtico hit de la temporada”, explican desde la firma. Como la famosa chaqueta amarilla de Zara. María Grazia Chiuri la sacó también teñida de rojo pasión en su debut para Dior.

Vestido crudo con botones negros de la nueva línea Commited, de Mango.
Vestido crudo con botones negros de la nueva línea Commited, de Mango.

Dentro de la lista de grandes éxitos de Mango, destaca también un vestido crudo con botones negros de la nueva línea Commited, su primera incursión en moda verde. “Es un vestido con un corte bastante especial que, sin embargo, se está convirtiendo en un superventas, sobre todo a nivel online”. De hombros redondeados, recuerda a las prendas prácticas de Céline y Stella McCartney y al valioso legado de la diseñadora estadounidense Claire McCardell. Por otra parte, la tendencia de hombros al aire y volantes, que ya despegó el verano pasado, continúa pegando fuerte esta temporada, mostrando que la fórmula sigue lejos de agotarse.

En la firma francesa Promod, los monos, las camisas de hombro descubierto y las camisas anudadas a la cintura son las más vendidas, mientras que el denim, el popelín y el lino son los tejidos que destacan. Da la sorpresa el trench, una prenda que vuelve a estar de moda gracias a Demna Gvasalia, quien lo recuperó en Balenciaga y Vétements: “En su versión sahariana está funcionando muy bien en todas nuestras boutiques”, detalla Promod. En Kling, una firma de diseño español, triunfa el vestido camisero y el baby-doll con vuelo; dos prendas que siempre aparecen en la lista de los más vendidos: “No importa que sean o no tendencia, este tipo de corte es, sin duda, el favorito de nuestras clientas”, explica el departamento de comunicación de la marca.

Vestido de Promod con hombros descubiertos.
Vestido de Promod con hombros descubiertos.

Otras de las piezas que escalan posiciones en ventas son aquellas que llevan estampados “de nubes, arco iris y gráficos geométricos”, cuentan. El rosa es un color recurrente en Kling, aunque si hay uno que persiste imbatible en la lista de sus grandes éxitos es el azul marino. Los que acumulan más cifras de venta en Promod son el amarillo, el blanco y el rojo. En mango, repiten el primero, pero cuentan que “el blanco y el negro siguen siendo los más vendidos”. Sí a las tendencias, pero con cautela. Lejos de estridencias, en la calle parece que ganan las prendas más cómodas y sencillas.