Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La ortografía está de luto

La ortografía está de luto; al asesinato de las haches, al travestismo de las uves y las bes, y al secuestro de puntos, comas y acentos, se le añade ahora, a modo de puntilla, la decapitación de la letra capital. ¿Se han fijado ustedes que ya no se estila poner mayúsculas al comienzo, ni tampoco después del punto, y menos para señalar nombres propios o apellidos? El espíritu nivelador que empapa nuestro tiempo, asociado al auge del whatsappismo, ha fulminado cualquier vestigio de jerarquía a nivel de ortografía, y ahora todo se escribe en minúsculas para que ninguna letra destaque por su particular grafía.

Al fin y al cabo, que más da Rosa que rosa si todo suena igual aunque huela diferente. Ni una letra por encima de las demás: esta es la consigna igualitarista.

Y con esta idea en mente, poco queda también para que tilden a las íes de golpistas o antidemocráticas por tener un punto que sobresale. A este paso, a las mayúsculas, para sobrevivir y dar señales de vida, solo les quedarán los crucigramas. Pero no perdamos la esperanza. Con minúsculas.— Ignasi Castells Cuixart. La Garriga (Barcelona).

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS