Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tecnología para mejorar la convivencia escolar

Brave Up es una aplicación móvil con el objetivo de impedir el acoso y mejorar la relación de los alumnos en los centros docentes

Paula Bañuelos es la encargada de traer a España Brave UP, una herramienta ideada en Chile para mejorar la convivencia en las aulas: "Se trata de una aplicación para móviles y ordenadores que integra servicios para padres, profesores y alumnos y que cuenta con un canal de comunicación privada especial que ayuda a acabar con el acoso escolar". Su impulsor es Álvaro Carrasco, chileno de 28 años, un ingeniero comercial y emprendedor comprometido con la calidad educativa.

Brave up

Tecnología para mejorar la convivencia escolar

Fundador: Paula Bañuelos, 34 años.

Estado: En activo.

Localización: Madrid.

Ámbito: Educación.

Idea: Aplicación para móviles.

Web: http://www.braveup.cl

La app trabaja de forma creativa con tres factores: la comunicación, el conocimiento y la prevención. Cuenta con servicios como un calendario, un tablón de anuncios, seguimiento escolar o muros al estilo de una red social. Además ofrecen apoyo a los orientadores de cada centro para mejorar las dinámicas de convivencia. Pero su función clave es el llamado botón "Brave UP". Cualquier miembro de la comunidad escolar puede contar con un canal de comunicación interno y privado al alcance de la mano. A través de este, se podrán enviar notificaciones ilimitadas sobre las actividades docentes y no docentes, eligiendo a qué personas se desea informar. Eso permite comunicar de forma confidencial situaciones de acoso propias o ajenas. Además, gracias al flujo comunicativo e interactivo, se pueden detectar con facilidad los problemas o desfases que se producen en la organización e iniciar procesos de mejora y solución.

Brave UP ofrece estos servicios mediante una suscripción anual a cada centro escolar. "El precio es de un euro por alumno, así se pondera el tamaño y las necesidades de cada colegio", explica Paula Bañuelos. Dentro de esa cantidad están incluidas todas las funciones de la aplicación y el apoyo a los orientadores: no hay una versión premium. La red de Brave UP integra en la actualidad a más de doce colegios y cerca de 10.000 alumnos en Chile.

El proyecto, premiado como Mejor Emprendimiento Social de América en 2014 en la competición TIC Américas, inicia ahora su fase de expansión en España. En este proceso trabaja Paula Bañuelos. “Nuestro objetivo de aquí a fin de curso que los centros conozcan la aplicación y nos expresen sus opiniones y necesidades. Estamos preparados y dispuestos, por supuesto, a ajustar nuestro trabajo y el uso de la herramienta a las necesidades específicas de los colegios”, explica.

Más información