Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Literatura

Miami y Sitges en la poesía de Juan Ramón Jiménez

Paisaje, espacios arquitectónicos y urbanos son parte esencial de la obra del Premio Nobel de Literatura de 1956

La Generación del 45 en ocasión de la visita del poeta Juan Ramón Jiménez. Ampliar foto
La Generación del 45 en ocasión de la visita del poeta Juan Ramón Jiménez. Wikimedia Commons

Acaso uno de los aspectos menos conocidos de la obra del premio Nobel de literatura Juan Ramón Jiménez sea su relación con la arquitectura y la ciudad. Esta relación queda especialmente patente en el “Fragmento Tercero” de Espacio, poema cumbre de Juan Ramón Jiménez cuya versión definitiva se publicó en 1954 y en el que aparecen diversas referencias a la localidad de Sitges:

¡Qué estraño es todo esto, mar, Miami! No, no fue allí en Sitjes, Catalonia, Spain, en donde se me apareció mi mar tercero, fue aquí ya; era este mar, este mar mismo, mismo y verde, verdemismo; no fue el Mediterráneo azulazulazul, fue el verde, el gris, el negro Atlántico de aquella Atlántida. Sitjes fue, donde vivo ahora, Maricel, esta casa de Deering, española, de Miami, esta Villa Vizcaya aquí de Deering, española aquí en Miami, aquí, de aquella Barcelona. (….). (y quien habría de pensarlo cuando yo, con Miguel Utrillo y Santiago Rusiñol, gozábamos las blancas salas soleadas al lado de la iglesia, en aquel cabo donde quedó tan pobre el “Cau Ferrat” del Ruiseñor bohemio de albas barbas no lavadas).

Concretamente se refiere a los edificios de Maricel, Cau Ferrat y otros anexos y a sus moradores: el pintor y escritor Rusiñol, los pintores Casas y Utrillo y el coleccionista americano Deering, propietario además de Villa Vizcaya en Miami. Ambos emplazamientos, frente a dos mares muy distintos, sirven como apoyo espacial poético para establecer comparaciones y paralelismos espacio-temporales.

Los espacios del baluarte de Sitges, donde se ubican los edificios y sus contenidos artísticos y el paisaje de su entorno tienen en el texto su correlación con los espacios de la Florida que Juan Ramón Jiménez incluye en el poema. Estos últimos fueron durante unos años su lugar de residencia en los Estados Unidos.

Sitges, localidad costera cercana a Barcelona, ha sido tradicionalmente turística y cosmopolita, especialmente a partir de que artistas como Santiago Rusiñol, pintor y escritor encuadrado en el Movimiento Modernista la convirtieran en centro de actividad cultural. Este movimiento se distinguía por el redescubrimiento del arte antiguo y de la naturaleza. Como parte de esta operación Rusiñol y sus allegados, ya en 1893, iniciaron la rehabilitación de distintas casas de pescadores situadas en el Baluarte de Sitges con la finalidad de reunir sus colecciones y celebrar sus encuentros. A ellos se sumó a partir de 1912 el excéntrico millonario de Chicago Charles Deering adquiriendo y reformando un antiguo hospital medieval y otros edificios adyacentes en estado de semi ruina. Con todo ello se consiguió crear un espacio urbano excepcional por su situación como enclave geográfico y su densidad de edificios históricos reutilizados para usos culturales y de ocio. Una especie de Acrópolis para las Musas. Por lo que respecta a Coral Gables en Miami, contrapunto a Sitges en el continente americano y lugar de residencia del poeta durante años, no podríamos encontrar mejor descripción que la que él mismo hizo:

Es un arrecife de coral que se representa como una línea horizontal, recta. Pues Bien: esa línea y ese paisaje me hicieron concebir según es el poema Espacio, de horizontes ilimitados, sin obstáculos; da la impresión de que podría seguir sin fin, continuamente(....) yo lo compararía también con un friso. Miami es como el poema: llano, amplio, sin una colina ni un obstáculo que se oponga a la vista; todo es espacio abierto, libre.

Los edificios de Deering, conocidos como Maricel y el Cau Ferrat, de Rusiñol, donde este artista instaló sus propias colecciones, concentran tal abundancia de elementos históricos recuperados incluso de otras edificaciones ajenas que el conjunto tiene algo de pastiche a modo de muestrario de ventanas y motivos decorativos. En cuanto a Villa Vizcaya, segunda residencia de Deering en Miami, se trata de una inmensa mansión con jardines imitando el estilo barroco italiano que su propietario encargó construir de nueva planta y también repleto de antigüedades.

Al hilo de su discurso poético autobiográfico, el poeta rememora todos estos edificios estableciendo una conexión espacio-temporal entre los dos continentes. El área residencial de Coral Gables, donde se establece Juan Ramón Jiménez a su llegada desde Cuba, está construida a su vez en un estilo un tanto barroco en este caso inspirado en una cierta interpretación de la arquitectura española e incluso más concretamente andaluza, que se conoce como estilo “Spanish”, a cuya conformación contribuyeron en gran parte algunos decorados de Hollywood.

Por lo que se desprende de sus escritos y de algunas referencias biográficas, Juan Ramón Jiménez mostró interés por la arquitectura y por la ciudad y su imagen, ya fuera por la de su tierra natal, Andalucía y en concreto Moguer, por la de Madrid, donde vivió, por la de Nueva York y finalmente por la de Miami, además del caso puntual de Sitges. Su criterio parece ser de considerable exigencia estética y así lo manifestó en numerosas ocasiones.

Por otro lado se puede hablar de una especial relación de Juan Ramón Jiménez con la edificación en el episodio de la construcción de la nueva residencia de estudiantes de Madrid, con dedicación diaria a la supervisión de la obra. Este papel del poeta se correspondería en cierto modo con el de Rusiñol y Utrillo emprendiendo y supervisando las obras de rehabilitación de los edificios del Baluarte de Sitges y con el de Deering impulsando la construcción de Villa Vizcaya en Miami. Todos estos personajes expresan su inquietud artística por medio de la escritura, la pintura y el coleccionismo según los casos, pero además los hacen a través de los espacios arquitectónicos que contribuyen a crear ya sea ex novo o a partir de unas determinadas preexistencias. Juan Ramón Jiménez posee además de interés por estos temas unas acusadas dotes de observación de cuanto se refiere a la experiencia personal o vivencia de los espacios arquitectónicos y urbanos que se refleja en su producción poética.