Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación para las niñas, la última cruzada de los famosos

Más de 80 'celebrities' firman una carta abierta dirigida a los líderes mundiales y promovida por la organización ONE, fundada por Bono, el vocalista de U2

De izquierda a derecha: Blake Lively, Bono y Lady Gaga.
De izquierda a derecha: Blake Lively, Bono y Lady Gaga.

Algunas de las figuras más destacadas de Hollywood se han unido en una nueva lucha por una buena causa. Blake Lively, Lady Gaga, Natalie Portman, Ryan Reynolds y así hasta 81 celebrities —entre las que también están periodistas de referencia como Arianna Huffington y empresarias como la consejera delegada de Facebook Sheryl Sandberg— han firmado una carta abierta en la que recuerdan a los líderes globales la importancia de mejorar el acceso y la calidad de la educación de las mujeres alrededor del mundo, especialmente en los países con pocos recursos. La iniciativa ha sido promovida por la organización ONE, fundada por el cantante Bono en 2004, que también tiene iniciadas otras campañas sobre atención sanitaria y agricultura.

La campaña circula en las redes sociales bajo el hashtag #PovertyIsSexist (la pobreza es sexista, en español) y alude a las estadísticas que muestran que en los países más pobres la educación se niega a las niñas con más frecuencia que a los niños: hasta 130 millones de niñas en edad escolar no tienen acceso a la formación. Además, la misiva señala que cada año de escuela que una chica completa incrementa sus ganancias futuras, “lo que es bueno para su familia, su comunidad y su país”. Casi 120.000 personas han firmado este alegato, ya que además de los famosos que lo respaldan cualquier ciudadano puede añadir su nombre a la lista accediendo a la web de ONE. Allí estará disponible hasta el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, cuando se enviará oficialmente a los líderes mundiales.

La implicación de los famosos ayuda a que se preste más atención a iniciativas como esta y que se compartan más fácilmente; estos se implican cada vez más abiertamente en defender causas globales y denunciar situaciones que consideran injustas. En los últimos meses, Hollywood se ha unido para levantar la voz sobre distintos problemas sociales y políticos. Los discursos de actores, actrices y cantantes en las recogidas de premios, además de agradecer, reivindican. Conscientes de su poder e influencia, muchos aprovechan el micrófono y la audiencia de millones de personas que tienen sus ojos puestos en ellos para denunciar las injusticias políticas, las brechas de género en Hollywood, la situación de los refugiados, el acoso o los derechos de la mujer.

Solo en el último mes, tres discursos de agradecimiento por un galardón se han hecho virales. Meryl Streep habló durante los últimos Globo de Oro sobre la importancia de la inclusión social y el daño que el racismo puede hacer a una industria multicultural como la de Hollywood, en una crítica directa a las políticas de Donald Trump. También Madonna ha criticado el “sexismo descarado, la misoginia y el abuso” en la industria del entretenimiento, y en los Critics Choice Awards, la actriz Viola Davis reivindicó la importancia de aceptarse a uno mismo para vivir plenamente y de “abrazar y tratar con cariño a la persona que eres”.