Que tu hijo vea series de superhéroes no tiene el efecto que esperas

Los expertos explican que los niños en edad preescolar absorben más los comportamientos agresivos que la idea de defender a otros

Niño se disfraza de superhéroe.
Niño se disfraza de superhéroe.Cordon.

Siempre ha existido la creencia de que los niños que ven películas y dibujos animados de superhéroes fomentaban buenas cualidades, como son la generosidad, la solidaridad y el compañerismo. Que la idea de contar con talentos especiales les hacía mejor personas y se dejaba de lado el individualismo para pasar a un pensamiento más global, de cooperación. Pero una última investigación, elaborada con niños y niñas de preescolar, no ha obtenido los resultados esperados.

Publicada en la revista Journal of Abnormal Child Psychology, las conclusiones indican que “muchos niños y niñas de preescolar -de tres a cinco años- ven series de superhéroes y muchos padres creen que hacerlo ayudará a sus hijos a defender a otros y ser mejores, pero nuestro estudio ha demostrado justo lo contrario”, explican los expertos en un comunicado. “Los niños a esta edad absorben más los comportamientos agresivos que la idea de defender a otros”, agregan.

La muestra abarcó a 240 niños y fueron sus padres los que valoraron el nivel de compromiso que tenían sus hijos con los superhéroes, tanto en lo referido a las horas de visionado como sobre cuánto se sentían identificados con algún superhéroe. Por otra parte, los niños fueron preguntados sobre 10 superhéroes populares, sobre los que tenían que responder cuál era su favorito y qué les gustaba de ellos.

El 20% asoció su superhéroe favorito con algún tipo de habilidad violenta. "Por ejemplo, es grande y puede golpear'", revela la directora de la investigación Sarah Coyne, profesora de la Universidad de Brigham Young (Utah, EE UU).  "O es un héroe grande y puede pegar", continúa. Otro niño aseguró, por ejemplo, que el Capitán América era su superhéroe favorito porque "podía matar". Un 70% fue meramente descriptivo con sus ídolos: "Me gusta porque es grande y fuerte o porque mola y puede volar". Y solo un 10% mencionó capacidades propias de los héroes como es, por ejemplo, la defensa de los demás. 

Según la investigadora, cuando los pequeños de preescolar se identifican con un superhéroe tienden a ser más agresivos tanto emocional como físicamente. “Ni son más protectores de aquellos niños que sufren acoso ni son más prosociales”.

El efecto de las princesas Disney en los niños

La misma autora decidió estudiar el año pasado cuáles eran los efectos de la cultura de las princesas Disney en los niños, “encontrando que la perpetuación de estereotipos podía tener efectos secundarios importantes y dañinos”. Al igual que entonces, la experta no sugiere que los padres tengan que eliminar totalmente el visionado o compromiso de sus hijos con los superhéroes, “pero hay que tener moderación". "De forma que los pequeños también hagan otro tipo de actividades y los superhéroes solo sean otra más que les gusta hacer”.

Si se exceptúa dormir, trabajar o estudiar, ver la televisión es la actividad a la que se dedica mayor tiempo, de hecho, supone el 16% del día como promedio. En el grupo infantil de 4 a 12 años, la media es dos horas y cinco minutos al día, según el último Estudio Barlovento de 2016.

No hay que tener miedo de conversar con los niños sobre los puntos positivos y negativos de las series o dibujos animados que consumen. ”Muchas veces, los pequeños no captan lo bueno de sus héroes porque las tramas son muy complejas o no están hechas para niños tan pequeños, ya que incluyen una mezcla de escenas violentas y prosociales muy difíciles de discernir para ellos”, explica Coyne.

La finalidad de la investigación no es prohibir “que nuestros hijos vean series o películas de superhéroes, ya que puede ser algo mágico para ellos", reitera. "Pero hay que tener en cuenta que el exceso de consumo es perjudicial y que los resultados muestran que el mejor camino es el equilibrio y que podamos hablar con ellos de los efectos y consecuencias que tiene ser fan de sus superhéroes favoritos”, concluye la investigadora.

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS