Escucha a tu hijo

Atender a sus razones es fundamental para que los pequeños se sientan comprendidos y entiendan lo que han hecho bien o mal

Muchas veces intentamos razonar con nuestros hijos y no nos entienden. Otras, les gritamos o elevamos la voz con el fin de conseguir un objetivo y ellos hacen justo lo contrario. Hay situaciones en las que nuestros hijos hacen algo bueno o malo y no lo saben, no son conscientes. Y nosotros no sabemos como comunicárselo. Para lidiar con ello, muchos expertos recomiendan la escucha activa que tiene como objetivo principal que el niño se sienta comprendido.

Situación: Niño rompe jarrón del salón. Los padres se dan cuenta.

En primer lugar, los expertos recomiendan acercarse al pequeño, ponerse a su altura y mirarle a los ojos. Tras este paso, lo mejor es preguntarle cómo se siente y averiguar si sabe que ha hecho algo mal. Después, le transmitimos como nos sentimos nosotros, hasta que el niño entienda lo ocurrido y pida perdón o muestre algún gesto para solucionar lo acometido.

En este vídeotutorial, te damos más pautas para entrenar la escucha activa. Psicólogos y educadores nos muestran como aplican esta técnica en su día a día y dan consejos a los padres para lidiar con diversas situaciones en casa.

Tres trucos: escuchar, razonar y aplicar la empatía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS